RéPLICA DE UN COCHE DE CARRERAS DE 1926

El precio del coche eléctrico de juguete más caro del mundo: el (agotado) Bugatti Baby II

Un coche a escala del 75%, eléctrico, del que solo se harán 500 unidades a 30.000 euros la unidad. Todas se han agotado

Foto: Es una reproducción al 75% de su tamaño del Type 35 original, pensado para niños y niños grandes.
Es una reproducción al 75% de su tamaño del Type 35 original, pensado para niños y "niños grandes".

El genial Ettore Bugatti lanzó en el año 1926 un vehículo muy especial, para niños, pero con la imagen y muchos detalles heredados del mítico Type 35, el modelo más conocido y admirado de la marca por sus victorias en todo tipo de competiciones en los años veinte. Ahora, para celebrar el 110 aniversario de la marca se ha anunciado una serie limitada a 500 unidades de una réplica moderna de este modelo, el Bugatti Baby II, un 'juguete' que se puede comprar por más de 30.000 euros.

El coche se mostró como un prototipo en el pasado Salón de Ginebra y ahora es cuando se conocen los detalles del proyecto, en el que participa un esquiador madrileño de origen británico, Jan Farrell. Detrás del nuevo Bugatti Baby II está la compañía The Little Car Company, encargada de fabricar las 500 unidades entre 2020 y 2021.

El primer prototipo del Bugatti Baby II, realizado como un modelo impreso en 3D, llegó a entusiasmar a los asistentes al Salón, sobre todo cuando se hizo público que se haría una serie limitada de 500 unidades. Esta nueva edición del Bugatti Baby es mucho más que un juguete, es una replica que alcanza velocidades máximas superiores a los 45 km/h y puede ser utilizado por adultos. Su aceptación ha sido tan extraordinaria, que el cupo de preventa fue agotado en solo tres semanas.

Frontal y suspensiones casi idénticos al original.
Frontal y suspensiones casi idénticos al original.

Basado en el icónico Bugatti Type 35, el Baby II combina el concepto de juguetería del Baby original desarrollado en 1926 con la tecnología del siglo XXI. Para permitir que el Baby II sea conducido tanto por adultos como por niños, el vehículo ha crecido de la escala del 50% del original a una réplica construida al 75% del Type 35 original. El nuevo modelo incluye pedales para que no solo los hijos puedan utilizarlo, sino también los padres y hasta los abuelos.

El primer paso para el equipo de ingeniería del Baby II fue escanear digitalmente cada uno de los componentes del modelo original Type 35 con el que se disputó el Grand Prix de Lyon de 1924. A partir de ahí, los diseñadores adaptaron la obra maestra de Ettore Bugatti, introduciendo una moderna cadena cinemática eléctrica con baterías de iones de litio y un sistema de frenado regenerativo. Se han replicado sus innovadoras llantas de aleación de ocho radios, y se han reproducido su característico eje delantero, el mecanismo de suspensión y de dirección del original.

En su interior, el clásico volante de cuatro radios se sitúa delante de un salpicadero de aluminio con instrumentos Bugatti personalizados. Mientras que los originales tenían un tacómetro con medidores de presión de aceite y combustible, estos han sido reemplazados por un velocímetro, un indicador de nivel de batería y un medidor de potencia utilizada. Todos los vehículos vienen con bocina, espejo retrovisor, freno de mano, luces delanteras. A todo ello añade un control remoto para poder desactivar el automóvil desde una distancia de hasta 50 metros en caso de presentarse algún peligro.

Placa con el número de chasis en el centro del salpicadero.
Placa con el número de chasis en el centro del salpicadero.

En el centro del salpicadero hay una placa con el número de chasis único del Baby II, y en la parte delantera de cada coche se encuentra la famosa insignia 'Macaron' de Bugatti, hecha con 50 gramos de plata maciza, igual que la que incluye el Bugatti Chiron.

Modo adulto

El Baby II ha sido diseñado para ser divertido de conducir. La cadena de propulsión trasera viene con dos modos de potencia seleccionables para conductores con diferentes experiencias: uno de 1kW 'modo infantil' con la velocidad máxima limitada a 20 km/h, y otro de 4kW definido como 'modo adulto' con la velocidad limitada a 45 km/h. Y para los que necesitan más velocidad incluso en este coche, algunas versiones vienen con una "llave de velocidad", que permite una potencia de hasta 10 kW y desactiva el limitador de velocidad.

De serie, el coche estará pintado en color French Racing Blue con interior de cuero negro, como el más legendario Type 35, pero habrá otras opciones disponibles. Aunque ya están todos vendidos, los interesados todavía pueden inscribirse en la lista de reservas. El precio inicial es de 30.000 euros (más impuestos y gastos de envío) y la producción comenzará a principios de 2020.

Se ofrece con dos tamaños de batería extraíble, un paquete estándar de 1,4 kWh y una versión de largo alcance de 2,8 kWh. Se espera que el paquete más grande ofrezca un alcance de más de 30 kilómetros. El Baby II mide 2,8 m de largo y 1,0 m de ancho. El peso del coche parte de los 230 kg sin conductor en la versión más ligera.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios