PRUEBA CITROËN C5 AIRCROSS BLUEHDI 130 CV

Citroën C5 Aircross, la apuesta por el todocamino amplio y muy confortable

El Citroën C5 Aircross tiene un interior muy amplio y versátil, con asientos traseros independientes, ajustables en sentido longitudinal y en inclinación. Incluye control de descenso

Dentro de la oferta todocamino, imprescindible en los tiempos que corren en el mercado del automóvil, la marca francesa tiene dos alternativas, el C3 Aircross y el recién lazando C5 Aircross, a los que podemos sumar un tercer modelo, el C4 Cactus, con un estilo muy llamativo y situado entre ambos. El C5 destaca por ser un coche muy amplio, muy confortable y con mecánicas muy eficientes, tanto en diésel como en gasolina.

El C5 Aircross es un todocamino compacto de 4,50 metros, pero que tiene un habitáculo más amplio de lo que puede parecer por sus dimensiones exteriores. Además, la habitabilidad se ve ampliada gracias a unos asientos traseros que son independientes entre sí, que se pueden desplazar en sentido longitudinal hasta 15 cm y que también permiten reclinar los respaldos en varias posiciones. Con ello, tenemos un interior adaptable a las necesidades de cada momento. También, por su mayor altura del habitáculo, transmite a los ocupantes del vehículo la sensación de que hay mucho espacio dentro del coche.

Lo que resulta curioso es que el buen espacio interior no se ve penalizado por un maletero pequeño. El del C5 Aircross es el más amplio de su segmento, con un valor de partida de 580 litros gracias a su buena profundidad. Lo mejor es que si desplazamos los asientos traseros hacia su posición más avanzada, entonces con muy poco espacio para las piernas, podremos llegar a tener 720 litros de maletero, lo que lo posiciona más cerca de los todocamino más grandes con siete plazas.

Tiene buenas opciones camperas, porque su altura libre al suelo es muy buena, 23 cm. Eso sí, no ofrece ni como opción la tracción 4x4. Es siempre tracción delantera, pero ofrece según versiones y como opción el denominado Grip Control. Se trata de un sistema que mejora la motricidad sobre dicho eje delantero con base en varios programas del control de tracción según vayamos a circular sobre arena, barro o rocas. La gestión se hace mediante un botón giratorio junto a la palanca de cambio. Este sistema reduce el coste de un sistema 4x4 y sobre todo el consumo de carburante, por su menor rozamiento. Para mejorar aún más sus opciones camperas, este C5 incluye control de descenso, con lo que nos aseguraremos un descenso más seguro por una pendiente ante una situación complicada o imprevista.

A nivel mecánico, se ofrecen dos variantes de motor diésel y otras dos de gasolina, en ambos casos con la misma potencia, 130 caballos el pequeño y 180 caballos el grande. La versión que hemos probado es la que emplea el motor pequeño diésel, más que suficiente para este coche, que permite un comportamiento muy ágil en un coche no excesivamente pesado. Eso sí, nuestra unidad de pruebas incorporaba el cambio automático de convertidor de par de ocho marchas, que ofrece un gran confort en la conducción. Al estar combinado un motor de gran elasticidad, que ofrece su par máximo desde 1.750 vueltas, con este cambio, el conjunto permite una conducción bastante suave y con unos consumos razonables.

Pero es un diésel, y ahora la tendencia dice que cada vez se compran más coches de gasolina. Creo que si esta variante 130 caballos diésel con el cambio EAT 8 es la mejor opción en la gama, la alternativa a esta variante sería la que monta el propulsor de gasolina más potente, el de 180 caballos, pero con el mismo cambio EAT8. Serían dos modelos muy similares, el diésel de 130 CV y el gasolina de 180 CV, que además comparten también precio: por debajo de los 30.000 euros de precio de lista, con un equipamiento muy completo y con el cambio automático. A partir de ahí, hay que buscar y aplicar los descuentos.

Ficha técnica

  • Motor: cuatro cilindros en línea.
  • Potencia máxima: 130 CV a 3.750 rpm.
  • Par máximo: 300 Nm desde 1.750 rpm.
  • Cilindrada: 1.499 cc.
  • Combustible: gasóleo.
  • Velocidad máxima: 188 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h, 10,6 segundos.
  • Caja de cambios: automática de ocho marchas.
  • Tracción: delantera.
  • Consumos homologados WLTP (combinado/baja velocidad/alta velocidad): 5,4/ 6,2/ 4,7 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,50 x 1,84 x 1,65.
  • Capacidad maletero: desde 580 litros.
  • Peso en vacío: 1.500 kg.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios