PRUEBA BMW M850i xDrive

BMW M850i, el coche radical de cinco plazas con un motor deportivo de 530 caballos

El BMW M850i combina las prestaciones de un deportivo gracias a sus 530 caballos. Tiene un habitáculo amplio y muy confortable

Para BMW, el año 2019 tuvo un gran ajetreo de presentaciones enmarcadas en los dos extremos de su gama de modelos. Por un lado, el Serie 1 y su variante todocamino X1. Y por otra, como tope de gama entre los turismos el Serie 8 y el todocamino X7. Ahora hemos probado la versión Gran Coupé derivada del Serie 8 que representa una berlina de cinco plazas, o más bien de cuatro plazas y media, con un buen maletero, pero que básicamente sigue siendo un gran deportivo.

BMW tiene una berlina de representación, el Serie 7, que desde hace años es una referencia en el mercado de las berlinas de lujo, que combina amplitud de interior, confort de marcha junto a unas prestaciones propias de BMW y de su deportividad. Con la llegada del Serie 8, y en concreto con esta variante Gran Coupé, lo que ha hecho BMW ha sido ampliar la oferta para sus clientes preferenciales que buscar un coche grande y con carrocería de cuatro puertas, pero que al mismo tiempo no quieren renunciar a la deportividad máxima. Y para ello nació el concepto único en el mercado del automóvil representado por los modelos Gran Coupé.

Las motorizaciones que ofrece este nuevo modelo ya dejan muy claro que es un deportivo de verdad. Motores de acceso de 320 o 340 caballos, según sea gasolina o diésel y por encima unos espectaculares motores que proporcionan altas prestaciones. Esta versión que hemos probado, el M850i, emplea un motor V8 con turbo cuya potencia alcanza los 530 caballos. Este motor asegura unas prestaciones similares en cuanto a aceleración a las de un Porsche 911.

En una lista de opciones casi inagotable, la tapicería bicolor es muy elegante.
En una lista de opciones casi inagotable, la tapicería bicolor es muy elegante.

Lo más curioso es que su comportamiento dinámico también es similar al de un deportivo gracias a un chasis deportivo de serie, que opcionalmente puede tener también barras estabilizadoras activas, lo que permite pegar a un más al suelo el coche proporcionando un comportamiento aún más radical.

Con ello, con su potente motor de gasolina, su cambio automático y todos los elementos mecánicos necesarios, permiten un comportamiento dinámico excepcional, muy deportivo, como es tradición en todos los modelos de BMW. Y mira que es difícil llevar con un comportamiento muy deportivo un vehículo de más de 5 metros y de más de 2.000 kilos de peso.

Pero hablando de radical, la gama de este Serie 8 Gran Coupé ofrece además dos versiones M, las variantes M8 con motor de 600 caballos y una variante aún más deportiva, el M8 Competición, en cuyo caso hablamos de 625 caballos. Coches que están, sin duda, en otra dimensión.

En cualquier caso, y más allá de su natural deportividad, este M850i incorpora todos los elementos necesarios para hacer de la conducción algo más que disfrutar un día por una carretera. Incorpora todos los sistemas de ayuda que le permiten ser uno de los turismos más tecnológicos del mercado. También cuenta con visión 360 grados y un sistema que es perfecto para la conducción, para hacer maniobras, para llegar y aparcar en una zona complicada.

Además, su llave de acceso al vehículo es muy completa, es como un pequeño ordenador, en forma de móvil, que permite tener acceso a un sinfín de utilidades y a poder incluso aparcar el coche en una zona estrecha desde el propio mando y fuera del coche. este M850i, además de mi deportivo, incluso radical si no s ponemos a rodar muy deprisa con él, también es muy cómodo para sus cuatro adultos, muy seguros y muy sencillo de conductor, si no se quieren hacer muchos excesos con un coche de cinco metros que acelera como un Porschje 911.

El sistema de visión 360 grados es perfecto, y muy seguro.
El sistema de visión 360 grados es perfecto, y muy seguro.

Ofrece modos de conducción, Eco Pro, Comfort y Sport, como un vehículo más deportivo y ese toque sobre la carretera muy deportivo, pero también cuenta con asientos eléctricos con todo tipo de ajustes, con masaje y una parte trasera que al menos nuestra unidad de pruebas estaba pensada para dos personas, con dos amplias plazas y con una consola central con una gran pantalla para gestionar el sonido, la climatización, etcétera.

Representa por ello este modelo el tope de gama de BMW para un coche de cuatro amplias plazas si lo que buscamos es deportividad. Si nos enfocamos más hacia el confort deberíamos buscar más hacia el Serie 7. Y si lo que queremos es un vehículo además con estética de un todocamino y con posibilidades de uso fuera del asfalto, entonces la opción será el X7.

Sin duda BMW ofrece una amplia gama de modelos para el segmento de lujo y alto de gama para poder ofrecer a sus clientes. El problema es que para empezar a pensar en esta gama de vehículos, en este nivel, habrá que preparar más de 100.000 euros de partida que pueden llegar a 200.000 si queremos un M8 Competición

Ficha técnica

  • Motor: ocho cilindros en V.
  • Potencia máxima: 530 CV a 5.500 rpm.
  • Par máximo: 750 Nm desde 1.800 hasta 4.600 rpm.
  • Cilindrada: 4.395 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Velocidad máxima: 250 km/h autolimitada.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h, 3,9 segundos.
  • Caja de cambios: automática de ocho marchas.
  • Tracción: 4x4 xDrive.
  • Consumo homologado WLTP en ciclo combinado: 11,5 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 5,09 x 1,93 x 1,40.
  • Capacidad maletero: desde 440 litros.
  • Peso en vacío: 2.010 kg.
  • Precio: 135.000 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios