EUROPA QUIERE QUE ESTÉ ACTIVO A PARTIR DE 2023

¿Que es el sistema ISA? La tecnología que te frena si superas el límite de velocidad

Se trata del último sistema de seguridad para vehículos, que servirá para regular la velocidad máxima de tu vehículo sin posibilidad para superarla

Foto: Velocímetro (Pixabay)
Velocímetro (Pixabay)

La seguridad en carretera se ha convertido en una de los grandes prioridades en el mundo actual: empresas de automoción y autoridades trabajan mano a mano para tratar de hacer vehículos cada vez más seguros, con el objetivo de conseguir reducir drásticamente las víctimas al volante. Sin duda, en esta carrera contrarreloj para intentar bajar las cifras de fallecidos nuestra mejor aliada en la tecnología... pero en algunos casos también genera cierta polémica.

Este es el caso del limitador de velocidad automático, un nuevo sistema que Europa quiere que tengan todos los vehículos de serie a partir de 2022. Las autoridades son conscientes de que la gran mayoría de los accidentes con víctimas mortales tienen un denominador común: la velocidad. Y para evitar que circulemos por encima de los límites de la vía, el Parlamente Europeo ha aprobado una propuesta para que todos los vehículos tengan el sistema ISA. Pero, ¿qué es?

Se trata de un dispositivo inteligente que se encarga de leer la señales de velocidad de las carreteras, reconociendo cuál es el límite de velocidad máximo permitido en cada momento. Y no solo eso, sino que si circulamos por encima del máximo permitido en esa vía, se encarga de cortar la potencia de nuestro vehículo hasta adaptarlo a la velocidad que marcan las señales, haciendo un descenso progresivo de la velocidad hasta ajustarlo a la legalidad.

O, dicho de otra manera, por mucho que pisemos el acelerador, el vehículo no sobrepasará la velocidad máxima establecida en la carretera. Europa quiere que se convierta en un sistema de serie con el que cuenten todos los coches que se fabriquen a partir de 2022, después de haber obtenido el apoyo de 40 países, entre ellos España. De hecho, para Pere Navarro, director de la DGT, es "el gran salto adelante de los últimos años, el más importante desde el airbag".

De hecho, no solo se habla de la posibilidad de que el sistema corte la potencia para evitar que se sobrepase la velocidad máxima permitida, sino que incluso los limitadores de velocidad automáticos más avanzados podrían impedir que un vehículo se acercara en exceso al coche de delante, incluso llegando a frenarle si fuera necesario. Sin embargo, los expertos apuntan que este sistema debería de contar con una serie de excepciones.

En primer lugar, consideran que es fundamental que el vehículo no utilice el uso de los frenos para disminuir la velocidad, pues una reducción brusca de la velocidad sin ser decisión del conductor puede tener fatales consecuencias, pues el susto podría provocar un volantazo peligroso. Por ello, solicitan que lo ideal es que se estrangule la velocidad, con el objetivo de que el motor pierda potencia de manera progresiva hasta ajustar la velocidad.

Y no es la única petición: por un lado, solicitan que el sistema esté bien ajustado, pues el vehículo podría tener problemas si lee una señal de velocidad equivocada, como puede ser la de un desvío o la de una vía de servicio; por otro, que sea el conductor quien tenga la última decisión de poder acelerar el vehículo por encima del límite para evitar una situación de emergencia. 2023 es la fecha marcada: los próximos años serán básicos para saber si se aprueba o no.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios