PRUEBA BMW 520D TOURING, DE 56.000 EUROS

Por qué el flamante BMW 520d Touring es para familias pudientes (y está en el precio)

La variante de acceso del BMW 520d Touring, con un motor diésel de 190 caballos, es el coche ideal para flotas de empresa

La Serie 5 de BMW es una de las referencias en el mercado prémium a nivel europeo y mundial. Y esta nueva generación representa un importante paso adelante en cuanto a tecnología, seguridad y confort para sus ocupantes. Disponible en versiones berlina o familiar, en esta ocasión hemos probado la variante Touring, familiar, que ofrece una mayor capacidad de carga y más versatilidad de uso, aunque en España estas variantes no tienen demasiado buen mercado. Pero es una opción muy válida, por sus grandes posibilidades de utilización.

Este modelo, el 520d Touring, pese a ser el de acceso a la gama de la Serie 5, incorpora la tecnología más avanzada, con sistemas como el control de crucero adaptativo con función 'stop', el frenado de emergencia, el mantenimiento de carril y un largo etcétera. Elementos que están disponibles de serie o como una opción, según las versiones. Pero lo mejor es que todos estos sistemas, que ya tienen cada día más cantidad de coches, en el caso de este BMW funcionan a la perfección. Con el control de crucero activado podemos hacer un viaje de 500 km sin tener que hacernos cargo del freno o el acelerador en ningún momento. Y eso es algo muy importante.

Pero, además, este coche aporta detalles casi únicos en el mercado. Un buen ejemplo es su llave, que es un compendio de tecnologías. A través de ella, el conductor puede meter y sacar el coche de un aparcamiento sin tener que estar dentro del vehículo. O controlar diferentes datos y sistemas del vehículo solo con la llave, como abrir y cerrar el coche o localizarlo en un aparcamiento. Un paso más, sin duda, hacia la conducción autónoma.

También aporta un Head Up Display que funciona a la perfección, que aporta mucha información y que hace que el conductor no tenga que separar la vista de la carretera para conseguir los datos que quiere en ningún momento. Datos importantes para la conducción de la velocidad, de los límites de velocidad en la carretera y de otras señales de tráfico. Y también los datos del navegador. Otro aspecto muy rompedor en este coche es el aviso de 'stop'. Es algo que pasa desapercibido, pero cuando uno se acerca demasiado deprisa a una señal de 'stop', de manera inmediata el vehículo empieza a pitar y avisa al conductor. Y, por supuesto, el aviso de poca distancia respecto al coche de delante y el frenado de emergencia.

A nivel mecánico, esta versión que hemos probado es la de acceso a la gama, pero esta ya es muy completa. La gama de potencias para este modelo va desde los 190 caballos de este 520d hasta los 320 caballos del diésel más potente, que llegan hasta los 340 CV en la variante más potente de gasolina. Y eso sin olvidar al impresionante M5, un auténtico coche de carreras pensado para rodar en carretera muy deprisa con sus 600 CV.

El 520 de acceso es el único que se ofrece con un cambio manual de seis marchas. Opcionalmente, tiene un cambio de ocho marchas automático que es el que llevaba nuestra unidad de pruebas. El resto de versiones solo se ofrece con el automático. Y en cuanto al sistema de tracción, las versiones más bajas tienen tracción trasera, lo que hace que este coche sea muy fácil de conducir y divertido, mientras que en las versiones más completas, y opcionalmente en el resto, se ofrece la tracción 4x4. Con ello, se gana en seguridad y el coche circula sobre raíles.

Este 520d es el modelo ideal para los que hacen muchos kilómetros y necesitan un maletero generoso. La variante berlina ya ofrece mucho maletero, pero en este caso ofrece la posibilidad de llevar objetos aún más grandes. El gran portón trasero facilita también su carga.

Como todos los modelos de la marca bávara, este 520d Touring ofrece una conducción divertida y rápida. No hay que olvidar que 190 caballos diésel permiten rodar muy deprisa, muy por encima de lo que son los límites legales de la carretera. Y esa tracción trasera le permite ampliar esa sensación de disfrutar al volante, incluso con un familiar de cinco metros. El cambio automático de ocho marchas, con levas en el volante, permite disfrutar aún más de la conducción y sobre todo sacar el máximo partido de un motor muy bueno por el equilibrio entre potencia, elasticidad desde pocas vueltas y unos consumos realmente ajustados.

Sin duda, el BMW 520d Touring es una referencia en el mercado prémium, un modelo ideal como coche de representación para una empresa pero sobre todo un gran coche de viaje. Un modelo que combina seguridad, tecnología y confort de marcha, junto con un amplio habitáculo y un gran maletero. Y todo ello en un modelo rápido y de muy bajo consumo con el que se pueden hacer viajes de hasta 800 km, e incluso más si se hace una conducción cuidadosa, sin tener que parar a repostar. Eso no tiene precio... Bueno, en realidad sí lo tiene, 56.250 euros. Un coche caro, pero perfectamente alineado con sus rivales más directos, los Audi A6 o Mercedes Clase E.

Ficha técnica

Motor: cuatro cilindros en línea.

Potencia máxima: 190 CV a 4.000 rpm.

Par máximo: 400 Nm desde 1.750 rpm.

Cilindrada: 1.995 cc.

Combustible: gasóleo.

Velocidad máxima: 225 km/h.

Aceleración de cero a 100 km/h, 7,8 segundos.

Caja de cambios: automática de ocho marchas.

Tracción: trasera.

Consumos homologados (urbano/extraurbano/mixto): 5,1/ 4,3/ 4,6 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,94 x 1,87 x 1,50.

Capacidad maletero: desde 570 litros.

Peso en vacío: 1.720 kg.

Precio: desde 56.250 euros (con cambio automático, 58.765 euros).

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios