la falta de información preocupa a las marcas

Los enemigos (y las virtudes) del coche eléctrico que seguramente desconoces

Aunque no lo creas, a pesar de estar oyendo constantemente noticias sobre coches eléctricos, no conocemos bien sus virtudes y defectos. Una encuesta en EEUU así lo demuestra

Foto: El coche eléctrico es uno de los grandes retos para el sector de automoción en España.
El coche eléctrico es uno de los grandes retos para el sector de automoción en España.
Autor
Tiempo de lectura4 min

Los coches eléctricos están de plena actualidad. Desde las instituciones oficiales, se intenta convencer de que son la opción de movilidad del futuro, sobre todo por su escaso impacto medioambiental. Si vives en una gran ciudad, tipo Madrid o Barcelona, seguramente habrás conducido uno de ellos gracias a las múltiples opciones de 'carsharing', pero ¿por qué las ventas de coches eléctricos todavía siguen siendo irrisorias en España?

El precio, más elevado que el de las versiones de combustión similares, la limitada autonomía de uso (los kilómetros que puedes recorrer sin 'repostar') y la ausencia de una red de recarga bien estructurada son quizá las principales razones que se nos ocurren en un primer momento, pero hay más.

Un estudio de AAA, uno de los clubes de automovilistas más importantes de los Estados Unidos, nos da algunas pistas más en este asunto, teniendo en cuenta que la electrificación del coche en Estados Unidos, sobre todo en determinados estados, está más desarrollada que aquí, en España.

Cuanto más joven, más proclive a que tu próximo coche sea eléctrico

Esta asociación, con más de cuatro millones de afiliados, ha realizado una encuesta entre sus socios y solo el 16% piensa que su próximo coche será eléctrico, y no porque no quieran contribuir a la lucha contra el cambio climático, sino porque no tienen la información necesaria de cómo son o cómo se comportan este tipo de vehículos.

Motivos para comprar un eléctrico

Dos de cada tres consultados aducían la preocupación por el medio ambiente como principal razón para comprar un vehículo eléctrico: no tienen emisiones contaminantes mientras se usan. A pesar de que algunos sostienen que el proceso de fabricación de este tipo de coches tiene un impacto fuerte contra el medio ambiente, expertos de la Union of Concerned Scientists, una asociación científica estadounidense sin ánimo de lucro, señalan que la contaminación, en conjunto, es inferior que la de los coches de gasolina o diésel.

Los menores costes de mantenimiento son otro argumento a favor de la compra de un eléctrico, mientras que el precio de adquisición, superior al de un coche convencional, no preocupa al 67% de aquellos que mostraron su interés en que su próximo coche sea un eléctrico.

El cargador de un coche eléctrico. (Reuters)
El cargador de un coche eléctrico. (Reuters)

Otros aspectos que se valoran muy positivamente son la aparente mayor fiabilidad de los coches eléctricos frente a los coches de combustión (el motor eléctrico es más simple y tiene menos piezas susceptibles de averiarse) y las buenas puntuaciones que está obteniendo este tipo de vehículos en las pruebas de choque.

La encuesta determinó que los automovilistas más jóvenes muestran mayor interés en los vehículos eléctricos, con el 23% de los 'millennials' (nacidos entre 1981 y 1996) y el 17% de la generación X (nacidos entre 1966 y 1980), frente a solo el 8% de los 'baby boomers' (nacidos entre 1946 y 1965).

Llama la atención también que el 40% de los consumidores que no estaban dispuestos a comprar un vehículo eléctrico reconsideraría su decisión si los precios de la gasolina aumentaran de manera importante.

Motivos para no comprarlo

La preocupación que tienen los conductores estadounidenses es muy similar a la de los españoles. Así, más de la mitad de los encuestados tienen miedo de quedarse sin batería mientras conducen un eléctrico. Este hecho llama la atención si tenemos en cuenta que un norteamericano recorre, de media, 64 kilómetros al día, un rango bastante inferior al que te ofrece cualquier eléctrico (la mayoría está en torno a los 240 km sin recargar).

Otro aspecto que no termina de convencer a los encuestados son los puestos de recarga, un problema común con España, a pesar de que en Estados Unidos la red está más desarrollada, tanto en carreteras como en hogares.

La ausencia de suficientes postes de recarga es un problema universal

Finalmente, a pesar de que, como decíamos antes, son más baratos de mantener, a los consultados les preocupa el elevado coste de la reparación o reemplazo de la batería, aunque la mayoría de las marcas de coches ofrecen garantías para este elemento con altas cifras de kilometraje o años.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios