PRESENTADO EN EL SALÓN DE NUEVA YORK

Mercedes GLS, el todocamino enorme con pantallas que parecen 'flotar' en el aire

Llegará al mercado europeo antes de final de año. Se fabrica en Estados Unidos y mide 5,20 metros. Todo lujo y elegancia. Dispone de un panel de instrumentos espectacular.

Mercedes lanzará al mercado europeo antes de final de año el nuevo GLS, el modelo que representa el tope de su gama todocamino tanto por tamaño como por lujo y posibilidades camperas. Un coche fabricado en Estados Unidos que viene a competir directamente con el recién lanzado BMW X7.

El nuevo GLS es un vehículo de grandes dimensiones y con una gran presencia en carretera. Es lo que Mercedes define como la Clase S entre los vehículos todocamino del fabricante de la estrella. Es lujoso, espacioso y confortable pero también tecnológicamente es un vehículo muy avanzado. Frente a la generación anterior, el nuevo GLS ha crecido en longitud hasta los 5.207 mm y en anchura, 1.956 mm, mientras que su distancia entre ejes también ha aumentado hasta llegar a los 3.135 mm. Estas nuevas dimensiones posibilitan una mayor habitabilidad interior, con una segunda fila de asientos que puede ajustarse en sentido longitudinal.

El GLS dispone de hasta siete plazas. Para la segunda fila se ofrece la alternativa de dos asientos individuales con apoyabrazos independientes o la habitual de un asiento corrido con tres plazas. Es decir, se puede pedir en configuración de seis o de siete plazas. Los asientos de la tercera pueden dar cabida a adultos de hasta 1,94 metros de altura, según las primeras informaciones de la marca alemana.

La función eléctrica Easy-Entry facilita el acceso a la tercera fila, al plegar los asientos de la segunda fila de manera eléctrica. Los asientos de la tercera fila también se pueden plegar eléctricamente bajo el suelo del maletero. De esta forma la capacidad de su maletero puede llegar hasta los 2.400 litros.

Puesto de conducción con dos grandes pantallas
Puesto de conducción con dos grandes pantallas

A bordo, el nuevo GLS es lujoso y elegante. La consola central, alta y voluminosa, contrasta con el cuadro de instrumentos, que parece suspendido en el habitáculo. Cuenta con la última generación del sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) que facilita la comunicación entre los usuarios y el propio sistema del vehículo. Incorpora de serie dos grandes pantallas de 12,3 pulgadas. También se puede equipar con dos pantallas táctiles de 11,6 pulgadas en las plazas traseras.

En cuanto a las motorizaciones, la nueva generación del Mercedes-Benz GLS estrena una variante con motor V8 electrificado, el 580 4Matic. Este motor alcanza una potencia máxima de 489 CV, a los que pueden añadirse otros 22 CV mediante la función EQ Boost. También va equipado con un sistema de alternador/arrancador integrado que asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión e incorpora un sistema eléctrico adicional de 48 voltios. El 580 4Matic ha homologado un consumo mixto de entre 9,8 y 10 litros/100 km, con emisiones de 229-224 g/km.

La gama de propulsores disponibles incluye también motores de seis cilindros. Se ofrecen dos variantes diésel con tecnología AdBlue, el 350d 4 Matic con 286 CV y el 400d 4Matic con 330 CV. Ambos cumplen con la normativa Euro 6d.

Todas las variantes del nuevo GLS equipan cambio automático 9G‑TRONIC de nueve marchas. El equipamiento de serie incluye también una caja de transferencia con embrague de discos de regulación electrónica. Este sistema hace posible una distribución variable de la propulsión entre los ejes delanteros en proporción 0–100%, según las necesidades de cada momento. También se ofrece como un opcional una caja transfer con marchas reductoras para aumentar las posibilidades de utilización fuera del asfalto, convirtiendo al GLS en un todoterreno de verdad.

El nuevo GLS está equipado con la última generación de sistemas de asistencia a la conducción. Entre ellos destaca el asistente activo de distancia, Distronic, con adaptación de la velocidad en función del trayecto. Este sistema puede reconocer retenciones y reaccionar a la situación antes de que el conductor perciba el problema.

El sistema de suspensión neumática Airmatic, con amortiguación regulable adaptativa Plus es de serie en el nuevo GLS. Asimismo se estrena una función específica para túneles de lavado que prepara el vehículo para esta operación. Una función muy práctica para un vehículo del tamaño del GLS.

Todos los GLS van dotados de tracción integral 4Matic y el tren del rodaje activo E-Active Body Control es opcional. Esta última tecnología puede combinarse con la suspensión neumática. Asimismo, la combinación de este tren de rodaje con el Road Surface Scan y la función de inclinación activa en curvas posibilita un gran confort en todo momento. Entre las funciones todoterreno se cuenta el modo para liberar las ruedas o el que permite variar por separado la altura de cada una de las ruedas para adaptar el nivel del vehículo fuera del asfalto.

La historia de los SUV de alta gama de Mercedes-Benz se remonta a 1997, fecha del lanzamiento del Clase M. Desde 2006 se ofrece una variante de formato grande, el GL con espacio para siete personas. En 2015 se llevó a cabo una puesta al día, que vino a acentuar el carácter lujoso de la segunda generación del SUV grande de Mercedes. Fue entonces cuando se cambió su nombre por el de GLS para adaptarse a la nueva denominación de los modelos camperos de la marca.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios