BMW X6, estilo y conducción deportivos en un todocamino prémium
  1. Motor
PRUEBA BMW X6 30D XDRIVE

BMW X6, estilo y conducción deportivos en un todocamino prémium

BMW inventó el concepto del todocamino con estilo cupé en su parte superior, pero esta nueva generación es más campera

Esta semana, les traemos la prueba del BMW X6 en su variante 30d, una opción con motor diésel muy eficiente que permite una utilización algo más racional de un todocamino prémium. Un coche, cuya prueba hicimos antes de la aplicación del estado de alarma, representa el concepto del vehículo muy deportivo por su estilo y conducción, aunque con algunos detalles que lo caracterizan como una opción más campera, bastante más que en el modelo anterior.

Esta es la tercera generación del modelo con el que la marca alemana inventó el concepto del vehículo todocamino de lujo con estilo cupé por la parte trasera de su techo en caída. Para ello, tenemos un coche que por la parte de abajo es robusto, con bastante altura al suelo, más de 21 cm, y con los pasos de rueda protegidos. Es decir, lo que caracteriza a un buen modelo todocamino. Este concepto de SUV con estilo deportivo ha sido el que ha marcado la tendencia en el mercado para su gran rival, Mercedes, con sus modelos GLE y GLC Coupé.

Pero este concepto de vehículo algo más campero, también por su postura de conducción con sus asientos más elevados y su mejor visibilidad, contrasta con una parte superior que es muy deportiva con una forma de estilo cupé, con su zaga en caída. Es por ello la opción más dinámica del X5 de siete plazas con el que comparte plataforma y mecánicas.

Espectacular cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, de estilo muy moderno.
Espectacular cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, de estilo muy moderno.

El resultado de esta extraña combinación entre su parte superior muy deportiva y la inferior más campera, que hizo del BMW X6 un vehículo muy rompedor, es un modelo de cinco plazas, con un habitáculo generoso y buen maletero, como no podía ser de otra forma en un coche de cinco metros de longitud. Pero mantiene su estilo muy dinámico, una característica clave en cualquier vehículo con el anagrama de BMW.

BMW siempre desarrolla modelos que se caracterizan por unas mecánicas muy deportivas y un gran dinamismo de marcha. En este caso, la versión probada es la de acceso, por potencia, el diésel 30D de 265 CV. Pero las versiones más potentes, que incluyen una variante M6, pueden llegar hasta los 625 caballos. Es por ello, sin duda, un deportivo más del mercado, pero al mismo tiempo con las dimensiones propias de un modelo todocamino. Es decir, cinco metros de largo y dos de ancho.

Foto: El afamado BMW Z8 está de 20 aniversario

Un aspecto destacado de este vehículo es que así como las dos generaciones anteriores eran muy pensadas para la carretera, en este caso, además de ser un vehículo muy dinámico en asfalto, también proporciona muchas opciones de uso fuera del asfalto. En concreto ofrece una opción entre los modos de conducción que es el X Off-Road. Gracias a este selector de modos de conducción podemos elegir entre cuatro tipos de utilización muy diferentes, dependiendo del terreno por el que vayamos a circular. Así, tenemos modos específicos para circular por arena, nieve, barro y roca. Sin duda son las principales alternativas cuando queremos circular fuera del asfalto en las mejores condiciones de seguridad.

A este sistema 'drive select' con el modo 'off-road' ampliado también se añade la suspensión neumática de altura regulable, que también es un elemento opcional, y que permite subir la carrocería hasta 8 cm para poder superar algún obstáculo más complicado. Es decir, este X6 es un todocamino muy dinámico, muy de carretera, pero también con bastantes opciones para usarlo fuera del asfalto.

Sin duda, otro aspecto destacable es su tecnología, sobre todo en lo que a sistemas de ayuda a la conducción se refiere. Por supuesto, control de crucero adaptativo, frenada de emergencia, detección de peatones y de ciclistas y gran cantidad de detalles adicionales como el aviso del ángulo muerto y el mantenimiento de cambio de carril.

Tecnología

Como una opción se ofrece el Assistant Drive Professional, un sistema que permite dar un paso más hacia la conducción autónoma. Es un equipamiento que combina el mantenimiento de carril automático, sin llevar las manos en el volante, junto al control de crucero adaptativo con función parada y arranque. También incorpora un sistema que permite la asistencia en atascos, lo que hace mucho más confortable y tranquila la circulación cuando la carretera está muy atascada.

Es un vehículo prémium, como lo demuestra cada detalle de su interior, con sus asientos de piel de ajuste eléctrico con memoria de posición.
Es un vehículo prémium, como lo demuestra cada detalle de su interior, con sus asientos de piel de ajuste eléctrico con memoria de posición.

Y un detalle que yo creo no tiene ningún otro modelo, y que me parece muy destacable, es que este vehículo avisa a su conductor, con una señal en la cuadro de instrumentos y un aviso sonoro, cuando el vehículo llega a una señal de 'stop' o de ceda el paso. Sin duda, una manera de evitar despistes que pueden costar muy caros.

Otro detalle interesante es el navegador profesional, una opción que permite hacer unos desplazamientos bastante más eficientes. Gracias a la información almacenada en el navegador, al análisis del estado de la carretera y a la información en tiempo real del tráfico, cuando tenemos seleccionado un destino final el vehículo adapta su funcionamiento para conseguir el mejor valor de consumo.

Foto: El nuevo todocamino de BMW ya está en los concesionarios de la marca en España.

Por lo que se refiere a su aspecto mecánico, no hay grandes novedades. Se trata del conocido propulsor de seis cilindros diésel con 265 caballos que proporciona el par motor necesario para mover con una gran soltura, e incluso con un toque deportivo, un vehículo que pesa más de dos toneladas y que tiene unas dimensiones que le convierten en un gran coche, con sus cinco metros de longitud y los dos metros de anchura.

En su interior no se aprecia para nada ese toque de vehículo todocamino, ya que salvo por la posición de conducción sobre elevada, nada hace presagiar que se trata de un modelo con ciertas (o incluso diría que bastantes) posibilidades camperas. Motor brillante combinado con un cambio automático de ocho marchas con levas en el volante y con un eficaz sistema de tracción. Este permite una buena utilización campera pero, por encima de todo, su tracción xDrive ha sido desarrollada para ofrecer el máximo dinamismo, incluso en las carreteras viradas de segundo orden.

Puestos a buscar alguna pega, sin duda su elevado precio de partida, de 83.000 euros en esta versión o de 81.000 euros en el caso del gasolina con 340 caballos de potencia. Porque ni siquiera se le pueden buscar fallos en las plazas traseras, porque tuvieran una escasa cota de altura, algo que se solucionó con la segunda generación del modelo, y que ahora son muy amplias. Tampoco se le puede achacar que solo tuviera un habitáculo de cuatro plazas, como ocurría en la primera generación, pese a ser un coche de cinco metros de longitud, o que su capacidad del maletero fuera limitada, porque esta nueva generación tiene capacidad para cinco personas y 580 litros, que son ampliables plegando los asientos posteriores mediante unos mandos situados en el maletero. Todo está muy bien pensado en este modelo.

Ficha técnica

Motor: seis cilindros en línea.

Potencia máxima: 265 CV a 4.000 rpm.

Par máximo: 620 Nm desde 2.000 rpm.

Cilindrada: 2.993 cc.

Combustible: gasóleo.

Velocidad máxima: 230 km/h.

Aceleración de cero a 100 km/h, 6,5 segundos.

Caja de cambios: automática de ocho marchas con convertidor de par.

Tracción: 4x4 x Drive.

Consumo homologado WLTP en ciclo mixto: 7,5 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,93 x 2,00 x 1,70.

Capacidad maletero: 580 litros.

Peso en vacío: 2.190 kg.

Precio: 83.000 euros.

Coches Todocamino Diésel
El redactor recomienda