Al volante del Mazda MX30, un coche eléctrico minimalista y diferente
  1. Motor
CON MOTOR DE 145 CV Y 200 KM DE AUTONOMÍA

Al volante del Mazda MX30, un coche eléctrico minimalista y diferente

Por sus dimensiones y autonomía es un coche pensado para su uso en ciudad que aporta un estilo muy diferente

Mazda siempre hace las cosas de una manera diferente al resto de fabricantes de automóviles, y, como no podía ser de otra forma, ha hecho exactamente lo mismo con su primer vehículo 100 % eléctrico, el Mazda MX30, que ahora se lanza al mercado español. Un vehículo con una estética muy diferente, de dimensiones todocamino por su mayor altura libre al suelo, pero que destaca por un sistema de puertas que abren en sentidos opuestos. Está a la venta desde 27.665 euros con plan Moves y campaña de lanzamiento incluidos y hemos podido conducirlo por los alrededores de Madrid.

Mazda, una compañía que cumple este año su centenario, ha dado un gran paso adelante con el lanzamiento de su primer vehículo eléctrico, el MX30, que será el primero de una saga de modelos cero emisiones que llegarán uno nuevo cada año. Y lo hace con un modelo muy rompedor en todos los sentidos que hemos podido probar en una primera toma de contacto realizada por Madrid. Un vehículo que sorprende, se mire por donde se mire.

Por un lado encontramos un coche con unas dimensiones y una estética completamente diferente al resto de coches del mercado, sobre todo si analizamos el segmento de los coches urbanos. Tiene las dimensiones de un todocamino, sobre todo por su mayor altura libre al suelo, pero al mismo tiempo tiene muchos detalles que le hacen único.

Por ejemplo su sistema de apertura de puertas en sentido contrario. Esto permite que se pueda acceder al interior de una manera muy cómoda. Se abre la puerta delantera como en el resto de vehículos, pero una vez abierta, se procede a abrir la trasera hacia atrás, lo que permite un fácil acceso. Es innovador también por su interior minimalista cargado de detalles, entre ellos el empleo del corcho en diferentes zonas del habitáculo. Este es un detalle clave para Mazda, ya que la compañía antes de fabricar coches se dedicaba al negocio del corcho en la localidad de Hiroshima.

placeholder Sistema de apertura de puertas casi único en el mercado (lo tiene el Rolls Royce Phantom).
Sistema de apertura de puertas casi único en el mercado (lo tiene el Rolls Royce Phantom).

A nivel mecánico, el vehículo emplea un equipo motriz sencillo, con un motor de 145 caballos, asociado con una batería bastante pequeña, de 35 kWh. Otros fabricantes de vehículos urbanos y periurbanos las emplean de al menos 50 kWh, e incluso más. Pero Mazda ha buscado centrar su coche en un tipo de usuario más urbano. Con ello, el Mazda se asegura una autonomía homologada de 200 km según el ciclo WLTP, lo que desde Mazda se considera muy satisfactorio.

En estas circunstancias, aumentar el tamaño de la batería solo supone más peso, menos espacio para los ocupantes y, sobre todo, un precio más caro. En su lugar, lo que Mazda ofrecerá desde mediados del próximo año será un sistema de autonomía extendida como una opción alternativa al MX30. Esta nueva versión se ha pensado para los que necesitan hacer más kilómetros con frecuencia. En este caso, junto al motor eléctrico incorporará un propulsor de gasolina de tipo rotativo encargado de producir electricidad para accionar el motor eléctrico. Pero siempre será el motor eléctrico el encargado de mover las ruedas del vehículo

Su conducción es agradable, porque permite una conducción muy ágil, pero al mismo tiempo bastante suave. Es decir, que no encontramos los excesos de algunos rivales eléctricos que aceleran de manera brusca si se pisa a fondo el acelerador. Y lo mismo ocurre al retener o frenar. Mientras que en otros modelos eléctricos la frenada también es brusca, en este caso es igualmente suave. Lo que los técnicos han buscado con la puesta a punto del MX30 ha sido conseguir el comportamiento dinámico de un vehículo con motor térmico convencional en un nuevo coche eléctrico.

Es un vehículo llamativo pero de dimensiones contenidas. Tiene 4,39 metros de longitud, mientras que resulta bastante ancho, casi 1,80 metros. En cuanto a su altura, se sitúa en 1,55 metros. Si hacemos una comparación dentro de su gama, vemos que tiene unas dimensiones parecidas a las del todocamino pequeño de la marca, el CX3, La realidad es que salvo por sus dimensiones, no se parece en nada al CX3, ni por su habitabilidad, ni por su interior, ni mucho menos por su estilo.

placeholder Su maletero tiene 366 litros, muy razonable en un coche de 4,35 metros.
Su maletero tiene 366 litros, muy razonable en un coche de 4,35 metros.

De esta forma la marca japonesa ofrece, dentro de una gama bastante corta, tres opciones muy interesantes en el segmento de mercado que más crece, el del todocamino del segmento B. En este sentido tiene la opción de siempre, la del CX3, pero como alternativa ofrece la versión CX30, con un aspecto más dinámico y esta opción MX30 que aporta un estilo rompedor y una mecánica también completamente diferente.

Su interior ofrece un espacio bastante bueno, sobre todo si tenemos en cuenta sus dimensiones exteriores. Las plazas delanteras son buenas, con sensación de espacio, pero en la traseras se pierde algo esa sensación por el tamaño limitado de sus ventanillas. Y es que lo que se gana en sensación de gran habitabilidad al entrar, con un acceso muy bueno gracias a la puertas traseras de apertura hacia atrás, se limita un poco por sus ventanillas en esa zona trasera.

Foto: Foto: Mazda CX-30.

El puesto de conducción, de estilo minimalista, está basado en cuatro pantallas digitales que gestionan todos los sistemas del vehículo. Son cuatro pantallas, el cuadro de instrumentación, el head-up display que proyecta la información sobre el parabrisas a la altura de los ojos, el sistema de infoentretenimiento y la del sistema de climatización.

Este puesto de conducción tan exclusivo se ve completado por el posicionamiento de la palanca de cambios. Esta palanca en realidad lo que hace es que el conductor pueda elegir entre marcha hacia adelante o hacia atrás, además de un modo parking. También singular es la posición de dicha palanca, que es flotante y deja un hueco para colocar objetos como una tablet.

Lo que se ha buscado desde el principio es que el MX30 fuera "casi" como un coche térmico más de la gama Mazda. Ya les comentaba que su utilización es más suave que en otros eléctricos similares y lo mismo ocurre con su sonido. Para ello, este modelo ofrece un sonido artificial que busca imitar el sonido de un vehículo de gasolina. El objetivo es que también podamos ser capaces de nuestras aceleraciones y podamos hacer una conducción racional en todo momento.

placeholder No es un coche pensado para rodar mucho en carretera y de ahí su velocidad limitada a 140 km/h.
No es un coche pensado para rodar mucho en carretera y de ahí su velocidad limitada a 140 km/h.

Hay dos detalles importantes que no quería dejar de comentar respecto al Mazda MX30. Por un lado su velocidad, que está limitada a 140 km/h. Se trata de un coche pensado para su uso en ciudad, aunque permite rodar por carretera en los alrededores de la ciudad, pero en ningún caso es un coche pensado para hacer mucha carretera. Y por ello, la velocidad limitada es bastante razonable

El otro es su autonomía. En el ciclo combinado se ha homologado una autonomía de 200 km con el ciclo WLTP, pero si se hace la prueba solo en el ciclo urbano, para donde está pensado este vehículo, esta cifra sube hasta 262 km. Cuando nos pusimos al volante del vehículo su consumo marcaba 19,4 kWh/100 km y una autonomía restante de 171 km. Después de recorrer 60 km, entre ciudad, M30 y M40, con una temperatura de 35 grados y con mucho tráfico, la autonomía bajó hasta 124 km.

Foto: El MX5, el roadster más vendido de la historia, es un icono para la marca de Hiroshima.

El coche se conduce de manera muy sencilla, solo con los pedales del acelerador y del freno. Además, tenemos la posibilidad de ir variando la regeneración de energía. Para ello, se accionan las levas del volante en función de la situación en cada momento. Si queremos más regeneración con la leva derecha y si buscamos rodar a vela, con un menor rozamiento, la de la izquierda.

En cuanto a su precio, el Mazda MX30 tiene un precio de partida, con todos los descuentos de marca y el plan Moves incluido, de 27.665 euros. Además, el cargador wallbox de 6,6 kW está incluido de forma gratuita. También se ofrece este vehículo con el sistema Flexiopción con una entrada de 6.800 euros y un coste mensual de 199 euros.

Además, hay un interesante acuerdo de Mazda con Iberdrola según el cual los clientes se pueden acoger a una oferta muy ventajosa de coste de la energía. Se trata de una tarifa específica para coche eléctrico que supone un precio de 0,50 euros para poder recorrer 100 kilómetros.

Coche eléctrico
El redactor recomienda