el éxito del jimny

El divertido coche de Suzuki por el que hay lista de espera: la fábrica está a tope

Suzuki es un especialista de la tracción 4x4 para todas las utilizaciones, desde la ciudad al todoterreno más radical

Foto: Por sus dimensiones y su tracción 4x4 con reductoras, el Jimny es un todoterreno casi imparable.
Por sus dimensiones y su tracción 4x4 con reductoras, el Jimny es un todoterreno casi imparable.

Suzuki es un fabricante japonés que tiene su gama centrada en modelos pequeños de dimensiones pero equipados con un sistema de tracción total que proporcione un buen comportamiento dinámico en todas las situaciones. Desde las versiones más urbanas, como el Ignis o el Swift, pasando por el Vitara y el S-Cross como las opciones todocamino, hasta llegar al recién lanzado Jimmy, un todoterreno de verdad, todos ofrecen un sistema de tracción a las cuatro ruedas específicamente adaptado a cada una de sus utilizaciones.

La marca japonesa inició la implantación de este sistema AllGrip en el año 2013 con el lanzamiento de un modelo todocamino, el S-Cross. Este sistema ofrece desde entonces la posibilidad de controlar las prestaciones del vehículo haciendo más placentero y seguro el desplazamiento en un vehículo. Este sistema AllGrip integra varias funciones como el control del motor, de la transmisión y también el control de estabilidad. En la actualidad, toda la gama de Suzuki en España, con la única excepción del más urbano, el Celerio, se ofrecen o pueden incorporar la tracción AllGrip.

El sistema AllGrip se presenta en tres opciones diferentes. El más sencillo es el AllGrip Auto que emplean los modelos más urbanos, como el ignis o el Swift. El paso intermedio es el AllGrip Select que se integra en los modelos todocamino de la gama intermedia, modelos como el Vitara y el S-Cross. Por último, el AllGrip Pro es el que está destinado al verdadero todoterreno de la marca, el Jimmy. Es un modelo con un enfoque muy campero que destaca por tener marcha reductoras.

Este sistema de transmisión AllGrip se adapta, por ello, a diferentes tipos de utilizaciones que van desde la más urbana hasta una campera más radical, la del Jimny. Este último modelo es la novedad más importante de la gama de Suzuki, un modelo espectacular. Con una estética muy llamativa, muy cuadrada y representando el mismo concepto del coche todoterreno de los años 90 de Suzuki con el Vitara o el Jimny original, pero adaptado a los tiempos modernos, el Jimmy actual se convierte en la opción más campera y más accesible del mercado internacional.

El Ignis es el punto de acceso y la variante más urbana.
El Ignis es el punto de acceso y la variante más urbana.

Este modelo, imparable fuera del asfalto, y que ha creado una gran expectación a nivel mundial, solo tiene un problema en estos momentos, la escasa disponibilidad de unidades. El coche se lanzó a finales del 2018 y las unidades asignadas al mercado español fueron muy pocas ese año. El problema es que ahora ya están vendidas todas las unidades que van a llegar a España en los próximos 12 meses . Es decir, que si vamos a un concesionario a comprar un Jimny, lo mínimo que nos va a dar de plazo para tener nuestro coche es abril de 2020.

En un momento en el que los fabricantes no tienen fácil vender todas las unidades disponibles, Suzuki se salta esta norma con un modelo realmente llamativo, muy divertido de conducir y de precio muy ajustado, que parte de los 17.000 euros. La razón por la que se retrasa tanto es que al éxito ya previsto en los principales mercados europeos e internacionales se ha sumado el gran éxito en Japón del Jimmy, algo que no estaba previsto inicialmente.

Lista de espera

Desde la marca están tratando de buscar soluciones, pero la fábrica está a tope de su capacidad y hay pocas posibilidades de mejorar esta situación en los próximos meses. Sin embargo, pese a este gran plazo de espera, los posibles clientes siguen dispuestos a comprar un Jimny y a esperar lo que haga falta. Hay dos razones importantes para ello: por una parte es que se trata de un coche de capricho, un modelo para poder disfrutar los fines de semana de las excursiones al aire libre y demás, pero no es un coche para el uso diario que haya que comprar. Es un segundo, o tercer o incluso cuarto coche en una familia, y pensado solo para disfrutar de las aventuras. La otra razón, sin duda, por la que los posibles clientes deciden esperar hasta que llegue su unidad es porque en realidad no hay ningún coche comparable que ofrezca posibilidades de verdad camperas por un precio como el del Jimny.

El VItara es la entrada en la gama todocamino.
El VItara es la entrada en la gama todocamino.

Durante la presentación de la gama AllGrip de Suzuki hemos podido poner al Jimny en unas situaciones límite y el resultado es realmente espectacular. Subidas muy pronunciadas, grandes pendientes en bajada, da igual lo que le pongamos por delante, el Jimny pasa por cualquier sitio. El sistema de tracción, el AllGrip Pro del Jimny, funciona muy bien y, gracias a su ligereza y sus dimensiones reducidas, supera cualquier obstáculo.

Gracias al control de tracción, incluso en un cruce de puentes con las dos ruedas en el aire, el coche tracciona y sale adelante sin problemas. Además, cuenta con marchas reductoras, algo que con la desaparición de los vehículos todoterreno de verdad queda reducido a solo cuatro o cinco modelos en el mercado, entre los que se posiciona este Suzuki Jimny

Desde 17.000 euros

Otro aspecto destacable es su sistema de control de descenso que funciona de maravilla como pudimos comprobar en unas rampas muy pronunciadas en las que sin este sistema de control hubiera sido muy difícil salir airoso. Aunque ya saben que el Jimny tiene un gran plazo de espera, de más de un año, el precio de partida es de 17.000 euros. Para los verdaderos aficionados al mundo del todoterreno que no quieren gastar mucho dinero en un Jeep Wrangler, un Toyota Land Cruiser o un Mitsubishi Montero, esta es una buena alternativa.

Básicamente, los sistemas de tracción AllGrip de Suzuki ofrecen tres opciones:

  • AllGrip Auto, el que emplean los Ignis y Swift, es un sistema sencillo que da tranquilidad y seguridad a su conductor. Es ideal para conducir por superficies deslizantes o terrenos nevados. Con el sistema 4x4 de acoplamiento viscoso, el par motor se distribuye automáticamente entre las ruedas traseras cuando se detectan pérdidas de agarre en el tren delantero sin la intervención del conductor. Además, el Ignis ofrece control de descenso, que ayudará a bajar pendientes pronunciadas a una velocidad de 10 km/h.
  • AllGrip Select es un sistema pensado para todos los públicos y se monta en los modelos todocamino de la gama, el Vitara y el S-Cross. esta versión permite seleccionar a través del mando específico situado en el túnel central de transmisión entre cuatro programas: Auto, Sport, Snow y Lock. Ofrece, por ello, diversión y seguridad al volante y requiere algo más de conocimientos para su óptima gestión. El selector de modos se encuentra junto al freno de mano. En este caso la electrónica se encarga de gestionar la tracción a las cuatro ruedas según el programa elegido y las circunstancias. Este sistema emplea un diferencial viscoso central para repartir la potencia entre los ejes delantero y trasero. Cuando se produce una diferencia de giro entre las ruedas de ambos ejes, el embrague multidisco se acopla y transfiere el par a las ruedas traseras.

  • AllGrip Pro, el sistema de tracción a las cuatro ruedas diseñado para los vehículos más camperos. En este caso el sistema de tracción ofrece tres modos de conducción seleccionables, el 2WD, el 4WD-H y el 4WD-L. En función del tipo de uso que queramos hacer del vehículo y del terreno por el que vayamos a circular deberemos seleccionar uno u otro. Comparado con el modo 4H, en el modo 4L puede transferir más par a las ruedas en marchas cortas para conseguir una mejor tracción en zonas especialmente complicadas, cuestas muy empinadas o terrenos muy rotos.

En cuanto a sus gamas de precios, el Suzuki de acceso es el Ignis, que parte de los 13.361 euros y el Swift desde los 15.381 euros. Por encima, y ya en la gama todocamino, el S-Cross parte de 23.203 euros mientras que el Vitara comienza su gama en los 19.797 euros. Todos estos precios son de partida en la gama e incluyen todos los descuentos posibles. Y en cuanto a la gama del Jimny, que debido su gran demanda no tiene descuentos aplicables, el punto de partida son los 17.000 euros, que llegan hasta 20.820 euros en el modelo tope de gama con el máximo equipamiento.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios