De vital importancia para peatones ciegos

Adiós al diésel, pero no al ruido: por qué los coches eléctricos no podrán ser silenciosos

Los nuevos automóviles híbridos y eléctricos deberán incorporar una tecnología que simule el ruido de un motor a partir de hoy y los que ya están en circulación tendrán dos años de margen

Foto: Un peatón se refleja en el retrovisor de un coche. (EFE)
Un peatón se refleja en el retrovisor de un coche. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Un peatón camina tranquilamente por la estrecha acera en el casco histórico de una ciudad, mira de soslayo la calle, pero se sobresalta y se detiene en seco cuando un coche pasa a su lado sin apenas emitir ruido. Situaciones como estas tienen los días contados, pues a partir de este lunes será obligatorio que los nuevos vehículos eléctricos e híbridos dispongan de sistemas AVAS (Acoustic Vehicle Alerting System), generadores de sonido artificial para anunciar la presencia a viandantes, ciclistas y otros conductores.

Así se establece en la normativa de la Unión Europea que entra en vigor a partir de hoy, según la cual las alertas acústicas deberán activarse automáticamente en turismos y vehículos comerciales desde que arranca el motor hasta alcanzar los 20 kilómetros por hora, así como cuando estos circulen marcha atrás. La intensidad del sonido, que deberá ser continuo e "indicativo del comportamiento del vehículo" deberá superar los 56 decibelios y no exceder los 75, que es el nivel habitual de cualquier otro coche.

Los híbridos y eléctricos que ya están en circulación tendrán hasta el 1 de julio de 2021 para sumarse a la legislación, aunque hay muchos modelos que incorporan tecnología capaz de simular sonidos. Una de las marcas pioneras fue Nissan, que hace dos años presentó en el Salón del Automóvil de Tokyo 'Canto', un sonido modular concebido para resultar agradable al oído humano y que varía en función de las circunstancias del entorno: distinto para frenar o acelerar y mayor o menor dependiendo de las condiciones acústicas.

¿Por qué deben hacer ruido?

La seguridad vial es la clave de esta medida, pero la necesidad de incorporar un sonido similar al del resto de vehículos surge, concretamente, a raíz de una petición formulada por varias asociaciones de personas con discapacidad, entre las que destaca la Unión Europea de Ciegos (EBU por sus siglas en inglés). "A pesar de que apreciamos los beneficios ambientales y la reducción del ruido de nuestro tráfico diario, la introducción de estos vehículos ha creado riesgos potenciales que amenazan la vida y la independencia de los peatones ciegos, con deficiencia visual y otros vulnerables", explica la organización desde su página web.

A este respecto, precisa que cuando se encuentran en cruces de calles sin pasos de cebra o semáforos, "las personas ciegas y deficientes visuales dependen en gran medida de su audición y utilizan el ruido del tráfico que se aproxima como una señal para tomar decisiones seguras". También es importante establecer un techo de 20 kilómetros por hora porque "a velocidades más altas, el ruido generado por los neumáticos en combinación con la carretera se convierte en la fuente de ruido dominante y excede el ruido del vehículo.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios