ESTARÁ A LA VENTA EN FEBRERO

El nuevo Mercedes GLB o cómo a un SUV (gasolina o diésel) se le puede dar guerra

Mercedes sacará versiones de tracción delantera para un uso de carretera, variante 4Matic con opciones camperas y opción deportiva con el GLB 35 AMG

Mercedes lanzará al mercado europeo a principios del próximo año su nuevo GLB, un todocamino del segmento compacto pero con hasta siete plazas que destaca sobre todo por su buen comportamiento en carretera pero también por sus posibilidades de utilización fuera del asfalto. Hemos hecho una primera toma de contacto con este SUV por las carreteras de Málaga para comprobar hasta qué punto se mueve bien por carretera y es capaz de superar muchas complicaciones fuera del asfalto.

Mercedes tiene en su gama de modelos todocamino un amplio abanico de opciones que se van completando cada día, como demuestra el lanzamiento de este GLB. Pero también con un modelo recién desvelado como es el GLS Maybach, que representa el tope de la gama en todos los sentidos, en tamaño, en comportamiento dinámico y en utilización todoterreno, pero sobre todo en el lujo y la clase.

Vamos a centrarnos en el GLB con el que hemos tenido ocasión de conducir más de 200 km en sus diferentes versiones y por todo tipo de carreteras. Antes que nada, les debo decir una cosa la marca alemana habla de él como un todocamino compacto pero en realidad tiene una longitud de 4,64 metros, por lo que es algo más grande que un modelo compacto. Eso sí, ofrece cinco plazas con un gran maletero, o como opción siete plazas, lo que demuestra un habitáculo muy bien aprovechado.

El nuevo modelo se ofrece con versiones de cinco o siete plazas pero con el mismo tamaño exterior de su carrocería. La diferencia es que incorporen o uno una tercera fila de asientos que va plegada en el suelo del maletero. El vehículo tiene una segunda fila de asientos que puede deslizar hasta 14 cm en sentido longitudinal para adaptar el habitáculo a las necesidades de cada momento. En cuanto a su maletero, parte de los 570 litros con las cinco plazas y las traseras en su posición más retrasada. Si este asiento central se desplaza hacia delante, tendremos hasta 760 litros. Y si circulamos con las siete plazas utilizadas, entonces la capacidad del maletero se reduce a 130 litros hasta la altura de los asientos.

Nuevo Mercedes GLB en su variante 220d con tracción 4Matic.
Nuevo Mercedes GLB en su variante 220d con tracción 4Matic.

El Mercedes GLB ofrece tres personalidades muy diferentes dentro de la gama. Las versiones de acceso con los motores más pequeños de gasolina y diésel cuentan con tracción delantera y son vehículos pensados básicamente para una utilización por carretera. Aunque para su cota de altura libre al suelo, pueden superar alguna pista o algún camino forestal sin demasiadas complicaciones.

Por otra parte tenemos las versiones equipadas con el sistema de tracción 4Matic de tracción a las cuatro ruedas. Son modelos enfocados igualmente a la carretera, pero con muchas posibilidades de uso fuera del asfalto. Estas versiones, ya sea en diesel o gasolina, incluyen además de los modos de conducción normales del vehículo, un modo específico 'off-road' en el que se optimiza su utilización fuera del asfalto. También incluye una información específica en el cuadro de instrumentos que permite saber el ángulo de inclinación lateral del vehículo o la pendiente que estamos superando, datos importantes para una conducción más campera.

Además, hay una tercera personalidad muy diferente de las dos anteriores en la gama Mercedes GLB, pero también con tracción a las cuatro ruedas 4Matic. En este caso se trata de la versión 35 AMG un modelo en el que, pese a tener tracción total de serie, no ofrece el modo de conducción 'off-road'. En este caso el sistema de tracción está enfocado no a superar obstáculos, piedras o bajadas y subidas pronunciadas, sino que busca conseguir un mejor comportamiento dinámico, una mayor deportividad en el vehículo.

Hemos podido probar las diferentes versiones tanto en carretera como en una pista específica de utilización 'off-road' en el caso de las variantes 4Matic. Nuestra prueba la hicimos con el 220d. Sin duda es un coche que sorprende por sus capacidades fuera del asfalto pese a que en la mayor parte de los casos un usuario que se ha comprado este coche no buscará hacer todas esas hazañas al volante. Pero funciona muy bien y de manera intuitiva y sencilla para el conductor, que no necesita unos conocimientos especiales para poder sacar partido al coche en estos terrenos complicados.

Incorpora la última evolución del sistema MBUX, con el 'hey Mercedes' para hablar con el vehículo.
Incorpora la última evolución del sistema MBUX, con el 'hey Mercedes' para hablar con el vehículo.

Tiene algunos sistemas que garantizan la máxima seguridad en estas situaciones. Por ejemplo su sistema de control de descenso es perfecto: permite ajustar la velocidad desde 2 km/h hasta 18 km/h dependiendo de las circunstancias. Esta velocidad se regula mediante un botón en el lado izquierdo del volante y es muy fácil de ajustar en todo momento. Si lo posicionamos en 2 km/h, el coche prácticamente ni se mueve por muy pronunciada que sea la pendiente. Para ello frena cada una de las ruedas de manera independiente para que la maniobra sea completamente segura.

La otra variante que hemos podido probar durante bastantes kilómetros es la GLB 35 AMG. En este caso emplea una motorización más racional que otros modelos firmados por la división de altas prestaciones de Mercedes. Los 306 caballos de su motor de gasolina permiten mover con mucha agilidad, con deportividad pero sin excesos este modelo. Si las variantes 4Matic normales se caracterizan por ofrecer ese modo 'off-road' de conducción, en este caso no se ofrece esta opción de uso fuera de carretera. Lo que se busca es la máxima deportividad y eficacia sobre el asfalto y cuenta con un sistema 4Matic desarrollado específicamente por AMG.

Para conseguir ese toque muy deportivo, dentro del propio volante, en la parte inferior, tenemos dos selectores: a la derecha un selector giratorio que permite elegir los modos de conducción hasta un modo Sport +, mientras que en el otro lado del volante, a la izquierda tenemos un selector para controlar la dureza de la suspensión.

Sin duda esta variante AMG 35 es la más deportiva de un modelo como el GLB que tiene tres personalidades muy marcadas y que viene a completar una gama ya muy completa de vehículos camperos de la marca de la estrella. Esta gama tiene su referente en el Clase G y un escalón por encima los vehículos Unimog, realmente imparables y una referencia en el mundo off-road.

Es un todocamino compacto, pero mide 4,64 metros para dar cabida a las 7 plazas..
Es un todocamino compacto, pero mide 4,64 metros para dar cabida a las 7 plazas..

En cuanto a su gama, ofrece básicamente seis variantes, tres con motorización diesel y otras tres con gasolina. De los primeros el punto de acceso es el GLB 200d con un motor de 150 caballos que está disponible tanto con tracción delantera como con la tracción 4Matic, por lo que el primero no tiene modo de conducción 'off-road' mientras que el segundo sí. Y como tope de gama en diésel el 220d con 190 caballos, siempre combinado con la tracción 4Matic.

Por lo que respecta a las versiones de gasolina la variante de acceso es el GLB 200 de 163 caballos, solo disponible con tracción delantera. Por encima el 250 con un motor de 224 CV combinado siempre con la tracción 4Matic. Y como tope de gama, y con un enfoque más deportivo, la variante 35 AMG con su motor de 306 caballos y tracción 4Matic, pero enfocada a buscar las máximas prestaciones.

En cuanto a sus cajas de cambio, las variantes diésel incorporan una caja de cambios automática de doble embrague y ocho marchas, mientras que los de gasolina emplean un cambio de similares características pero de siete relaciones. Por lo que respecta a la versión 35 AMG emplea un cambio diferente, desarrollado específicamente por la división AMG. Es un cambio también de doble embrague y ocho marchas, pero diferente al empleado en las variantes diésel. Es mucho más rápido y efectivo, en busca de las mejores prestaciones.

El precio

Por lo que se refiere a los precios, el nuevo GLB está a la venta en el mercado español con precio recomendado que parte de 42.675 euros para el GLB 200 de gasolina, que llegan hasta 55.000 euros en el 250 con tracción 4Matic. La variante AMG llegará algo más tarde y aún no se ha comunicado su precio. Esta es la gama que ya está a la venta en el mercado español:

Mercedes GLB 200 42.675 euros
Mercedes GLB 250 4Matic, 55.000 euros
Mercedes GLB 200d 42.675 euros
Mercedes GLB 200d 4Matic 45.000 euros
Mercedes GLB 220d 4Matic 47.350.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios