#VerdadesDiésel

La tecnología que permite a Jaguar apostar por nuevos motores diésel más limpios

El fabricante inglés se ha propuesto desmitificar las ideas sobre este tipo de combustible con sus motores Ingenium, que reducen las emisiones de CO2 entre un 20 y 25% con respecto a los gasolina

Foto:

En los últimos años, reducir la contaminación de las ciudades se ha convertido en una prioridad. El transporte es responsable del 30% de las emisiones de CO2 producidas en la Unión Europea. De ellas, un 72% provienen del transporte por carretera. Por ello, se están imponiendo normativas que ayudan a regular el tráfico en los núcleos urbanos y reducir, así, el impacto medioambiental que generan los millones desplazamientos.

La industria automovilística trabaja desde hace años para desarrollar tecnologías limpias y eficientes. A día de hoy, los fabricantes ofrecen una amplia gama de vehículos alternativos (híbridos, eléctricos, GLP…) y unos motores de combustión que generan menos emisiones. Además de centrar sus esfuerzos en conseguir tecnologías más sostenibles, el sector automovilístico tiene que luchar para desmitificar algunas ideas que circulan en torno a sus motores, sean alternativos o de combustión. Un claro ejemplo es el diésel.

Desmitificando el diésel

Uno de los fabricantes que ya ha comenzado con esta desmitificación es Jaguar. La marca inglesa se ha propuesto romper una lanza a favor del diésel, con sus nuevos motores Ingenium que incluyen el sistema AdBlueⓇ (Sistema de Escape Diésel, DEF) y que desmonta cuatro creencias.

1. Esta tecnología, disponible en todos sus modelos diésel desde 2016, cumple la normativa Euro 6 que ha permitido que dichos motores hayan "reducido sus emisiones contaminantes en un 84% respecto de sus iguales de hace diez años", según afirma la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC). Jaguar apunta a sus motores Ingenium como unos motores diésel limpios, ya que sus niveles de emisiones de CO2 se reducen entre un 20% y un 25% con respecto a los motores de gasolina. Esto es posible gracias al sistema SCR (reducción catalítica selectiva) que permite depurar dichos gases contaminantes y, así, filtrar y eliminar casi la totalidad de las partículas nocivas.

De este modo, los diésel Euro 6 en general y los nuevos Ingenium del fabricante inglés en particular permiten combatir el principal reto del sector: renovar el parque automovilístico español. "Si se sustituyeran 400.000 vehículos diésel antiguos por nuevos, el impacto en reducción de emisiones equivaldría a retirar 2,6 millones de vehículos de la circulación. Esta es la iniciativa que realmente tiene un impacto, medido y no imaginado”, afirman desde ANFAC.

Jaguar.
Jaguar.

2. Además de ser limpios, los vehículos diésel de Jaguar desmitifican la creencia de que este tipo de motores son más ruidosos y vibran más que los de gasolina. Los nuevos motores de la marca británica están construidos completamente en aluminio y poseen uno de los propulsores más silenciosos del mercado. Además, cuentan con dos ejes de equilibrado que permiten reducir al máximo las vibraciones que puedan filtrarse en el habitáculo.

¿El resultado de estas innovaciones? Eliminar las diferencias de los niveles de ruido y vibración que podíamos experimentar en los diésel antiguos. La nueva generación de motores Ingenium, por tanto, equipara las sensaciones a la hora de conducir un Jaguar, sin importar que sea un gasolina o un diésel.

Motores Ingenium de Jaguar.
Motores Ingenium de Jaguar.

3. La compañía inglesa también apuesta por la rentabilidad y eficiencia de sus nuevos motores. Los turbodiésel Ingenium tienen un rendimiento mayor, un consumo de combustible un 20% menor que los modelos de gasolina y unos periodos de repostaje, por tanto, más prolongados. Esto permite que, a la larga, un Jaguar Ingenium resulte más económico. Desde la marca explican que en trayectos largos a velocidades altas, un motor diésel resulta más eficaz debido a la densidad energética de este tipo de combustible y la forma en que se libera energía durante la combustión. Por tanto, si se conduce más de 19.000 kilómetros al año, un motor diésel ofrece mayor ahorro de combustible. Con esto, el fabricante demuestra que los nuevos modelos diésel tienen las mismas ventajas (y restricciones) que los gasolina Euro 6.

4. Esta innovación tecnológica rompe varios mitos. Por un lado, que los motores diésel son más contaminantes que los gasolina y, por otro, que un diésel carece de etiqueta medioambiental. Todos los modelos diésel de la marca disponen de la etiqueta verde (categoría C) en la que entran tanto los turismos de gasolina Euro 4, 5 y 6, como los diésel Euro 6. De este modo, los turbodiésel Ingenium de Jaguar pueden circular y aparcar en el centro de ciudades como Madrid, incluso en episodios de alta contaminación. El fabricante inglés quiere demostrar con su tecnología Ingenium que el lujo, la deportividad y el placer de la conducción no están reñidos ni con el respeto al medioambiente, la eficiencia ni la rentabilidad que ofrecen sus motores.

Motor