A LA VENTA CON VERSIONES DE HASTA 530 CV

Serie 8 Gran Coupé, el coche (gasolina o diésel) de BMW donde todo es grande

Basado en la plataforma del Serie 8 Coupé, aporta más espacio interior pero la misma deportividad

Foto: El BMW Serie 8 Gran Coupé tiene el frontal de la versión Coupé y la trasera de un coche de cuatro puertas.
El BMW Serie 8 Gran Coupé tiene el frontal de la versión Coupé y la trasera de un coche de cuatro puertas.

BMW lanza al mercado el Serie 8 Gran Coupé, un modelo con el que completa la oferta de su vehículo alto de gama, la Serie 8, con una variante de cuatro puertas y cinco plazas que combina con el lujo y la máxima deportividad. Se ofrece con tres opciones mecánicas: un V8 de 530 caballos y un propulsor de seis cilindros en línea de 340 CV a los que se añade una variante diésel, igualmente de seis cilindros con 320 caballos.

BMW sigue ampliando su gama de modelos con el objetivo de cubrir todos los espacios del mercado y este Serie 8 Gran Coupé viene a posicionarse en la parte más alta de su oferta como un modelo grande, de más de cinco metros, pero al mismo tiempo con un estilo muy deportivo. No en vano, el coche se ha desarrollado sobre la base del Serie 8 Coupé. Este Gran Coupé, pese a formar parte de la misma familia que las variantes Coupé y Cabrio, en realidad tiene un carácter propio ya que combina prestaciones deportivas y un diseño dinámico y elegante, pero al mismo tiempo ofrece un espacio significativamente mayor para los pasajeros traseros con un habitáculo que la propia BMW califica como 4+1 plazas.

Permite tres plazas detrás, pero en realidad es un 2+1.
Permite tres plazas detrás, pero en realidad es un 2+1.

Para BMW, un elemento clave a la hora de diseñar un nuevo modelo es conseguir el máximo dinamismo. Sobre la base del Serie 8 Coupe el equipo de desarrollo ha conseguido mantener su potencial dinámico gracias a una mayor distancia entre ejes y un ajuste específico de su chasis. Esto le permite un perfecto equilibrio entre las prestaciones deportivas y el máximo confort de marcha. Los clientes del Gran Coupé pueden aspirar a elevados niveles de practicidad en el uso diario y a una elevada capacidad interior para poder realizar largos trayectos en coche.

La gama del nuevo modelo de BMW se basa en cuatro variantes mecánicas que están disponibles desde su lanzamiento, el buque insignia es el M850i xDrive, animado por un motor V8 de gasolina de 530 caballos y un imponente estilo. Su consumo combinado homologado es de 10 litros. En el lado opuesto encontramos la versión menos potente y también más ahorradora, encarnada en el 840d. En este caso se trata de una mecánica diésel de 320 caballos con el que el consumo se reduce hasta 6,3 litros. Sin duda este es un modelo ideal para utilizar en las largas distancias o para aquellos usuarios que necesitan hacer muchos kilómetros pero con un coche amplio, confortable y de lujo.

A estas dos variantes se suma el 840i, un vehículo que emplea un motor de gasolina de seis cilindros en línea con una potencia de 340 caballos. Esta variante está disponible con dos sistemas de transmisión, el de acceso con propulsión trasera y una variante equipada con la tracción total xDrive. En este caso su consumo homologado se sitúa en los 7,5 litros a los 100 km.

Terminación de un Coupé en un coche de cuatro puertas.
Terminación de un Coupé en un coche de cuatro puertas.

El diseño exterior del Serie 8 Gran Coupé demuestra que se pueden combinar dos características muy diferentes como son la practicidad y la amplitud de interior junto con la máxima deportividad en el exterior. Su diseño simboliza la forma más lujosa de experimentar la deportividad en un vehículo de cinco plazas, con un vehículo de carrocería cupé de cuatro puertas, con una distancia entre ejes que supera los 3 metros y con una longitud exterior de más de 5 metros.

La parte delantera del Gran Coupé es idéntica a la del Serie 8 Coupé pero a partir del pilar delantero todo cambia para conseguir ese amplio habitáculo interior . La línea del techo se funde con la zaga, consiguiendo una transición que subraya el alargamiento de la silueta y consigue ese efecto que proporciona un estilo muy deportivo, similar al del coupé, pero con una carrocería muy larga, de cinco metros.

Todo en el interior del vehículo se caracteriza por una calidad de acabado muy especial, con materiales de la máxima calidad, con asientos multifunción en la parte delantera y una tapicería de la mejor piel. Además, para los que opten por el paquete opcional M Sport se incluyen los nuevos asientos MSport con una marcada configuración envolvente. Estos asientos permiten que el cuerpo de su conductor y del acompañante del asiento delantero no se muevan pese a las altas prestaciones del vehículo.

Es un gran coche para viajar, como lo demuestran sus motorizaciones y su amplio habitáculo, pero también lo es por su maletero de 440 litros, lo que permite alojar tres bolsas de golf completas. Además, para ampliar su versatilidad de uso, cuenta con un asiento trasero que se puede plegar en tres partes 40:20:40. Para abatir cada uno de estos sectores individuales del asiento trasero hay una palanca que se acciona desde el maletero para facilitar esta maniobra.

Interior con la máxima calidad en el nuevo buque insignia de la marca.
Interior con la máxima calidad en el nuevo buque insignia de la marca.

Es un vehículo de cinco metros, pero lo que si negable es que es un BMW más, uno de los mejores de la gama, que proporciona unas prestaciones excepcionales. Como ejemplo baste decir que la versión tope de gama, el M850i xDrive acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos. Además, ofrece una impresionante respuesta instantánea del motor V8 y una tendencia a subir muy rápido de revoluciones en cualquier momento. Esas prestaciones deportivas se traspasan también a la versión diésel, y es que el 840d pasa de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, la cifra de un buen deportivo pese a que bajo su capó motor hay un motor diésel.

Toda la gama emplea el cambio Steptronic Sport de ocho velocidades que de serie incorpora levas de accionamiento en el volante para que el conductor pueda experimentar esa mayor deportividad al cambiar de marcha de modo casi manual. Además, las versiones M850i y 840d incorporan la tracción integral xDrive. Esta permite transmitir más fácilmente al pavimento toda la potencia y el par que proporcionan sus motores.

La transmisión está pensada para enviar más par en la ruedas traseras, lo que permite una gran precisión en el comportamiento dinámico del vehículo. El sistema xDrive también se ofrece en la variante pequeña de gasolina, como alternativa a la propulsión trasera de serie. Las dos versiones de gasolina incorporan el diferencial M Sport de serie con función activa de bloqueo que proporcionan un mayor placer de conducción, un aspecto clave en cualquier modelo de BMW.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios