SUCEDIÓ EN CATALUÑA

Un conductor identifica a otro de sus multas por venganza... y le pillan porque está muerto

Un usuario decidió tomarse la justicia por su mano, pero lo que no sabía es que estaba cavándose un absurdo hoyo que, ahora, le puede incluso hacer entrar en prisión

Foto: Un conductor identifica a otro de sus multas por venganza... y le pillan porque está muerto. (EFE)
Un conductor identifica a otro de sus multas por venganza... y le pillan porque está muerto. (EFE)

En pleno lío por la sentencia que obliga a la Dirección General de Tráfico (DGT) a identificar a un conductor para poder ponerle una multa, una nueva información confirma que, en ocasiones, los conductores tampoco facilitamos la labor a los organismos. Eso es precisamente lo que ha ocurrido en Cataluña, donde un hombre ha estado señalando durante cinco años a otra persona como responsable de sus multas de tráfico... sin saber que estaba muerto.

Todo comenzó en el año 2015. Por aquel entonces, este hombre español y de 59 años, regentaba una serie de empresas. Tras varios meses de impagos por parte de una clienta, decidió acudir a la justicia. Solo un tiempo después, los tribunales le daban la razón, acabando con alzamiento de bienes que el deudor nunca abonó, al encontrarse en paradero desconocido. Ante esta situación, aquel hombre decidió tomarse la justicia por su mano para reclamar su dinero.

Solo unas semanas después de estos hechos, le llegó una multa de tráfico a casa, en la que se le pedía que identificara al conductor. Fue entonces cuando, teniendo los datos de la mujer que le adeudaba dinero, tuvo una 'brillante' idea: identificarla a ella como conductora del vehículo sancionado. Así, se olvidaba de pagar la multa y era la deudora la que tenía que satisfacer el importe de la multa... algo que estuvo haciendo durante más de un lustro.

Lo que este hombre no sabía es que aquella mujer que le debía dinero había fallecido en 2016. O, lo que es lo mismo, de las diez multas de tráfico en las que aseguró que era ella la que conducía el vehículo, solo dos de ellas se produjeron cuando aún estaba con vida. Cuando el Servicio Catalán de Tráfico pasó a analizar el caso, pronto descubrió lo que estaba pasando: otro conductor estaba identificando a alguien que ya había fallecido.

Cuando las autoridades se pusieron en contacto con el hombre para comunicarle la situación, pronto reconoció la verdad, contando el motivo de su proceder, asegurando que desconocía que la persona a la que estaba identificando como conductora de su vehículo había fallecido. Además, aseguró que se haría cargo de todos los expedientes sancionadores pendientes de pago... pero ahora puede enfrentarse a un problema aún más grande.

Y es que las autoridades iniciarán contra él un proceso judicial por falsificación de documentos oficiales, una infracción que en el Código Penal está castigada con hasta tres años de cárcel. Tomarse la justicia por la mano nunca es la mejor opción, y mucho menos si es necesario para ello cometer otro delito. En plena polémica por la identificación del conductor, un usuario ha estado engañando a las autoridades cinco años... hasta ahora.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios