EL GTE CON 55 KM DE AUTONOMÍA ELÉCTRICA

Por qué el Volkswagen Passat dejará de ser berlina: la última vez de un coche histórico

Será la última generación que tenga una variante berlina, el futuro Volkswagen Passat solo tendrá versiones familiar, todocamino o de híbrido enchufable

La marca alemana Volkswagen prepara el lanzamiento del nuevo Passat, una versión que supone una actualización importante con detalles estéticos, con nuevo equipamiento interior sobre todo de conectividad y también con algunas mejoras en su aspecto mecánico, como el estreno de un nuevo motor diésel de 150 caballos. Estará a la venta desde octubre en versiones berlina y familiar (Variant), en una variante de aspecto todocamino (Alltrack) y en una versión híbrida enchufable, GTE.

Pero sin duda hay dos novedades muy importantes en la gama del nuevo Passat: para la nueva generación desaparecerá la variante de carrocería berlina y la segunda novedad es que ofrece el mejor sistema de conducción "semiautónoma" y de control automático de la velocidad que he conducido hasta la fecha.

Respecto a la primera gran novedad del Passat, el fabricante ya anunciado que trabaja en una nueva generación del modelo, que será la novena, y que muy probablemente no haya una versión berlina. Es decir, que el futuro Passat solo se producirá con la variante de carrocería familiar o Variant, también una versión de aspecto todocamino, el denominado Alltrack. Por supuesto, también habrá una variante híbrida enchufable, el GTE. La causa de esta decisión de abandonar la berlina es muy clara, las ventas de esta versión son muy escasas y se centran solo en pocos mercados, entre ellos el español. Sin embargo en otros mercados importantes, como Alemania, Reino Unido o Italia, las ventas son casi 100% del familiar.

Por ello, y por el hecho de contar dentro de la gama de Volkswagen con un modelo que tiene todas las virtudes de una berlina pero con un estilo aún más dinámico y llamativo que el Passat, el Arteon, el futuro del modelo pase, en las próximas generaciones, solo por la variante familiar. También hay otra razón importante y es que los modelos de tipo compacto y las berlinas, poco a poco están dejando su lugar a un nuevo concepto de vehículos todocamino, que son más amplios, más altos y también más versátiles.

Interior del nuevo Passat Variant
Interior del nuevo Passat Variant

El otro aspecto por el que destaca el nuevo Passat es en lo que se refiere a sistemas de ayuda a la conducción. Cuando la marca alemana mostró las primeras imágenes del modelo, hace unos meses, destacaba que ofrecería un nivel de conducción semiautónoma de nivel 2. Ese anuncio era un poco sorprendente porque la mayor parte de los vehículos actuales nuevos ofrecen ese nivel de autonomía. Después de conducir más de 150 km por carreteras alemanas, en torno a la ciudad de Fráncfort, les puedo asegurar que ahora si entiendo por qué los responsables de Volkswagen hacían tanto énfasis en este aspecto.

Circulando por carreteras de segundo orden, el modelo ofrece una conducción perfecta, sobre todo por la gestión automática de la velocidad. Si marcamos por ejemplo una velocidad de 120 km/h. El vehículo circula siempre, bueno siempre que sea posible, a la velocidad máxima legal en el tramo en el que circulamos. Es decir, que si nuestra carretera es de 100 km/h, el coche circulará a 100 km/h. Si llega a una limitación de 80 km/h, antes de llegar a la señal e incluso antes de que la podamos ver, en el cuadro de instrumentos ya nos aparecerá la indicación de 80 km/h. Además, en el velocímetro ya se marcará en rojo el tramo desde los 100 km/h a los que circulamos a los 80 a los que deberemos circular en breve. Y automáticamente baja la velocidad sin que el conductor tenga que hacer nada.

Control velocidad

Cuando atravesamos un pueblo en el que hay límite de 50 km/h, nada más salir del pueblo, y sin necesidad de que haya una señal que quite la limitación, el coche utilizando los datos del navegador y de la cartografía vuelve a acelerar hasta la velocidad máxima de la carretera.

En Alemania hay tramos de autopista con velocidad libre. Si circulamos con una velocidad marcada para el programador de velocidad en 150 km/h, por ejemplo, el coche circula siempre a la velocidad máxima legal hasta llegar a los tramos de 120 km/h e incluso con algún límite específico señalizado en los pórticos de la carretera. Pero cuando llegamos a una zona sin límite de velocidad, automáticamente el coche acelera hasta ponerse en los 150 km/h o en la velocidad que le hayamos puesto.

Todo ello se gestiona a través del denominado Travel Assist, con el que se puede ajustar la velocidad deseada entre cero y 210 km/h. Este equipo funciona mediante un nuevo sistema operativo instalado en el nuevo Passat, el IQ.Drive. Sin duda esta es la conducción del futuro, es el sistema que la Unión Europea hará obligatorio en el año 2022 para todos los coches nuevos. Pero la marca Volkswagen ha dado un gran paso adelante consiguiendo que el funcionamiento sea ya perfecto tres años antes. He probado muchos coches con sistemas similares, algunos funcionan muy bien pero en ninguno he encontrado la precisión absoluta de este modelo en cuanto a gestión de la velocidad con los límites reales.

La versión híbrida enchufable tiene un modo de conducción GTE más deportivo.
La versión híbrida enchufable tiene un modo de conducción GTE más deportivo.

Además, tiene otro sistema adicional de control de la velocidad y es que aunque en la carretera la velocidad límite sea de 90 km/h, por ejemplo, si llegamos a una curva en la que hay que ir más despacio porque es demasiado cerrada, el vehículo reducirá por sí solo la velocidad, sin señales ni otras indicaciones gracias a los datos de cartografía. La gestión de la velocidad en este nuevo Passat es lo mejor que he probado.

Pero esto no significa que en España esto vaya a funcionar igual. En Alemania la señalización es muy buena, cuando hay un tramo de autopista con estrechamiento están marcadas las rayas en el suelo, la señalización es la mejor y el vehículo puede interpretar perfectamente lo que ocurre delante de él. En España esto no es así: la señalización muchas veces es absurda. Por ejemplo cuando se pone una señal de velocidad en un muro de hormigón que separa dos calzadas de una carretera. Esas dos calzadas, una vía central y otra vía de servicio, tienen velocidades diferentes en muchas ocasiones pero la señal está puesta igual para marcar una u otra velocidad y el coche no sabe interpretar en ningún caso cuál es la velocidad límite para cada una de las calzadas.

Bajando por la carretera A6 en dirección a Madrid, a la altura del hipódromo de la Zarzuela, el coche que va por la calzada principal puede circular a 100 km. Pero en el carril Bus-Vao se limita la velocidad a 50 km/h con una señal que está en medio del muro que separa ambas calzadas. El coche que llegue por ese carril interpreta que hay una señal de 50 km/h por alguna razón y frenará automáticamente, con el consiguiente peligro. Y lo mismo ocurre en la A1 frente al circuito del Jarama donde la diferencia es de 120 km/h en el carril central y 60 en los tramos más lentos de la vía de servicio.

Desde 1973

El Passat es un coche muy importante para la marca alemana, del que ya se han vendido más de 30 millones de unidades desde que se lanzara la primera generación en el año 1973. Además de estos sistemas, también estrena un nuevo volante capacitivo, que detecta el toque del conductor, lo que posibilita una interfaz interactiva para poder activar otra función innovadora, la "Dirección Asistida de Emergencia", que incrementa la seguridad durante la realización de maniobras evasivas mediante acciones de frenado, combinándolas con giros del volante.

La variante Alltrack tiene la carrocería levantada 2 centímetros.
La variante Alltrack tiene la carrocería levantada 2 centímetros.

Otro de los puntos fuertes del nuevo Passat es la versión híbrida enchufable denominada GTE. Esta versión, ya disponible en la anterior gama del Passat, ahora mejora su autonomía eléctrica. Si antes podía recorrer, según el ciclo NEDC, 50 km, con el nuevo Passat GTE, y utilizando el mismo sistema de medida alcanzaría los 70 km. Pero si utilizamos la nueva norma WLTP, mucho más exigente, el nuevo Passat GTE puede recorrer 55 kilómetros y ya cumple con la futura normativa anticontaminación Euro 6d que se aplicará desde 2021. El GTE ofrece una potencia combinada de 218 caballos, lo que proporciona un comportamiento muy dinámico, pero con unos consumos y emisiones realmente ajustados. Y supone un gran paso hacia el futuro con un coche que se debe enchufar a diario, pero que no tiene los inconvenientes de un vehículo 100% eléctrico.

En cuanto al resto de motorizaciones en la gama del nuevo Passat, sin duda lo más destacable es el estreno de un nuevo propulsor de dos litros diésel que proporciona 150 caballos y que emplea un doble catalizador SCR y una doble dosis de Adblue para reducir al máximo las emisiones. Los otros tres motores diésel del Passat desarrollan potencias de 120, 190 y 240 caballos. Y los de gasolina serán tres de la familia TSI con 150, 190 y 272 CV. Todos los motores TSI y TDI cumplen con la norma de emisiones de gases de escape Euro 6d-TEMP. Y todos los nuevos Passat equipan un filtro de partículas.

En cuanto a sus terminaciones, la gama del nuevo Passat se ofrece con cuatro líneas de acabado, la de acceso que simplemente se denomina con el nombre del propio modelo, Passat, y por encima una versión Business, que representa el nivel medio de equipamiento. Por encima está el acabado Executive, mientras que el superior pasa a denominarse R-Line. Completará la gama la versión de estilo más campero, el Alltrack (con tracción total, dos centímetros más de altura libre al suelo y capacidades offroad).

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios