VARIAS IMPRUDENCIAS QUE PUDIERON SER GRAVES

Cómo hacerlo todo mal en el coche en 10 segundos y provocar dos accidentes

Sin duda, el factor más difícil de controlar al volante es el humano y algunos conductores se empeñan en demostrar el peligro que supone cruzarse con ellos en la carretera

Foto: Fotograma del vídeo publicado por AutoBild.
Fotograma del vídeo publicado por AutoBild.

Dice el refrán que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces en la misma piedra, pero incluso puede ir más allá: es el único que puede generar una concatenación de errores absurdos para obtener un resultado terrible. El principal problema es cuando esas situaciones se producen en la carretera, donde la vida de los demás también se pone en juego y donde la responsabilidad debe ir mucho más allá del propio volante del coche.

Como ejemplo, el vídeo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha presentado, y que ha replicado AutoBild, en el que se puede ver cómo un mismo conductor lleva a cabo una serie de imprudencias al volante que terminan convirtiéndose en dos accidentes con menos de 15 segundos de diferencia. Una serie de comportamientos al volante que pudieron tener un resultado mucho más catastrófico, dejando heridos por culpa de la más absoluta insensatez al volante.

Ocurrió en la A-6, a la altura de la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares. Había comenzado a llover, momento en el que reducir la velocidad es la mejor opción para evitar un problema. Sin embargo, el conductor que aparece en este vídeo consideró que no era necesario aminorar la marcha, a pesar del agua que empezaba a acumularse en el asfalto. A toda velocidad, llegó el momento de tomar una curva abierta a la izquierda, cuando perdió el control.

Su furgoneta, con la que circulaba por el carril izquierdo a pesar de poder hacerlo cómodamente por cualquiera de los otros tres carriles de la calzada, comenzó a deslizarse tras perder adherencia, comenzando a girar en dirección al sentido contrario de la marcha. Por fortuna, los frenos y el arcén de la parte izquierda de la carretera lograron evitar un impacto contra la mediana, que podría haber devuelto el coche a la carretera y provocar un impacto en cadena.

Pero lo que la naturaleza evitó, este 'grandísimo' conductor se esforzó en provocarlo. No contento con el susto, decidió volver a ponerse en marcha sin tener en cuenta al resto de conductores, cruzando su vehículo en mitad de la vía mientras otros coches se acercaban a su posición, provocando otro accidente: en este caso: un usuario se encontró con otro vehículo invadiendo su espacio, impactando irremediablemente contra la furgoneta y sufriendo un accidente por su imprudencia.

Circular por el carril izquierdo, perder el control del vehículo, incorporarse a la carretera sin señalizarlo y sin tener en cuenta al resto de conductores... Una importante concatenación de imprudencias que pudo tener un resultado trágico que, por fortuna, no se produjo. Al menos, las cámaras fijas de la carretera captaron lo sucedido y el imprudente conductor será duramente sancionado por su acción. Cómo hacerlo todo mal al volante en menos de 20 segundos.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios