Interfaz Hombre-Máquina Mazda3

La tecnología que te permite interactuar con el nuevo Mazda3

Todos los elementos del nuevo compacto de la marca nipona están organizados con una simetría horizontal centrada en el conductor, reforzando la conexión con el coche

Foto:

La forma de interactuar con el coche ha ido cambiando a lo largo de los años. Según el último informe del Observatorio Cetelem sobre las tendencias de consumo del Motor 2018, los aspectos que más valoran los españoles a la hora de adquirir un automóvil son el precio, la duración, la propia marca y la funcionalidad. Los sistemas multimedia de información y entretenimiento son importantes a la hora de mejorar o no la funcionalidad de un vehículo. Los nuevos modelos poseen cada vez mayor número de botones, menús y submenús, cuyo manejo, en ocasiones, no es tan fácil como debería.

En este sentido, el nuevo Mazda3 ha desarrollado una comunicación entre el coche y el conductor basada en la filosofía Jinba Ittai. Concepto que la marca nipona rescata de los antiguos jinetes Yabusame -tiro con arco montado-, quienes consideraban que la persona y el caballo debían ser un único elemento. Esto se traduce en una comunicación rápida e intuitiva entre el conductor y el nuevo modelo japonés.

HMI, interfaz hombre-máquina

Así, nada más entrar en el coche y acomodarte en el puesto de conducción, se aprecia un interior cómodo, espacioso y elegante. Cada elemento del habitáculo parece estar en el lugar indicado, lo que permite que la interacción sea rápida y sencilla. A diferencia de otros compactos, la comunicación para el conductor es intuitiva. Y es que mediante un sistema de selección que consta de cuatro botones estáticos y un mando giratorio HMI Commander, se accede al menú principal. A través de él, tenemos a nuestra disposición cuatro opciones básicas: información, música, comunicaciones y navegación. El manejo de cada uno de ellos, siguiendo la filosofía de 'menos es más' que prima en todo el diseño del vehículo, se caracteriza por ser fácil y, una vez más, muy intuitiva.

Otro punto a destacar en el nuevo Mazda3, y que sin duda es uno de sus fuertes, es la rapidez de gestión de la conexión con el smartphone por Bluetooth, MZD Connect. Para ello, el software del nuevo modelo ha sufrido una importante optimización. Generalmente, esta operación suele llevar varios minutos en otros automóviles. Sin embargo, en el nuevo modelo se completa en menos de un minuto. A partir de ese momento, se accede a todos los datos del teléfono, además de los contactos de la agenda, a una velocidad sorpredente. A esta mejora en la gestión de la conectividad, se une la posibilidad de realizar este proceso mediante comandos de voz, con un reconomiento efectivo de la voz y sin necesidad de estar reptitiendo las órdenes constantemente. Otro beneficio más que nos permite centrarnos en la carretera y evitar estar 'cacharreando' con el móvil mientras conducimos. El modelo incluye tanto Apple CarPlayTM como Android AutoTM, para poder conectarse con cualquier dispositivo móvil.

El nuevo Mazda3 ofrece visión 360 grados, lo que, unido a la buena calidad de la pantalla, permite hacer maniobras a poca velocidad de forma segura.

En esta interfaz hombre-máquina denominada HMI, llama la atención una pantalla de 8.8 pulgadas de alta definición, desde la que se maneja de forma fácil el sistema multimedia de información y entretenimiento. En ella también podemos ver el mapa y las indicaciones del navegador. Otro punto a favor del nuevo compacto de la marca de Hiroshima, es que permite tener dos imágenes independientes. De esta manera, podemos mantener la 'Info' del navegador, al mismo tiempo que vemos un email o buscamos nuestra emisora preferida. Además, el Head-Up Display, que viene de serie en todos los acabados, proyecta la información más relevante directamente en el parabrisas, a color. Estas caracteristicas, unidas a la visión 360 grados, permiten centrar la atención en la carretera y hacer que las maniobras a poca velocidad sean muy seguras.

La experiencia de sonido en el nuevo Mazda3 es increíble. Gracias a un equipo BOSE de 12 altavoces, dos satélites traseros y un 'subwoofer' escuchar tu música favorita mientras conduces es una sensación indescriptible.

Finalmente su cuadro de instrumentos, tan elegente como sencillo, combina una zona analógica, que dispone de dos relojes en los laterales y una pantalla central de siete pulgadas con diversas opciones. El aspecto del reloj no es estático, sino que tiene diferentes opciones. Los amantes del motor y la adrenalina pueden elegir, por ejemplo, un velocímetro. En todas ellas, se incluye la información de la navegación en el centro. Otro elemento que refuerza esa comunicación intuitiva característica de Mazda.

De este modo, el nuevo modelo de la marca nipona es un compacto muy moderno que integra las nuevas tecnologías, enfocadas en los usuarios más jóvenes, junto a una estética interior más clásica y elegante, donde prima la filosofía Kodo de 'menos es más'. Ese 'Alma del movimiento' que solo pueden otorgar los artesanos takumi, quienes experimentan modelando en arcilla los futuros modelos. En el interior, destaca la textura de los elementos interiores con distintas formas y profundidades en diferentes puntos, que están diseñados para reproducir la riqueza y calidez de la piel auténtica. Todos los elementos del nuevo Mazda3 están organizados con una simetría horizontal centrada en el conductor, que refuerza en todo momento la conexión entre éste y el coche.

Motor

El redactor recomienda