MÁS DE 450 KM DE AUTONOMÍA ELÉCTRICA

Q4 Sportback Concept, así será el séptimo coche eléctrico de Audi

Con batería de 84 kWh que se puede recargar en media hora en un punto de recarga de 150 kW

Foto: El Audi Q4 Sportback Concept muestra las lineas casi definitivas del modelo de producción.
El Audi Q4 Sportback Concept muestra las lineas casi definitivas del modelo de producción.

Audi presenta a nivel mundial el Audi Q4 Sportback, un vehículo 100 % eléctrico de la familia e-tron, de momento en forma de prototipo. Un modelo que se integra en el segmento todocamino compacto premium, con una longitud de 4,60 metros y un estilo muy dinámico por su parte trasera de estilo cupé. El coche, junto con la variante Q4 e-tron ya conocida, se lanzarán en 2021 y formarán parte del desembarco de Audi en el panorama del vehículo eléctrico.

En el Salón de Ginebra de 2019, la marca de los cuatro aros presentó un modelo muy importante para su futuro, el Q4 e-tron Concept, con el que mostraba el primer vehículo todocamino eléctrico compacto de Audi. Ahora ha presentado de manera virtual y desde su sede de Ingolstadt, el Q4 Sportback e-tron, es decir la variante de estilo cupé, con su parte trasera en caída pero basado en el Q4. Este modelo se convertirá en el séptimo vehículo eléctrico de producción en serie de la marca cuando llegue al mercado en 2021.

El nuevo modelo, todavía en fase de prototipo, emplea la plataforma MEB desarrollada por el grupo Volkswagen para todos sus modelos eléctricos de tamaño medio. Esta plataforma se está estrenando en el ID.3, cuyas primeras entregas están previstas para el mes de septiembre. El nuevo Q4 Sportback e-tron tiene unas dimensiones idénticas a las del Q4, con 4,60 m de longitud y una altura de 1,60 m, mientras que su anchura es de 1,90 m.

El Audi Q4 y su variante Sportback, a la derecha, llegarán al mercado en 2021.
El Audi Q4 y su variante Sportback, a la derecha, llegarán al mercado en 2021.

Los dos vehículos también utilizan el mismo sistema de propulsión que anticipa cómo serán los nuevos modelos eléctricos de Audi. Incorporan dos motores eléctricos, con una potencia total de 306 caballos y, como es característico de la marca, tracción total. La buena motricidad de este esquema mecánico permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, mientras que su velocidad máxima está limitada a 180 km/h para optimizar su autonomía.

Una de las claves de estos dos modelos es su batería de gran capacidad, 82 kWh, que va situada entre los ejes y que ocupa casi todo el espacio de la zona inferior del habitáculo. Con ello permite más de 450 km de autonomía de acuerdo con el ciclo de homologación WLTP. También habrá versiones de propulsión trasera cuya autonomía superará los 500 km.

La clave de esta versión Sportback está en su estética, con un techo que se inclina hacia abajo en la parte trasera, lo que le hace mucho más dinámico. Los pilares D están mucho más inclinados que en el Q4, lo que aporta ese toque dinámico y termina en un alerón central situado en el borde superior de la luneta. Eso hace que aunque sus dimensiones sean iguales parezca más largo que el Q4.

En una vista trasera quizá lo más llamativo es la banda luminosa que conecta los pilotos traseros, lo que le proporciona un aspecto más tecnológico. Delante, destaca la parrilla SingleFrame con el logo de la marca. Demuestra claramente que es un vehículo eléctrico ya que tiene una parrilla cerrada en lugar de la parrilla tradicional del radiador.

En su interior la marca habla de una gran sensación de amplitud. Para ello cuenta con una distancia entre ejes de 2,77 m, lo que proporciona espacio para todos los ocupantes. Además, como no hay túnel de transmisión, ofrece más sensación de espacio en dichas plazas traseras.

Interior del Audi Q4 Sportback Concept, moderno y muy tecnológico.
Interior del Audi Q4 Sportback Concept, moderno y muy tecnológico.

Detrás del volante se encuentra el Audi Virtual Cockpit, con la información más importante para el conductor, la velocidad, nivel de carga de la batería, rango de autonomía o los datos de la navegación. También tiene una función de realidad aumentada y puede mostrar directamente sobre la imagen de la carretera información gráfica relevante para la seguridad, como las flechas para indicar el giro.

En la parte superior de la consola central se ubica la pantalla táctil de 12,3 pulgadas, desde la que se controlan las funciones de infotainment del vehículo. Esta pantalla está orientada hacia el conductor para facilitar su manejo y debajo de esta pantalla encontramos una línea de botones para manejar directamente el equipo de climatización.

Una novedad destacable es que la consola entre los asientos delanteros, al no necesitar elementos funcionales, como la palanca de cambios o el freno de estacionamiento, está diseñada como un amplio compartimento que incluye un espacio de recarga para el móvil.

La clave de este nuevo modelo está en su sistema de tracción a las cuatro ruedas, en el que no hay ninguna conexión mecánica entre los ejes. En su lugar ofrece un control electrónico que asegura que la distribución del par se coordine siempre de forma óptima en fracciones de segundo. Esto permite una motricidad óptima en todas las condiciones climáticas. Emplea básicamente la propulsión trasera con un solo motor eléctrico. El eje delantero solo se pone en funcionamiento cuando realmente se hace necesario por problemas de motricidad. En cualquier caso, incluso cuando funciona en modo cuatro ruedas motrices, el eje trasero proporciona más par de impulso que el delantero.

En cuanto a sus motores, el trasero proporciona 204 caballos y 310 Nm de par. Por su parte, el delantero suministra hasta 102 caballos y otros 150 Nm, con lo que la potencia total del sistema es de 306 caballos. Su batería es de 82 kWh, lo que proporciona una autonomía de más de 450 km. Esta batería se puede recargar hasta un máximo de 125 kW. Con este tipo de cargador, en poco más de 30 minutos se consigue recargar el 80 % de su capacidad total.

Con el Q4 Sportback se ha buscado un coche de dimensiones y estilo todocamino, pero que proporcione la máxima deportividad. Sus potentes motores permiten unas prestaciones destacables mientras que, para su comportamiento dinámico, lo mejor es el posicionamiento de su batería. Esta, que pesa 510 kilos, va situada en el suelo del habitáculo lo que permite tener un centro de gravedad muy bajo. Por ello, su comportamiento dinámico es comparable al de una berlina de estilo deportivo y de propulsión convencional, según la marca.

Este modelo forma parte de la iniciativa eléctrica de Audi en la que se prevé lanzar 20 modelos eléctricos hasta el año 2025. Fue en septiembre de 2018 cuando la marca lanzó su ofensiva eléctrica con el estreno mundial del Audi e-tron. Fue un primer paso de una estrategia que prevé que el 40 % de todas sus ventas sean de modelos electrificados. La gama eléctrica de Audi cubrirá todos los segmentos relevantes del mercado, desde la clase compacta hasta la de lujo.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios