MÁS POTENCIA (HASTA 95 CV) Y MENOS PESO

Por qué la Honda CBR650R sigue siendo imbatible entre las motos deportivas

La Honda CBR650R es más potente y ligera, pero también más versátil y divertida que su antecesora. Por estas razones, principalmente, sigue siendo una referencia

Hace mucho que quedaron atrás los tiempos en los que las motos deportivas eran las superventas del mercado español. Durante varias temporadas, Honda fue capaz de vender miles de CBR600F cada año, dando salida a un creciente interés por este sector en nuestro país. Pero esos tiempos han quedado atrás y, aunque el mercado reclama ahora otro tipo de motos, con otro concepto y diferentes virtudes, la esencia deportiva de aquella mítica moto se mantiene presente en la nueva Honda CBR650R.

Este año, Honda ha decidido dar un nuevo impulso a su CBR650F, que en 2018 se había incorporado a su catálogo. Ha desaparecido la F de su nombre para incorporar la R, de 'racing' (deportiva), lo que revela su auténtico carácter. Este cambio no ha sido un mero juego de letras sin contenido. Detrás de esa R hay más potencia y menos peso, es decir, todo lo que se le puede pedir a una moto.

El gran paso adelante que se dio en 2018 dotando a la F de carenado y semimanillares. Con la R se ha culminado incorporando un diseño y una estética que entroncan directamente con la hermana mayor de la saga deportiva, la CBR1000RR Fireblade. La CBR650R es, al primer golpe de vista, una pequeña Fireblade, y cuando te subes en ella y das gas las sensaciones son igual de satisfactorias: con una potencia más que suficiente y con un peso muy contenido. Es decir, es una deportiva al alcance de todo el mundo, y éste es un gran acierto por parte de Honda.

Escape minimizado.
Escape minimizado.

Más potencia

Honda declara una ganancia de potencia del cinco por ciento en este nuevo modelo, que alcanza los 95 CV. Seguro que se podría haber apretado más y haberle sacado más caballería, pero con esta potencia tiene la posibilidad de homologar una versión para el permiso A2, cuya limitación es de lo más sencilla, ya que basta con emplear unas trompetas de admisión de menor diámetro para ajustarse a las exigencias del permiso limitado.

Potencia y peso son las claves de esta moto. Se ha modificado el árbol de levas y la distribución, y se ha aumentado la compresión. El motor empuja con ganas desde 7.000 rpm y estira hasta las 12.000, mil vueltas más que en la versión F de 2018, lo que permite pasar de los 86 CV de entonces a los 95 actuales. Será la edad, pero acostumbrado a curvas de potencia más planas, con mucho par abajo y medio régimen, en cierto modo esta CBR650R te remonta a la época juvenil de las 125 'dos tiempos', que había que llevar altas de vueltas para sacarles su jugo. Con la CBR650R se saca provecho a la potencia a partir de 7.000 rpm, pero a diferencia de aquellas 125 juveniles, esta banda útil de 5.000 vueltas está llena en todo su recorrido, con mucho par motor a medio régimen, y parece no acabarse nunca.

Pero lo bueno de la CBR650R es que no se necesita pilotarla en 'modo circuito': es efectiva y se maneja con soltura sin necesidad de estirar exageradamente las marchas. En ciudad, el motor responde correctamente sin tener que llevarla a un régimen alto gracias al mejor par motor que posee tras los cambios realizados, que le otorgan una respuesta más suave.

Menos peso

El otro frente que Honda ha atacado para proyectar a la CBR650R como un modelo a destacar es el peso. Se han rebajado nada menos que 6 kilos con respecto a la versión F de 2018, dejando el conjunto en los 207 kilos de peso. Es una rebaja de lo más sustanciosa. Para conseguirlo se han revisado elementos como el chasis, el depósito de gasolina y los reposapiés. Los anclajes del motor sobre el chasis se han modificado para reducir las vibraciones, y eso ha permitido recortar el subchasis en 60 mm, favoreciendo una pérdida de 1,9 kilos con respecto al anterior bastidor.

Tecnológicamente no le falta nada, pero tampoco cuenta con sistemas excesivamente sofisticados ni farragosos de emplear. Incorpora el eficaz sistema de control de tracción HSTC (Honda Selectable Torque Control), que hemos visto en otros modelos como la CRF1000L Africa Twin, que se puede desconectar fácilmente con un simple pulsador situado en la piña izquierda. Incluso se puede desconectar o conectar en marcha.

Las mejoras en la caja de cambios hacen que su uso sea más suave, también con la ayuda de un embrague asistido antibloqueo, además de tener disponible como opción un cambio rápido (quick shift). E igualmente dispone de un avisador de cambio programable que se enciende en la pantalla de la instrumentación avisando del momento de cambiar de marcha.

Reenvío del cambio.
Reenvío del cambio.

Cómoda

A pesar de ser una moto deportiva, la posición de la CBR650R no es aparentemente radical. Pilotas con una postura indudablemente “racing”, pero no resulta agotadora. El asiento es confortable, suficientemente rígido de mullido pero no duro. El conjunto es muy escueto y carece de colín, ofreciendo una sensación visual de ligereza indudable. La instrumentación es una pantalla LCDdonde se puede acceder a toda la información necesaria.

Frenos y suspensiones cumplen más que de sobra. El tacto de los frenos Nissin de anclaje radial es impecable al primer toque, con una respuesta adecuada y mucha mordiente. La horquilla Showa, sin regulación, ofrece suficiente rigidez, mientras que el amortiguador trasero sí es regulable.

El depósito tiene 15,4 litros de capacidad, lo que permite moverse con soltura durante muchos kilómetros. Su elemento natural es la carretera, las curvas; ahí es donde se saca partido a su potencia y ligereza. Y su precio es otro atractivo: 9.100 euros. No es fácil encontrar una deportiva de este nivel por este precio, una moto que además tiene unos costes de mantenimiento muy contenidos, lo que la hace doblemente atractiva.

Ficha técnica

  • Motor: cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, refrigeración líquida.
  • Potencia máxima: 95 CV a 12.000 rpm.
  • Par máximo: 6,5 Nm a 8.500 rpm.
  • Cilindrada: 649 cc.
  • Dimensiones: 2.120 x 750 x 1.150 mm.
  • Distancia entre ejes: 1.450 mm.
  • Peso: 207 kg.
  • Neumáticos: 120/70-17 delante y 180/55-17 detrás.
  • Depósito de combustible: 15,4 litros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios