Es noticia
Menú
Mazda CX-30, el todocamino urbano robusto por debajo y muy dinámico por arriba
  1. Motor
A LA VENTA DESDE SEPTIEMBRE EN ESPAÑA

Mazda CX-30, el todocamino urbano robusto por debajo y muy dinámico por arriba

Situado entre el CX3 y el CX5, ofrece un estilo elegante y dinámico para la aventura más urbana

Mazda lanzará al mercado el próximo mes de septiembre un nuevo todocamino, el CX-30, que se integra entre los dos modelos que conforman su gama actual de este tipo de vehículos y que seguirán a la venta, los CX-3 y CX-5. Si el CX-3 se posiciona como el más pequeño, pensado para una pareja sin hijos o para jóvenes independientes y el CX5 se enfoca hacia el coche familiar, en el caso del nuevo CX-30 está pensado para personas con necesidad de más maletero, 430 litros, o familias con uno o dos hijos.

Es un vehículo con un estilo moderno y llamativo, en línea con el nuevo diseño del Mazda3, un modelo de cinco plazas, con un buen maletero de 430 litros. Está dirigido a un tipo de usuario que busca las dimensiones compactas y el carácter urbano del CX3, pero con el espacio y la funcionalidad del CX-5. En este sentido conviene recordar que el CX-3 mide 4,27 m. y tiene 350 litros de maletero, mientras que el nuevo CX-30 son 4,40 m. y 430 litros.

El nuevo Mazda CX-30 representa el desarrollo más reciente del diseño Kodo de Mazda. Conserva esa misma filosofía de 'alma del movimiento' que caracteriza a todos los últimos modelos de la marca japonesa, pero en este caso se ha buscado una mayor exclusividad y la pureza de una estética minimalista, inspirada en la artesanía japonesa.

Estéticamente, es un vehículo muy rompedor porque tiene dos estilos de diseño completamente distintos. La parte inferior del mismo es dura y robusta, con protecciones en los paso de rueda y los bajos del vehículo. Esta es la parte todocamino del nuevo vehículo japonés. Sin embargo, la parte superior es lo contrario, muy dinámica y ligera, muy estilizada y aerodinámica. Es como si se hubiera superpuesto una parte superior de un modelo compacto muy deportivo sobre una base más robusta y campera. Pero la combinación de ambas resulta elegante y deportiva.

placeholder Nuevo Mazda CX-30 en las carreteras cercanas a Fráncfort.
Nuevo Mazda CX-30 en las carreteras cercanas a Fráncfort.

El nuevo CX-30 aporta un interior muy cuidado, con los detalles característicos de la artesanía japonesa más elaborada. Integra un cuadro de instrumentos con tres relojes, heredado del nuevo Mazda3, en el que se agradece la presencia de un medidor del consumo. La parte superior del salpicadero presenta un voladizo adicional en forma de ala, acabado con costuras de alta calidad y detalles metálicos. Este elemento recorre la parte superior del cuadro y llega hasta la moldura de la puerta del acompañante, creando una sensación de mayor amplitud en la zona de conducción.

Un aspecto destacable del nuevo CX-30 es su terminación esmerada, aunque hay que señalar que lo que hemos probado son unidades preserie. Lo más interesante es que ofrece una calidad de materiales, con acabados suaves muy agradables, lo que le posiciona claramente, por su terminación, como un vehículo premium.

También ofrece un comportamiento muy dinámico, como pudimos comprobar en una primera toma de contacto con el nuevo Mazda CX-30 en las proximidades de Fráncfort (Alemania). Es un modelo que se integra en el segmento todocamino compacto, con una distancia al suelo de 17,5 cm, lo que permite ciertas posibilidades fuera del asfalto. Pero no es modelo pensado para hacer excursiones por el campo. Más bien, su entorno ideal es la aventura urbana, donde se mueve con alegría, pero sobre todo con un estilo elegante y dinámico.

El nuevo modelo llegará al mercado en septiembre y viene a competir dentro del segmento que más crece en Europa, el del todocamino compacto premium. Sus 4.40 metros le sitúan en una posición destacada en el mercado. Por lo que se refiere a sus rivales, yo diría que su más directo competidor es el BMW X2, también con unas dimensiones más parecidas a las de un turismo compacto, pero algo más alto, o el Lexus UX 250h recién llegado al mercado.

placeholder La posición de conducción se ha estudiado a fondo.
La posición de conducción se ha estudiado a fondo.

Se lanzará inicialmente con las versiones de motor ya conocidas en la gama del nuevo Mazda3, una variante diésel de 116 caballos o un motor de gasolina con 122 CV que permite un funcionamiento ágil con unos consumos muy razonables. En ambos casos puede estar asociado con un cambio manual de seis marchas o también con un automático de convertidor, igualmente de seis relaciones. Un poco más adelante, en octubre, se completará la gama con una interesante versión de gasolina con motor de 180 caballos.

Este motor es el nuevo SkyActiv-X, un propulsor que destaca por ofrecer una nueva tecnología de inyección. En realidad es un propulsor que combina lo mejor de un diésel, en cuanto a su consumo y la entrega de par motor desde pocas vueltas, con lo mejor de un gasolina. Ofrece una entrega de par motor constante durante casi todo el rango de utilización, pero con los consumos de un diésel.

Básicamente, lo que hace es funcionar con un doble sistema de encendido, por chispa mediante la bujía para iniciar la combustión, para luego continuar por compresión. Esto hace que pueda utilizar lo que se denomina mezcla pobre para poder ofrecer un consumo más ajustado que cualquier propulsor de gasolina con esta potencia.

Hemos podido hacer una primera toma de contacto con los nuevos CX-30. De momento hemos conducido la variante diésel con el cambio manual y la versión de gasolina con el automático. No hemos podido hacerlo todavía con el motor SkyActiv-X, variante que llegará al mercado un mes después que el resto.

Lo que más me ha llamado la atención es su comportamiento muy plano y su buen dinamismo. Pese a su mayor altura libre al suelo, se mueve casi con la misma soltura y aplomo que el nuevo Mazda3, con el que comparte motores. El CX-30 es más alto que el Mazda3 por su parte baja pero tampoco es demasiado alto. Es un coche un poco especial en el que se ha trabajo mucho el confort y el equilibrio de sus ocupantes, su posición en el asiento y también en su acceso al vehículo.

placeholder Línea de cintura alta y techo muy bajo en comparación.
Línea de cintura alta y techo muy bajo en comparación.

El habitáculo está más alto que en un coche compacto tradicional, lo que facilita el acceso al interior del vehículo, incluso en personas de mayor edad y algo más limitadas. Pero al mismo tiempo, los técnicos han posicionado el asiento bastante bajo para conseguir una posición parecida a la que se llevaría en un turismo. Los asientos delanteros han tenido un desarrollo específico para ofrecer la posición ideal al volante. Para ello, la banqueta del asiento se puede regular también en inclinación para optimizar esta postura.

Uno de los aspectos clave del nuevo modelo de Mazda es su carácter equilibrado. Con unas dimensiones contenidas en su exterior, en su interior ofrece un habitáculo bastante amplio y un buen maletero, gracias a sus voladizos muy cortos. Su buen comportamiento dinámico le posiciona como una buena opción entre los nuevos todocamino urbanos, como el BMW X2 o el Lexus UX250h, que se integran en este segmento de vehículos premium. Dispone también de tecnologías inteligentes, como un sistema de tracción integral i-ACTIV AWD más evolucionado combinado con el sistema G-Vectoring Control (GVC) para controlar la distribución de par entre las ruedas delanteras y traseras en todo momento.

El motor diésel ofrece un funcionamiento muy bueno, es muy elástico y proporciona mucho par desde pocas vueltas, lo que siempre proporciona al conductor la sensación de tener mucho empuje. Además, su caja de cambios manual es muy buena, como ocurre con todos los cambios empleados por Mazda. Los movimientos de la palanca son bastante cortos y el accionamiento del mismo es muy rápido.

En cuanto al motor de gasolina, de 122 caballos, es un propulsor muy voluntarioso, proporciona bastante par y permite una buena agilidad de movimientos al nuevo CX-30. Quizá el único problema es que requiere manejar un poco más el cambio para buscar una zona de mucho par que en el caso del diésel. Pero nuestra unidad de pruebas equipaba el cambio automático, también de seis marchas, por lo que su utilización fue más agradable. No es un cambio de última generación, como los de doble embrague, pero permite una conducción bastante más cómoda y ágil.

Sin duda todo esto cambiará con la llegada del nuevo CX-30 en su versión con el motor SkyActiv-X. Este nuevo propulsor ofrece una entrega de par casi constante desde poco más de 1.500 vueltas hasta llegar a la parte más alta del cuentavueltas. La otra ventaja de esta versión es que tiene el funcionamiento de un gasolina pero con los valores de consumo de un diésel.

En septiembre será el lanzamiento del nuevo Mazda CX-30 y al mismo tiempo llegará al mercado la innovadora mecánica SkyActiv-X que se implementará primero en el nuevo Mazda3. Solo un mes después, en octubre, será cuando llegue al mercado la variante del CX-30 con esta revolucionaria mecánica que combina lo mejor del diésel en consumo y par motor, con lo mejor de los propulsores de gasolina.

Mazda lanzará al mercado el próximo mes de septiembre un nuevo todocamino, el CX-30, que se integra entre los dos modelos que conforman su gama actual de este tipo de vehículos y que seguirán a la venta, los CX-3 y CX-5. Si el CX-3 se posiciona como el más pequeño, pensado para una pareja sin hijos o para jóvenes independientes y el CX5 se enfoca hacia el coche familiar, en el caso del nuevo CX-30 está pensado para personas con necesidad de más maletero, 430 litros, o familias con uno o dos hijos.

Todocamino
El redactor recomienda