PARA EVITAR A LOS AMANTES DE LA VELOCIDAD

Qué son los radares 'anti-frenazo', la nueva forma de cazar las trampas en el coche

A veces, el conductor conoce el punto exacto en el que están los radares, por lo que levanta el pie del acelerador para evitar una multa... pero eso podría estar cerca de acabarse

Foto: Qué son los radares 'anti-frenazo', la nueva forma de cazar a los infractores. (EFE)
Qué son los radares 'anti-frenazo', la nueva forma de cazar a los infractores. (EFE)

Vas circulando con tu coche por la carretera por la que pasas todos los días. Sabes de sobra en qué punto se encuentra el único radar por lo que, antes de llegar al punto de control de la velocidad, levantas el pie del acelerador del coche para ajustarte a la velocidad de la vía. Pero lo que no sabes es que ya has sido multado, gracias al último truco a la hora de colocar los cinemómetros: el radar 'anti-frenazo', precisamente el sistema contrario al de los radares en cascada.

Como ya informamos en El Confidencial en su momento, los radares en cascada son el último sistema de control de la velocidad que ha puesto en marcha la Policía Foral de Navarra. Su funcionamiento es muy sencillo: el conductor suele pasar el radar a la velocidad adecuada para, pocos metros después, acelerar y aumentar el ritmo al que circula su vehículo. Pero lo que no sabe es que hay otro radar que desconoce esperándole un par de metros adelante.

Ahora, el nuevo sistema funciona de manera similar, pero a la inversa. Es decir, el nuevo radar no se encuentra metros después del punto de control fijo que conocemos, sino una decena de metros adelante. O, dicho de otra manera, se trata de un cinemómetro que nos cogerá desprevenidos y captará la velocidad real a la que circulamos, y no aquella a la que pasamos por el radar fijo después de frenar con nuestro coche para evitar la multa... que en realidad sí nos llegará.

Después de unos meses probando los 'radares en cascada' con gran éxito, muchos conductores ya aprendieron la jugada, por lo que evitaban acelerar en un par de kilómetros después del radar fijo para evitar caer en la 'trampa'. Por ello, se ha decidido hacer lo mismo, pero a la inversa: como no es más que mover de posición un radar móvil, adelantarlo al punto de control para que tenga un efecto similar y logre cazar 'in fraganti' al infractor.

Esta nueva táctica seguida en las carreteras fue puesta en marcha a petición del fiscal de Seguridad Vial de la comunidad navarra, tal y como ocurre con los radares en cascada. Se envió una circular a los cuerpos de seguridad de la zona explicándoles esta estrategia, donde el principal objetivo no es otro que concienciar a los conductores de que, antes o después de un radar, no existe carta blanca para circular a una velocidad por encima de la permitida.

La intención no es otra más que evitar los típicos frenazos antes del radar de aquellos conductores que saben de sobra su localización. Las autoridades aseguran que la primordial intención es evitar los excesos en la carretera, con el objetivo de tratar de concienciar al usuario de la vía de la necesidad de adecuar la velocidad a las condiciones de la vía. Una nueva manera de evitar que los conductores superen impunemente los límites de las vías de circulación.

De momento, no se sabe si solo ha sido una estrategia puntual o si, en un futuro muy próximo, la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene en mente impulsar esta estrategia en sus carreteras. Lo que es una evidencia es que, en los últimos años, la DGT está apostando fuerte por disminuir drásticamente el número de fallecidos al volante: dependiendo de los resultados obtenidos en Navarra, podríamos ver los 'radares antifrenazos' también en el resto de carreteras españolas.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios