NUEVO ASTON MARTIN DBX

La última marca de coches de lujo que cae en fabricar un todocamino de gama alta

Este nuevo coche cuenta con motor V8 biturbo con 550 caballos y tracción total para asegurar las prestaciones de un Aston Martin

Foto: Estas unidades de prueba del Aston Martin DBX ya están muy próximas a la estética del modelo de producción que se verá en diciembre.
Estas unidades de prueba del Aston Martin DBX ya están muy próximas a la estética del modelo de producción que se verá en diciembre.

Aston Martin ha anunciado que su primer modelo del segmento todocamino, el DBX, será presentado en diciembre. El modelo entra ya en las últimas etapas de pruebas con su fase de validación. Tras los casos de Lamborghini, Bentley, Maserati o Rolls Royce, Aston Martin es la siguiente gran marca que 'cae' en el concepto del vehículo todocamino, aunque eso sí, de lujo y altas prestaciones.

Con el DBX, Aston Martin pretende ofrecer a sus clientes un modelo más práctico y cómodo que el resto de su gama, con cinco plazas, pero sin renunciar al lujo y las altas prestaciones que caracterizan a todos los automóviles de este legendario fabricante británico de deportivos.

El DBX está siendo sometido al programa de simulacro real más completo de la historia de Aston Martin, en la que se realiza una evaluación exhaustiva de conducción en un entorno real. Para ello, pasa diferentes pruebas de alto rendimiento, que se están llevando a cabo por todo el mundo. En estos test, que incluyen los dos centros de la marca en los circuitos de Silverstone y Nürburgring, el equipo de ingenieros están centrando su trabajo en garantizar una gran capacidad dinámica para el nuevo todocamino de lujo.

Más alto y pesado que los tradicionales Aston Martin.
Más alto y pesado que los tradicionales Aston Martin.

Durante las pruebas de resistencia en el trazado alemán, el DBX consiguió velocidades en curva a la altura del deportivo Vantage, al mismo tiempo que ha registrado unas cifras de frenado superiores a las de la categoría Super GT de Nürburgring o del Superleggera DBS.

El nuevo DBX incorpora un propulsor V8 de 4.0 litros con doble turbocompresor que alcanza los 550 caballos de potencia y 700 Nm de par. Este es un propulsor que ya está disponible en los actuales deportivos de la marca, el Vantage y el DB11. Pero, en el caso del DBX, se ha aumentado la potencia hasta convertirlo en el motor de ocho cilindros de mayor rendimiento de la gama actual.

Prueba de ello son las cifras conseguidas tanto de velocidad máxima como de aceleración que se han logrado con el nuevo DBX, que se han establecido en las últimas fases del proceso de pruebas en 290 km/h.

Uno de los puntos en los que se ha trabajado intensamente en el nuevo DBX es su acústica. El sistema de escape se ha ajustado para emitir unos graves profundos con tonos medios crecientes para que se aprecien especialmente en los modos de conducción deportiva.

Para los ingenieros de Aston Martin es importante que el nuevo DBX demuestre la misma deportividad que sus hermanos de gama y también su gran refinamiento. De momento, y según el ingeniero jefe de Aston Martin, Matt Becker, "las primeras indicaciones del rendimiento general del coche han sido increíblemente prometedoras".

El Aston Martin DBX será presentado el próximo mes de diciembre, pero antes de que se devele el coche todavía debe terminar sus pruebas de validación para poder perfeccionar el sistema de propulsión y su aerodinámica. Hasta ahora todos los modelos de la marca británica son de dos puertas y muy bajos, salvo el Rapide de cuatro puertas, pero el nuevo DBX es bastante más grande, más alto y pesado, lo que hace cambiar los conceptos aerodinámicos.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios