El futuro de la circulación

Alternativas al diésel: los coches híbridos con los que recibirás ayudas del Gobierno

El sector de la automoción está viviendo una de sus épocas más complicadas. Los vehículos híbridos se prevé que sean la línea de flotación de la industria en los próximos años

Foto: Los vehículos híbridos enchufables son una de las mejores opciones del mercado
Los vehículos híbridos enchufables son una de las mejores opciones del mercado

El sector de la automoción está viviendo una de sus épocas más complicadas de los últimos años. Las restricciones que se están aplicando a los combustibles tradicionales, así como las restricciones de circulación en ciertas áreas protegidas de las principales capitales mundiales, como es el caso de Madrid Central, están haciendo que los fabricantes se resientan por la incentidumbre del conductor. Además, algunas ciudades europeas han comenzado a penalizar la circulación de ciertos vehículos por su núcleo urbano, un hecho que crea incertidumbre en el consumidor a la hora de comprar un vehículo nuevo.

En la actualidad, a los vehículos eléctricos todavía le quedan años por delante de desarrollo para que puedan llegar a tener autonomías atractivas para su compra. A mayores, los escasos puntos de recarga que existen en España también lastran considerablemente su despegue. Ciudades de pequeño y mediano tamaño todavía no cuentan con puntos de repostaje para estos vehículos.

Por ello, una alternativa a los combustibles tradicionales, el diésel o la gasolina, se encuentra en los híbridos, ya sean estos enchufables o no. Los coches híbridos suponen, en la actualidad, la mayoría de las ventas de vehículos en España. Un dato que se refleja, sobre todo, en firmas que han apostado por esta tecnología desde sus inicios. Así, los incentivos del Gobierno que se dirigen a los consumidores que opten por modelos híbridos al cambiar de coche, hacen más atractiva esta opción.

Entre las ventajas que supone optar por un coche híbrido, las más reseñables pasan por los beneficios fiscales. Un coche con bajas (menos de 120g) o nulas emisiones de CO2 está exento del pago del impuesto de matriculación (algo que incluye a los diésel y gasolina, aunque es más fácil que esta regla se cumpla en un híbrido), así como también, en función de la localidad en la que se resida, el tipo impositivo de circulación también se ve bastante reducido. Otras ventajas como poder rodar por Madrid Central, forman parte de las posibilidades que ofrecen los híbridos.

Detalle de un BMW con plug-in híbrido
Detalle de un BMW con plug-in híbrido

Entre los modelos que existen en la actualidad, el BMW 225xe Active Tourer es uno de los más demandados, ya que se trata de un monovolumen compacto que la compañía bávara presenta en formato híbrido enchufable. Una solución técnica que BMW ha sabido combinar a la perfección y que une el rendimiento de un motor turbo tricilíndrico a gasolina, para mover el eje delantero, con un motor eléctrico, que se encarga de la parte posterior. Una obra de ingenería no solo tecnológica, sino que también funcional. A partir de 38.550 euros.

Porsche Panamera en plena carga de baterías
Porsche Panamera en plena carga de baterías

El Porsche Panamera 4 E-Hybrid cuenta con unas emisiones en gramos de CO2 inferiores a los límites establecidos para esta clase. En concreto, la cifra declarada por la marca alemana es de 62 gramos, 8 menos de los 70 permitidos como máximo. Si bien es cierto que el comprador típico de Porsche seguirá sintiendo bajo el pedal una potencia del 462 caballos, lo que garantiza su rendimiento como automóvil deportivo. Aunque bien es cierto que mediante la propulsión eléctrica sería capaz de cubrir hasta 50 kilómetros. El precio partiría de los 117.088 euros.

El nuevo Ford Mondeo híbrido rodando con el motor eléctrico
El nuevo Ford Mondeo híbrido rodando con el motor eléctrico

Otra de las opciones más compradas es el Ford Mondeo Hybrid, sobre todo en su variante station wagon. Este es uno de los modelos más carismáticos de la firma norteamericana. Su versión híbrida cuenta con un motor de gasolina de 2 litros al que se ha de sumar la presencia eléctrica para viajes urbanos. Una opción que permite un ahorro considerable en ciudad, pero que, por la contra, el peso extra lo lasta en carretera. Aunque lo cierto, es que aun contando con el componente híbrido, el maletero sigue siendo su gran baza frente a la competencia. Su venta comienza en los 37.200 euros.

Detalle del plug-in del Mercedes E300 EQ en plena carga
Detalle del plug-in del Mercedes E300 EQ en plena carga

Cuando se habla del Mercedes E300 de Auto EQ-Power es fácil equivocarse en su nomenclatura, como igualmente difícil es comprender su compleja y eficiente tecnología. Este modelo representa el futuro, se trata de un modelo híbrido enchufable que combina un motor de combustión diésel de 194 CV con un motor eléctrico que suma 122 CV al pie, el cual va integrado en una transmisión automática 9G-Tronic. Su batería recargable de 13,5 kWh le permite una autonomía de hasta 50 km con unas emisiones de 41 g/km de CO2. En su versión sedán está disponible desde 65.656 euros y en station wagon a partir de 67.381 euros.

Detalle de la estación de carga y trasera del Mini híbrido
Detalle de la estación de carga y trasera del Mini híbrido

El Mini Countryman SE E All4, no solo es el modelo más grande de la marca, sino que también se trata de su primer híbrido de plug-in. El entramado tecnológico que usa este modelo es similar al del BMW 225xe Active Tourer, por lo que se basa en un motor de combustión para el eje delantero y otro eléctrico para el trasero. Un acoplamiento que le permite, además de darle tracción total, ser capaz de alcanzar 40 km de autonomía eléctrica. Para el modelo con plug-in híbrido los precios parten de 39.300 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios