CONSUMO HOLOGADO DE 5,3 LITROS

Toyota Camry, el coche 'económico' híbrido con etiqueta ECO

El Toyota Camry es una berlina de 4,88 metros, muy amplia y dinámica, con sistema híbrido de 218 caballos por 32.300 euros

Toyota lanza al mercado español su primera berlina híbrida, el Camry, un modelo que se posiciona como una buena alternativa a los modelos todocamino para el mercado de flotas de empresa. Se integra en el segmento de las berlinas con maletero independiente, ofrece un eficiente sistema híbrido y tiene un precio muy ajustado, que parte de 32.000 euros.

La marca japonesa decidió hace años centrar todos sus esfuerzos en la hibridación, y poco a poco dejó morir su anterior berlina, el Avensis. Desde la retirada del modelo, la gama de Toyota se ha centrado, en España y Europa, en los modelos compactos y subcompactos equipados con mecánica híbrida, lo que ha supuesto un gran éxito comercial. Y también un acierto para la sostenibilidad.

Ahora, la marca japonesa amplía su oferta con la llegada de una interesante berlina grande, como el Camry, igualmente híbrido. No es un modelo nuevo. Lleva en los mercados internacionales desde el año 1982 y desde entonces se han vendido más de 19 millones de unidades en todo el mundo. La novedad es que ahora llega por fin al mercado español y lo hace con una interesante mecánica híbrida.

El concepto del Toyota Camry es el del coche pensado básicamente para el mercado norteamericano, donde los clientes buscan vehículos útiles, amplios y confortables, pero sobre todo de precio ajustado. Coches que no den nunca problemas. Allí no interesan coches normales pero con muchos detalles de lujo, con madera y otros elementos que encarecen el precio y no aportan ningún valor. Y esa es la filosofía de este Camry que llega ahora al mercado español, un buen coche, útil, eficiente, y de precio muy ajustado.

Muy bien terminado, sobre todo en esta versión Luxury.
Muy bien terminado, sobre todo en esta versión Luxury.

Toyota es el líder mundial de la tecnología híbrida, que se ha demostrado que es una opción muy válida para reducir el consumo y las emisiones de los vehículos. El Camry es uno de los modelos más vendidos a nivel mundial y aunque a Europa han llegado muy pocas unidades sigue siendo la berlina más vendida en el mundo.

Esta octava generación del Camry emplea una nueva plataforma global, la TNGA, combinada con la cuarta generación del sistema híbrido de Toyota. Es una berlina sofisticada, de aspecto elegante y con un estilo muy dinámico. A ello contribuye su parte trasera en caída, lo que hace que parezca más pequeño de lo que realmente es. El Camry mide 4,88 metros de longitud. Lo que si tiene es un frontal llamativo, imponente, gracias a su gran rejilla delantera.

Su interior resulta muy amplio, con unas plazas traseras que tienen mucho espacio para las piernas. Incluso la cota de altura no es mala, pese a que la parte trasera del techo baja hasta unirse con el final del maletero proporcionando una estética muy dinámica. En cualquier caso, la sensación de espacio, con su buena superficie acristalada, es de lo mejor que hay en este segmento. Y su maletero, con 524 litros, le convierte en una gran berlina para viajar.

Vayamos con su aspecto mecánico, donde encontramos la última generación del sistema híbrido de Toyota en el que se combina un propulsor de gasolina de 177 caballos con otro eléctrico de 88 CV. La potencia combinada máxima utilizable por el sistema es de 218 caballos. Todo este equipo híbrido transmite su par motor a las ruedas delanteras mediante un cambio de variador tipo CVT.

La etiqueta ECO es un aspecto clave para las flotas.
La etiqueta ECO es un aspecto clave para las flotas.

Este es sin duda un punto clave en este nuevo modelo y en todos los vehículos de la marca japonesa. Si en las primeras generaciones del sistema híbrido su cambio de marchas automático era un poco limitado cuando se trataba de buscar aceleraciones fuertes, con esta cuarta generación del sistema híbrido este cambio funciona mucho mejor. Así lo pudimos comprobar en la toma de contacto con el nuevo Camry realizada por carreteras del sur de Madrid.

Si antes, cuando se aceleraba con fuerza los vehículos hacían bastante ruido y tardaban en acelerar, con el nuevo funciona mucho mejor, suena menos y acelera con mucha más rapidez. Su capacidad de aceleración es de 8,3 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, que es una cifra muy razonable. Además, ni siquiera es necesario para conseguir buenas aceleraciones rodar en el modo Sport, como si era aconsejable en las anteriores versiones.

Con el nuevo cambio CVT, tanto en el modo confort, como incluso en el modo Eco se consigue una buena aceleración. En una salida de un peaje pudimos comprobar perfectamente cómo sube de vueltas con rotundidad incluso en el modo ECO, llegando hasta los 140 km/h de manera rápida. Y un detalle que me parece interesante, su velocidad máxima es de 180 km/h. Es una velocidad más que suficiente para las carreteras españolas, teniendo en cuenta que no se puede pasar en ningún caso de los 120 km/h en una carretera. Y es nada menos que un 50% por encima del máximo legal.

Su comportamiento dinámico es muy bueno, pisa muy bien sobre el asfalto y tiene unos balanceos muy reducidos de la carrocería. Ofrece una gran estabilidad sin renunciar al confort de marcha, un detalle importante en este segmento en el que los coches hacen muchos kilómetros. Además, ofrece los sistemas de seguridad más avanzados, incluidos en la plataforma TNGA. Es decir todo los elementos del Toyota Safety Sense incluidos de serie, con elementos como el sistema precolisión, control de crucero adaptativo, lector de señales o mantenimiento de carril, entre otros.

Aspecto elegante y muy dinámico.
Aspecto elegante y muy dinámico.

Lo que no encontramos en su interior son materiales de lujo en las versiones básicas. En su lugar lo que si ofrece este Camry es una muy buena terminación, pero con materiales plásticos de buena textura y blandos, que transmiten inmediatamente la sensación de robustez y de aguante que es lo que buscan los clientes de este vehículo. Pero no hay sensación de lujo, aunque si encontramos todo lo necesario para un viaje confortable. Cuadro de instrumentos con pantalla digital, pantalla de la consola central de 8 pulgadas y la opción del sistema "head up display".

Pero lo más destacable, sin duda, es su consumo de carburante y su etiqueta ECO conseguida por sus emisiones muy bajas. El valor de consumo homologado en el ciclo WLTP es de 5,3 litros a los 100 km, pero esta cifra baja en un litro si analizamos los consumos según los valores utilizados hasta ahora, los del ciclo NEDC correlado. Según estos valores, los utilizados hasta ahora, estaríamos hablando de un consumo de 4,3 litros. Y por lo que respecta a sus emisiones, 119 g/km según el ciclo WLTP, lo que le deja exento del Impuesto de Matriculación en las versiones con llanta de 17 pulgadas.

Este nuevo Toyota Camry viene a animar el segmento de las berlinas que en los últimos años ha visto sus ventas reducirse en favor de los modelos todocamino. Sin embargo, esta nueva opción se posiciona como una interesante alternativa por su habitabilidad interior, su comportamiento dinámico, su reducido consumo y por un precio realmente ajustado. Y todo ello con la etiqueta "eco" que supone un interesante valor añadido. La marca prevé que el 70% de las 2.500 unidades que espera vender en un año completo correspondan a flotas, pero si yo tuviera que comprar un coche familiar, amplio, de consumo ajustado y con etiqueta Eco, sin duda esta sería la mejor opción.

El nuevo Toyota Camry está disponible en tres acabados diferentes: Business, Advance y Luxury. El primero de ellos es el más enfocado a clientes de flotas, el segundo es el más equilibrado de la gama en cuanto a precio y equipamiento y el tercero convierte al vehículo en una berlina de representación. Este modelo ya está a la venta en el mercado y se ofrece con dos interesantes opciones de compra por uso, como el Toyota Complet por 285 euros al mes en un contrato de cuatro años o mediante una operación de renting con todo incluido por una cuota mensual de 450 euros.

Estos son los precios recomendados por la filial española:

Toyota Camry 220H, 218 CV Business, 36.500 euros (con descuento 32.300 €)

Toyota Camry 220H, 218 CV Advance, 37.900 euros (con descuento 32.500 €)

Toyota Camry 220H, 218 CV Luxury, 43.400 euros (con descuento 38.000 €).

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios