DISPONIBLE CON MOTORES DE 67 Y 84 CABALLOS

El asequible precio del Hyundai i10, un coche pequeño que se hace grande por dentro

En verano llegará una variante de estilo más deportivo, el N Line, con un motor turbo de 100 caballos

Hyundai lanza al mercado español el nuevo i10, su oferta en el segmento del coche urbano, que aporta una estética diferente, más moderna y dinámica, eficientes motores de 3 y 4 cilindros y la opción de cambio manual o manual pilotado sin embrague, en ambos casos de cinco marchas. El precio parte de los 10.650 euros con todos los descuentos incluidos.

Mientras que otros fabricantes están dejando de lado el segmento de los coches urbanos, por los problemas anticontaminación y por el escaso margen comercial, Hyundai hace una gran apuesta por su vehículo del segmento A, con el nuevo i10. Este modelo, que ahora se lanza al mercado español, es un vehículo del segmento A, un urbano de estilo moderno. Es importante destacar que es un coche que ha sido diseñado en Europa para los clientes europeos, con lo que se adapta a las necesidades de estos conductores y que aporta el enfoque de Hyundai para hacer la movilidad más asequible.

El nuevo i10 aporta una estética diferente, con unas proporciones marcadas por un crecimiento de 5 cm en su longitud, otros 2 cm en su anchura, pero al mismo tiempo es dos centímetros más bajo, lo que le proporciona un aspecto más dinámico que su antecesor. Pese a sus dimensiones contenidas, que le convierten en un buen protagonista dentro del tráfico urbano, el nuevo i10 es un vehículo razonablemente amplio y confortable.

Cuenta con un volumen de maletero de 252 litros, lo que le posiciona entre los mejores de su segmento. Además, tiene capacidad para hasta cinco pasajeros, aunque la versión de acceso de homologación solo está prevista para cuatro ocupantes. Pero además, cuenta con numerosos espacios de almacenamiento para poder dejar todos los artículos o dispositivos personales y con ello hacer la vida más sencilla a sus ocupantes.

Un coche urbano moderno y cuidado.
Un coche urbano moderno y cuidado.

Este nuevo modelo aporta, sobre todo, la máxima conectividad que le posiciona como líder de su clase, con una gama de funciones de tecnología avanzada integradas en una pantalla táctil en color de ocho pulgadas. Además, incluye Apple CarPlay y Android auto, lo que garantiza una integración perfecta con los dispositivos móviles a los que también se añade la carga inalámbrica que está disponible como opción en el nuevo modelo de Hyundai. Y ofrece la ayuda telemática Bluelink de alta tecnología, que ya ofrecen otros modelos de la gama del fabricante coreano.

Normalmente, los coches urbanos tienen un equipamiento de seguridad bastante limitado, pero en este caso el i10 está equipado con las últimas funciones de seguridad activa a través del sistema Hyundai Smart Sense. Por ejemplo, el sistema de aviso de colisión frontal, el asistente de luces largas, con lo que el i10 tiene el paquete de seguridad más completo de su clase. Y tiene un detalle casi único, cuando estamos parados en un semáforo y arranca el coche de delante, nuestro i10 nos avisará antes de que el conductor de detrás tenga que tocar el claxon.

Solo gasolina

Por lo que se refiere su aspecto mecánico, el nuevo i10 está disponible con dos motores: un tricilíndrico de 1 litro de capacidad con 67 caballos de potencia y 96 Nm de par, y por encima el 1.2 de cuatro cilindros con 84 caballos y 118 Nm. Ambos motores están disponibles con dos opciones de transmisión, una manual de cinco velocidades y una manual automatizada, igualmente de cinco relaciones.

El nuevo Hyundai i10 es más largo, más ancho y más bajo que su antecesor.
El nuevo Hyundai i10 es más largo, más ancho y más bajo que su antecesor.

A estas dos versiones se añadirá en los próximos meses una variante de enfoque más deportivo bajo la denominación i10 N Line. Esta nueva versión, que se enmarca dentro de la línea nueva de productos N Line de Hyundai, ofrece un acabado dinámico exclusivo, paragolpes deportivos, una parrilla específica y un interior inspirado en la línea N de la marca. También incluye esta versión un exclusivo motor de 1 litro de cilindrada con turbocompresor que alcanza los 100 caballos de potencia y proporciona 172 Nm de par. Esta versión más deportiva estará disponible a principios del verano.

Hemos podido hacer una primera toma de contacto con el nuevo modelo de la marca coreana por las calles de Madrid, dentro de un recorrido bastante atascado, e ideal para poder comprobar su funcionamiento en las condiciones reales de uso en ciudad. Se mueve con soltura, al menos la versión con el motor 84 caballos que es el que pude probar. Eso sí, tenía asociado el cambio pilotado.

A todos los efectos, este cambio pilotado es igual que si fuera un automático, sin pedal de embrague y sin necesidad de indicar la marcha a la que queremos cambiar. El sistema interpreta la conducción y en base a ella decide la marcha a poner en cada momento. También tiene un modo manual, realizando el cambio con las levas en el volante, pero siempre sin el pedal de embrague, que no tiene. Tiene un escalonado de las marchas bastante corto, lo que proporciona un cierto toque de conducción más deportivo o al menos con un comportamiento más ágil.

Pensado para conducción tranquila

En cuanto al modo automático hay que acostumbrarse un poco a su funcionamiento. Si aceleramos deprisa en un semáforo, por ejemplo, al llegar al momento de cambiar de marcha, el vehículo decelera hasta que vuelve a cambiar la marcha, lo que hace que el coche se frene de manera poco suave. Por ello está pensado para hacer una conducción más tranquila, no está pensado para ir muy deprisa con él y forzar los cambios en el último momento.

También por sus dimensiones, permite circular de manera bastante ágil y evolucionar sin problemas por zonas estrechas y viradas en entornos urbanos. El tacto que transmite el volante a su conductor cuando se circula por la ciudad da la sensación de que todo está muy bien controlado y permite un funcionamiento muy cómodo.

En cuanto a su habitáculo, pese a estar homologado para cinco adultos, meter tres personas detrás es complicado, básicamente por su anchura. No hay demasiado espacio para las piernas, pero la sensación de espacio por su cota de altura es bastante buena. Personas de hasta 1,80 metros van bastante desahogadas en ese sentido.

Uno de los puntos clave de este modelo es su precio. Es un coche con un completo equipamiento desde la versión de acceso y sus precios, sin descuentos, oscilan entre 14.250 euros del básico y los 20.245 del tope de gama. Si se aplica el descuento de financiación y el de ayuda a la recompra del coche usado, el Hyundai i10 nuevo parte de los 10.650 euros. El coche ya está a la venta en todas sus versiones normales, pero la variante N Line, con el motor de 100 caballos, tardará unos meses en llegar.

Este modelo ofrece dos características comerciales que le posicionan muy bien dentro del mercado. Por un lado todos los i10 ofrecen cinco años de garantía sin límite de kilómetros, algo que no ofrece ningún otro fabricante y por otro el compromiso de que en el plazo de un mes o 2.000 kilómetros un cliente puede devolver el coche si después de conducirlo no le convence por la razón que sea.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios