PUEDE TENER CONSECUENCIAS MORTALES

El 'efecto elefante', la peligrosa costumbre que la DGT quiere que elimines del coche

Una costumbre muy habitual entre los conductores que puede ser muy peligrosa y de la que, en muchos casos, no somos conscientes del riesgo que conlleva

Foto: El Efecto Elefante, la peligrosa costumbre que la DGT quiere que elimines del coche. (iStock)
El Efecto Elefante, la peligrosa costumbre que la DGT quiere que elimines del coche. (iStock)

Acabas de salir de trabajar, te montas en el coche y vas en dirección a casa. Es un viaje corto, que haces a diario y cuyo camino conoces perfectamente por hacerlo absolutamente todos los días pero, precisamente por eso, es el más peligroso al afrontarlo con un exceso de confianza que puede generarnos más de un serio problema. Pero de lo que no somos conscientes es de que llevamos 'armas' en nuestro coche que pueden ser muy peligrosas en caso de un accidente. aunque no sea a gran velocidad.

En un desplazamiento como este, todos los conductores cometemos una serie de fallos que pueden tener consecuencias realmente graves. ¿Quién no lleva el móvil suelto en el coche? ¿Y un portátil apoyado en el asiento? ¿Quizá una botella de agua en los pies del copiloto? ¿O un paraguas en la parte trasera por si nos encontramos con lluvia? ¿Una maleta mal sujeta? Todo ello puede ser muy peligroso: es lo que la DGT denomina el 'Efecto Elefante'.

La Dirección General de Tráfico ha publicado un artículo en su revista mensual en el que explica de qué se trata: no es más que la aplicación de la ley física que explica que el peso de un objeto se multiplica cuando está en movimiento con respecto a su peso en reposo, pero dentro de un vehículo. O, dicho de otra manera, todo lo que no lleve sujeción en el vehículo puede pasar a pesar mucho más en caso de sufrir un impacto, sea una persona o un objeto.

De hecho, el nombre de este efecto viene dado de los estudios realizados por la DGT: una persona de unos 70 kilos que esté en los asientos traseros de un coche y no lleve cinturón, en caso de sufrir un accidente a unos 50 kilómetros por hora, multiplicará su peso hasta los 4.000 kilos. Es decir, un golpe no solo puede ser mortal para la persona que no está sujeta en el habitáculo, sino que ejercerá la misma fuerza contra los ocupantes de los asientos delanteros que el impacto de un elefante. Todo ello sin tener en cuenta que la fuerza del impacto será mayor cuanto más alta sea la velocidad a la que circulamos.

Pero la DGT avisa: esto no ocurre solo con personas, sino que también sucede con los objetos que soltamos en el vehículo de manera habitual. Por ejemplo, un portátil de unos 3 kilos ejercería una fuerza de unos 100 kilos, es decir, como si impactaras contra un cerdo; una maleta grande, de unos 15 kilos, tendría el mismo efecto que chocar contra una vaca de 520 kilos; un pack de bricks de leche de 6 kilos sería lo mismo que impactar contra un ciervo de 175 kilos.

Y esto no solo ocurre en el habitáculo, sino que también puede pasa en caso de que no llevemos sujetos los elementos en el maletero de manera correcta. Por ello, para evitar el peligroso Efecto Elefante, la DGT recomienda utilizar los habitáculos dispuestos en el vehículo para almacenar los objetos y, sobre todo, llevar el cinturón de seguridad. Un simple gesto como llevar el coche ordenado puede salvar tu vida en caso de accidente.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios