CON CARROCERÍAS COMPACTA Y FAMILIAR

Las míticas siglas ST ya están en el nuevo Ford Focus

El nuevo Ford Focus tiene dos variantes. Una de gasolina con 280 CV y con diferencial autoblocante electrónico de serie y una diésel de 190 CV

Foto: Estética con detalles exclusivos, como las llantas o las pinzas de freno en color rojo, características del nuevo Focus ST.
Estética con detalles exclusivos, como las llantas o las pinzas de freno en color rojo, características del nuevo Focus ST.

El próximo verano se pondrá a la venta el nuevo Ford Focus ST, una variante diseñada por la división Ford Performance que ofrece prestaciones deportivas. Es el sucesor natural de unas siglas míticas entre los vehículos de enfoque deportivo. Para su desarrollo y puesta en producción, la marca del óvalo ha invertido 600 millones de euros en su planta de montaje de Saarlouis (Alemania).

El nuevo Focus ST está basado en la cuarta generación del Focus y se ofrecerá desde su lanzamiento con carrocerías compacta de cinco puertas y familiar denominada Sportbreak. Para ofrecer un comportamiento muy deportivo, el nuevo ST dispone de suspensión y frenos reforzados y de motores potenciados que ofrecen un 12 % más de potencia y un 17 % más de par motor con respecto a la anterior generación del Focus ST.

El nuevo ST está disponible con dos variantes de motor: en gasolina con un propulsor EcoBoost de 2.3 litros y 280 CV y en diésel una variante EcoBlue de 2.0 litros y 190 CV. Cuenta con un diferencial autoblocante electrónico de serie en la versión de gasolina. Se puede elegir con cambio manual de seis marchas de relaciones cortas o con un nuevo cambio automático de siete velocidades.

Además, por primera vez, se incluye la tecnología de modos de conducción configurables, lo que permite al conductor ajustar los parámetros del vehículo a las circunstancias de la conducción en cada momento. La amortiguación variable continúa también es de serie en las versiones EcoBoost de cinco puertas. Toda esta tecnología posibilita que el nuevo Focus ST sea un vehículo tan eficaz en carretera como deportivo para rodar en un circuito.

Interior con estilo deportivo, pero sin estridencias.
Interior con estilo deportivo, pero sin estridencias.

La nueva generación del motor de aluminio EcoBoost de 2.3 litros de Ford es la más potente ofrecida para un Focus ST. Equipada con turboalimentación ofrece 280 caballos, mientras que su par motor se sitúa en los 420 Nm, que están disponibles desde las 3.000 vueltas. Consecuencia de este potente y elástico motor, el nuevo Focus ST es el que más acelera de esta saga, con un registro de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos.

El Focus ST estrena la tecnología anti-lag, desarrollada para el superdeportivo Ford GT y el pickup F150 Raptor. Gracias a ella, se obtiene una entrega inmediata de potencia tanto en el modo Sport como en Pista, los más deportivos. Entre las opciones está disponible el Paquete Performance para las versiones de gasolina.

Por su parte, el EcoBlue de 2.0 litros y 190 CV es el diésel más potente jamás ofrecido en un Focus. Proporciona una potencia máxima de 190 CV a 3.500 rpm y un par de 400 Nm que está disponible entre 2.000 y 3.000 rpm (que ya ofrece 360 Nm a partir de 1.500 rpm). Con ello permite una aceleración inmediata y lineal gracias a su gran elasticidad.

A bordo, el cuadro del Focus ST está inspirado en el del Ford GT. Los indicadores digitales de presión de sobrealimentación, presión de aceite y temperatura de aceite del turbocompresor se muestran en una pantalla TFT de 4,2 pulgadas en color. El control de arranque rápido en pista también se ofrece a través del Paquete Performance para los modelos EcoBoost de 2.3 litros. Los asientos del Focus ST son Recaro con una nueva configuración.

Pinzas de freno en color rojo, un detalle diferenciador.
Pinzas de freno en color rojo, un detalle diferenciador.

Su línea exterior se reconoce por las llantas de aleación de diseño exclusivo. También por nuevas entradas de aire en la rejilla frontal y detalles aerodinámicos exclusivos. El alerón trasero es más grande y el tubo de escape de doble salida presenta un estilo más agresivo. El Pack Performance también incluye unas pinzas de freno de color rojo. El nuevo Focus ST estrena nuevos colores para la carrocería.

Entre las tecnologías de ayuda a la conducción no faltan en el nuevo Ford Focus ST los sistemas más importantes. Entre ellos el control de crucero adaptativo, el sistema de iluminación frontal adaptativo, el asistente de estacionamiento activo, pantalla Head-Up Display o asistente de maniobra evasiva.

En cuanto a la conectividad, el Focus ST va provisto del sistema SYNC 3, que permite a los conductores controlar las funciones de audio, navegación y climatización, además de los smartphones conectados, con comandos de voz. Incluye una pantalla táctil en color de 8''. El sistema ofrece total compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios