evitar accidentes y mitigar daños

Estas son las nuevas medidas de seguridad que incluyen de serie los vehículos Mazda

Los nuevos modelos de los nipones incorporan desde hace años sistemas como asistencia de frenada en ciudad o detector de fatiga que ahora la normativa europea obliga a incluir

Foto: Foto: Mazda CX-30.
Foto: Mazda CX-30.

Conducir de casa al trabajo y del trabajo a casa, las escapadas de fin de semana, visitar a amigos y familiares… Los españoles pasamos una media diaria de 51 minutos al volante, según un estudio realizado el año pasado por ‘DriveSmart’. Ante estos datos, las tecnologías de seguridad son grandes aliadas para que esos desplazamientos se produzcan sin sobresaltos.

De hecho, la UE lleva años trabajando para reforzar la seguridad vial y conseguir reducir a cero las víctimas mortales en las carreteras europeas. En palabras de la Comisión Europea, esto se logrará garantizando “unos vehículos seguros, unas infraestructuras seguras, un uso seguro de las carreteras (velocidad, conducción en estado sobrio, uso de cinturones de seguridad y cascos) y una mejor atención tras los accidentes”.

A partir de 2022 los fabricantes estarán obligados a introducir la monitorización de la somnolencia o alcoholímetros antiarranque en los coches

El ambicioso objetivo de “de lograr cero víctimas mortales y heridos graves para 2050” ha llevado a elaborar una nueva normativa europea, vigente a partir de 2022, con la que los fabricantes estarán obligados a introducir de serie un conjunto de diez sistemas de seguridad. Sistemas como la monitorización de la somnolencia y la atención del conductor, alcoholímetros antiarranque, frenado de emergencia, mantenimiento del carril, detección de marcha atrás o una caja negra, que pretenden, en 2030, reducir a la mitad los accidentes de tráfico.

Ocho sistemas de seguridad

En este camino por conseguir una movilidad lo más segura posible, algunas marcas como la japonesa Mazda lleva alguna ventaja. En el empeño por "democratizar la seguridad", los nuevos modelos del fabricante de Hiroshima cuentan con un conjunto de sistemas avanzados, denominados i-Activsense, que protegen tanto al conductor y resto de ocupantes del vehículo como a peatones o ciclistas.

En el terreno de la seguridad activa —para evitar accidentes cuando el coche está en movimiento—, estos sistemas usan dispositivos de detección como cámaras y sensores de radar, cuya finalidad es proporcionar una mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha. De este modo, las generaciones más recientes de Mazda3 y Mazda CX-30 incluyen de serie:

1. Asistencia a la frenada en ciudad, que comprueba la velocidad de circulación y la distancia con respecto a los otros vehículos. Además, el reconocimiento de peatones frenará si detecta un peligro potencial con los viandantes.

2. Control de ángulo muerto con detector de tráfico trasero, muy útil por ejemplo a la salida de un parking.

3. Faros adaptativos y sistema de control de luces de largo alcance, que se atenúan de forma automática para no deslumbrar.

4. Alerta de cambio involuntario de carril con asistente de mantenimiento en el carril que corrige la dirección y redirige el coche al centro.

Foto: Mazda3.
Foto: Mazda3.

5. Frenada de emergencia con aviso de colisión.

6. Control de crucero adaptativo con función Stop&Go para regular la velocidad.

7. Detector de fatiga, que te recuerda cuando el cansancio se ha apoderado de ti a través de una cámara monitorizada que mide aspectos como el ángulo del cuello y la cabeza o los parpadeos.

8. Sistema de reconocimiento de señales de tráfico, que detecta las limitaciones de velocidad y las muestra en color en el parabrisas, en la pantalla Head Up Display.

Además de estas tecnologías, en seguridad pasiva, aspectos como una carrocería con estructura de anillos que absorbe los impactos, los cinturones de seguridad con pretensores y limitadores de carga, los pedales de freno retráctiles o los sistemas de airbag SRS de retención suplementaria completan el conjunto de medidas de seguridad para una experiencia de conducción confortable en todos los sentidos.

La eficacia y efectividad de estos sistemas ha sido valorada por Euro NCAP con la máxima puntuación en sus modelos Mazda3, Mazda6 y Mazda CX-30. En 2018, este programa europeo de seguridad para vehículos implementó unas nuevas pruebas de colisión más rigurosas. Además de las cinco estrellas del Viejo Continente, el fabricante nipón presume de haber conseguido cinco galardones Top Safety Pick+ 2020, concedidos por el IIHS estadounidense (Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras), que sitúa a los de Hiroshima como la marca con mayor número de calificaciones logradas.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios