DE UN INCIERTO FUTURO A UNo GRANde

El cambio de Seat en los últimos 10 años y por qué sus coches tienen un gran futuro

Tras lograr los mejores resultados de su historia, Seat trabaja en GNC, electromovilidad, movilidad urbana, entrada en China...

Foto: Firma de los acuerdos con los responsables del gobierno chino en Madrid en presencia de Herbert Diess, presidente de Volkswagen.
Firma de los acuerdos con los responsables del gobierno chino en Madrid en presencia de Herbert Diess, presidente de Volkswagen.

Es indudable que la marca española de coches Seat vive el mejor momento de su historia. Sus resultados baten récords mes tras mes, en cuanto a unidades vendidas, volumen de ventas, facturación, beneficios, inversiones... Pero lo más importante es que apunta a un futuro aún mucho mejor, y todo gracias a un presidente que está en el centro de todos los cambios que la empresa ha implementado en los últimos años. La situación de Seat es el éxito, incontestable, de su presidente (y sus decisiones), Luca de Meo.

Hace diez años, el futuro de Seat estaba en el aire. Su volumen de ventas era muy limitado y su posicionamiento en los mercados europeos no estaba demasiado claro. Solo tenía un modelo importante, el Ibiza, y una compañía no puede depender de un solo modelo para garantizar su futuro. Pero con la llegada de Luca de Meo todo ha cambiado radicalmente, ahora la compañía tiene un magnífico presente y, sobre todo, un gran futuro dentro del grupo Volkswagen.

Hablemos primero de los resultados de 2018. Su beneficio después de impuestos fue de 294 millones de euros, un 4,6% más que 2017 y el mejor de su historia. El beneficio operativo aumentó un 93,2% y se situó en 223 millones de euros (en 2017 fueron 116). Su volumen de negocio alcanzó los 9.991 millones de euros, un 4,6% más que 2017 (9.552). En los últimos cinco años, la facturación de Seat ha crecido un 33%. En 2018 se entregaron 517.600 vehículos, lo que supuso un 10,5% más que en 2017. Seat fue la marca que más creció en Europa en 2018. Y por si todo esto fuera poco, Cupra contribuyó a los resultados tras incrementar las ventas un 40% en 2018, hasta alcanzar las 14.400 unidades.

Y el año 2019 ha empezado mucho mejor: en el primer semestre de 2019 Seat entregó 314.300 coches, superando el record de 2018, cuando se entregaron 289.900 unidades. Y la ventas de la marca Cupra, la división premium de Seat, han crecido un 73% hasta alcanzar otras 12.700 unidades. Entre enero y junio, sus ventas mundiales han crecido por el impulso de los mercados clave para la compañía. Alemania encabeza las entregas con 66.500 vehículos (+16,2%) y logra su mejor resultado. También crece un 3,2% en España (64.200 unidades), es la marca más vendida y el León, el coche líder del mercado. En Reino Unido también bate récord tras vender 37.700 coches, un 5,1% más. Francia (18.500; +17,1%), e Italia (14.900; +16,5%), completan el crecimiento en los principales mercados europeos.

Resultados de Seat en el primer semestre.
Resultados de Seat en el primer semestre.

Sin duda los mejores resultados de su historia, pero lo más importante es que es solo la antesala de nuevos éxitos. Seat está en estos momentos involucrada en los proyectos más importantes dentro del grupo Volkswagen. La clave es que ahora, de la mano de Luca de Meo, Seat es una marca importante en el grupo alemán. Ahora, en las reuniones en Wolfsburg se escucha con mucha atención lo que propone la marca española.

Durante años, al frente de Seat se ha puesto a un directivo de Volkswagen que venía a hacer currículum para volver a la sede del grupo en Alemania con una posición más alta en el escalafón. Eran ejecutivos a los que les importaba poco el futuro de Seat y su único interés era su futuro en Volkswagen. Ahora, de la mano de Luca de Meo, todo es diferente.

Seat está involucrada en los proyectos más ambiciosos de su historia. Trabaja en la movilidad del futuro con proyectos muy avanzados de micromovilidad, de patinetes, de carsharing para empresas, el proyecto del Minimó, un extraño biplaza eléctrico para el tráfico urbano que aún no tiene luz verde al proyecto, pero que tiene muchas opciones. Y el Seat Mii electric que llegará al mercado antes de acabar el año, o el el-Born, el primer coche eléctrico compacto de Seat, que estará en 2020.

Tiene una nueva marca, Cupra, como la división de coches lujo que combinan el máximo de la deportividad de la marca junto a un completo equipamiento. Esta marca, de momento solo tiene el Cupra Ateca derivado del Seat Ateca, pero ya está desarrollando el primer modelo exclusivo de la marca, el Formentor, que será híbrido enchufable y se fabricará en Martorell.

Seat es responsable del desarrollo de la tecnología de gas natural para todos los modelos y marcas del grupo Volkswagen. También es la marca encargada del desarrollo de la plataforma MEB pero para los coches pequeños del grupo, como el Ibiza, el Polo, el Arona o el Audi A1. Es un desarrollo importante porque se pueden construir un millón de coches cada año con esta plataforma cuando el coche eléctrico sea ya una realidad.

Luca de Meo presentando el Seat Minimó.
Luca de Meo presentando el Seat Minimó.

También se cuenta con Seat para su entrada en el mercado chino, pronto tendrá un centro técnico en aquel país y cada día se conocen nuevos proyectos y decisiones sobre el crecimiento casi imparable de Seat hacia su globalización. En una reciente reunión celebrada en Madrid con responsables del gobierno chino y los socios de JAC Volkswagen, la joint venture creada en 2017 para el desarrollo, producción y comercialización de vehículos eléctricos, se ha firmado un acuerdo para avanzar en la introducción de Seat en China en dos o tres años. A esta importante reunión asistió Herbert Diess, presidente del grupo Volkswagen y, por cierto, un enamorado de España.

El denominador común de los resultados históricos logrados hasta ahora, y de todos estos proyectos de futuro, se llama Luca de Meo. El ejecutivo italiano ha sabido crear un equipo de colaboradores que están implicados al máximo y que apuestan por Seat. En el pasado Salón de Ginebra tuve la oportunidad de hablar tranquilamente con Luca y le pregunté si no creía que Seat se estaba metiendo en muchos frentes dada su capacidad humana y financiera limitadas. Su respuesta fue clara "si estamos trabajando en diez proyectos de futuro y fallan uno o dos proyectos seguimos teniendo ocho para seguir trabajando. Pero si solo apostamos por uno o dos proyectos y fallan, entonces no hay futuro".

Da igual que los mercados suban a bajen, que la economía viva momentos mejores o peores, lo que hace falta es tener al frente de las compañías a personas con ideas, con carisma y con muchas ganas de trabajar. Eso es lo que Luca de Meo ha aportado a Seat, y la razón por la que tras su llegada la marca ha pasado de tener un incierto futuro a ser "casi" la joya de la corona del grupo Volkswagen. El tándem De Meo/Diess puede llevar a Seat a lo más alto.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios