el nuevo ford puma

El llamativo todocamino que ha hecho que Ford renazca en Europa

Con versiones de 125 y 155 caballos, de gasolina, con hibridación y un comportamiento dinámico, el Ford Puma es el primer lanzamiento de la marca en Europa este año

Tras un 2019 complicado, con anuncios de despidos para su filial europea y unos resultados a la baja, Ford comienza un año importante para su futuro en las operaciones europeas con el lanzamiento del nuevo e interesante Puma. Es un todocamino pequeño, basado en el Fiesta, con un estilo muy dinámico e innovaciones tecnológicas como la hibridación. Un modelo que parte de 20.900 euros. Este 2020 llegarán también el nuevo Kuga, fabricado en España, y el Explorer norteamericano en su variante híbrida enchufable. Ford se reengancha con fuerza al mercado europeo.

Ford presenta a nivel internacional el nuevo Puma, el primer vehículo de su nueva familia de modelos todocamino que estrena un nuevo sistema de hibridación, un estilo muy deportivo y numerosos argumentos, como un innovador y útil sistema de maletero. Ya a la venta en el mercado español, las primeras unidades ya están llegando a los concesionarios.

Hemos podido hacer una primera toma de contacto con el nuevo modelo y el resultado es magnífico, su mueve con la misma agilidad del Fiesta, pero con las ventajas adicionales de un todocamino, por su mejor acceso al interior y su posición de conducción elevada. Y todo ello, con un vehículo de estilo muy deportivo y ágil, que cuenta con la etiqueta ECO.

Ford se caracteriza, desde hace años, por desarrollar sus vehículos para el mercado europeo con un comportamiento dinámico de referencia. El Focus y el Fiesta se mueven muy bien en todos los terrenos proporcionando una gran sensación de estabilidad. Este nuevo Puma, basado en la plataforma del Fiesta, tiene un dinamismo muy similar al del modelo subcompacto de Ford. Para conseguirlo, emplea una suspensión trasera más firme con lo que evita los posibles problemas de esa mayor altura al suelo.

Este es el Megabox, un hueco de 80 litros adicional.
Este es el Megabox, un hueco de 80 litros adicional.

Sin duda una de las claves de este nuevo Puma, como abanderado de la nueva Ford, es su sistema híbrido. A los motores de gasolina de tres cilindros con 125 o 155 caballos se le añade un generador eléctrico de 14 CV que consigue mejorar la gestión eléctrica gracias a una batería de 48 voltios. Este sistema puede aportar 20 o 50 Nm al equipo motriz dependiendo del modo de conducción.

Con ello se reduce el consumo hasta un 9% respecto a la versión sin este sistema híbrido. Esta rebaja permite un consumo homologado de 5,4 litros en la versión pequeña y de 5,5 litros en el más potente, según el ciclo WLTP. Es un valor muy bueno porque si se analiza su consumo con el anterior ciclo NEDC, al que estamos habituados, entonces hablamos de unos 4,5 litros en motores potentes de gasolina.

Este sistema eléctrico aporta dos detalles importantes: por un lado al ofrecer hasta 50 Nm de par adicionales desde el momento de pisar el acelerador, proporciona una mejor aceleración. Además, al reducirse el problema del retardo en la puesta en marcha del turbo, los ingenieros han podido emplear un turbocompresor más grande que proporciona un funcionamiento más eficiente y mayor sensación de potencia.

Este es el interior de la variante Titanium, más elegante.
Este es el interior de la variante Titanium, más elegante.

La gama

A estas dos versiones de gasolina con sistema híbrido se suma una variante de acceso con el mismo motor de 125 CV pero sin el sistema híbrido que supone un ahorro de 350 euros respecto al equivalente híbrido. A ellos se sumará en junio una variante diésel. En este caso se trata de una motorización de 1.5 litros con 120 caballos. También para entonces se completará la oferta mecánica con la llegada de un cambio automático de doble embrague con siete marchas.

En cuanto a su equipamiento, es muy completo, sobre todo en lo que se refiere a sistemas de ayuda a la conducción, con elementos como control de crucero adaptativo con función parada y arranque (solo para versiones con cambio automático) mantenimiento de carril o lector de señales...y algunos menos habituales, como el aviso de contra dirección. También ofrece en las versiones más completas un cuadro de instrumentos digital con pantalla de 12.3 pulgadas.

Por lo que se refiere a sus versiones, el nuevo Puma se ofrecerá con tres variantes, Titanium de acceso con un estilo más elegante y ST Line de enfoque más deportivo a las que se añade la ST Line X con un estilo más deportivo y un mayor equipamiento. Pero desde la variante de acceso cuentan con un equipamiento muy completo.

He dejado para el final un detalle muy innovador, su maletero. Este coche es un modelo de tipo todocamino, que tiene una mayor altura libre al suelo y una posición de conducción algo más elevada, pero por su aspecto exterior casi no parece un SUV. Pero aporta un maletero que si le convierte en un coche muy campero, o quizá mejor, de espíritu aventurero.

Tiene un maletero normal cuando abrimos la tapa del portón (que puede ser automática en las versiones más completas), pero si quitamos el piso del mismo encontramos debajo un hueco muy grande en el que caben hasta dos maletas de tipo trolley de avión. Un hueco de 80 litros, denominado MegaBox. El suelo del maletero se puede poner en posición vertical y entonces caben en sentido vertical hasta dos bolsas de palos de golf metidas en el Megabox. Tiene otra utilidad importante y es que este hueco inferior se puede usar para llevar cosas que manchan, como unas botas, o unas bolsas con setas o unas plantas...Ese hueco es de material plástico fácilmente lavable con agua y tiene un tapón en el suelo que se quita para poder vaciar fácilmente el agua una vez limpiado.

El suelo del maletero se puede llevar así sujeto para llevar los palos de golf, por ejemplo.
El suelo del maletero se puede llevar así sujeto para llevar los palos de golf, por ejemplo.

Al volante

Hemos conducido las dos variantes de motor, de 125 y 155 caballos con el sistema híbrido y hay una gran diferencia entre ambas. Para hacer una conducción normal, cumpliendo con los límites de la carretera pero con la máxima agilidad, la diferencia es que el de 125 CV resulta más ruidoso y también su consumo sube. En nuestra prueba, sobre carreteras viradas se situaba, sin un especial cuidado con el acelerador en el entorno de los 7,5 litros, mientras que haciendo una conducción similar con el de 155 caballos su consumo fue inferior, sobre los 7,0 litros, e incluso por debajo.

Y también su funcionamiento es bastante más silencioso rodando en las mismas condiciones. En cualquier caso, ambos motores mueven con una gran soltura este nuevo modelo de Ford. Haciendo una conducción normal, menos exigente, y con zonas urbanas si se puede circular en los 6,0 litros e incluso por debajo siendo cuidadoso.

Las primeras unidades ya están llegando al mercado español en el caso de las versiones de gasolina, y los diésel y las variantes con cambio automático lo harán en junio. Y más adelante, antes de final de año, llegará una variante ST de altas prestaciones para completar la gama. En cuanto a sus precios, el valor de partida es de 20.900 euros, un precio muy ajustado si se analizan las calidades y, sobre todo, el equipamiento. Por encima, la variante 125 CV Hybrid tendrá un sobre coste de 350 euros y entre el de 125 Hybrid y el de 155 CV, solo disponible con mecánica Hybrid, la diferencia será de 950 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios