ES EL PARQUE MÁS VIEJO DE EUROPA

El verdadero problema de las motos en España (cuyo mercado sigue creciendo)

En su balance anual, Anesdor destaca el avance de la movilidad eléctrica en dos ruedas, que creció un 71,8 % en 2018, dentro del aumento del número de motos en España

Foto: Las ventas de motos crecieron un 8,9% en 2018 y los scooter son los más vendidos.
Las ventas de motos crecieron un 8,9% en 2018 y los scooter son los más vendidos.

La industria de la moto sigue disfrutando de una buena salud en España, mejorando paulatinamente y recuperándose de la aguda crisis. En 2018 se matricularon 173.545 unidades, lo que representa un incremento del 8,9 % con respecto a las cifras de 2017. Es, sin duda, un balance positivo, como han destacado los responsables del Anesdor, la asociación gremial de la industria motociclista.

En conjunto, la demanda total de motocicletas, sumando la venta de motos nuevas y la de vehículos de ocasión, se ha incrementado en un 1,8 %, alcanzando un volumen total de 578.165 transacciones en 2018. Esto quiere decir que en el último lustro, la demanda de motos ha crecido un 22,9 %. Es decir, una más que notable recuperación.

El verdadero problema es la edad del parque motociclista, porque la venta de motos nuevas representa sólo el 30 % del mercado. Es decir, que la tasa de conversión de moto usada respecto a moto nueva es de 2,3 motos usadas por cada nueva matriculación. Lo que nos lleva a tener el parque motociclista más viejo de Europa, con una edad media de 15,6 años según la DGT, mientras que otros países como Italia o Francia están en torno a los 9 años.

Otro detalle destacable es la evolución del usuario. Hay un crecimiento superior en el número de permisos del tipo A (que permite acceder libremente a cualquier tipo de moto), frente al A2 (que faculta para conducir motos hasta 34 kw de potencia), y es una tendencia que se mantiene en los últimos veinte meses.

Diferentes segmentos

Los diferentes segmentos del sector han evolucionado de diferente manera. La venta de motocicletas creció en un 14,3 %, alcanzando las 158.086 unidades, y también se incrementó el segmento de los triciclos y cuadriciclos en un 10,3 %. Muy significativo fue el incremento de las motos eléctricas, que han crecido en un 71,8 % con respecto a 2017, alcanzando las 7.328 unidades. Es un volumen todavía pequeño, pero ya alcanza el 4,7 % del mercado. Se le puede considerar todavía un nicho de mercado, pero en evidente evolución para convertirse en un segmento con importante presencia en el futuro.

Cabe destacar que en el segmento de motocicletas, todos los sectores crecen: los scooter, un 10,6 %; las motos de carretera, un 19,1 %; y la moto de campo, un 25,9 %. Los scooter siguen siendo el principal tipo de moto: seis de cada diez unidades vendidas fueron scooter.

En el lado negativo de este balance se encuentran los ciclomotores, con una caída del 26 % y sólo 15.459 unidades. Hay varias razones que explican esta situación. Una de ellas es la normativa Euro 4, que ha provocado que algunas empresas hayan abandonado este segmento. Pero también se hace notar el efecto de la micromovilidad (patinetes y bicicletas eléctricas), sustitutivos del ciclomotor, un vehículo muy regulado (edad de acceso, permiso de conducción, seguro, casco, normativa antimanipulación) frente a la ausencia de regulación en la micromovilidad.

La eficiencia de la moto como vehículo y su positivo impacto en el medio ambiente es otro detalle a considerar, según Anesdor. Tomando los datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, el transporte en moto es el segundo más eficiente de todos los modos de movilidad. El mejor, el transporte en autobús, con una tasa de 68 g/km por pasajero, mientras que la moto se sitúa en 72 g/km por pasajero.

Anesdor quiere jugar la baza de la moto como aliada de la movilidad, en un momento que califican como “disruptivo”: “Hay que defender los beneficios de la moto como solución de movilidad”, comentó Víctor González, presidente de Anesdor, y director general de Yamaha Motor España. Otro detalle importante en el que la asociación ha querido incidir es en la reducción de la siniestralidad, destacando que en el grupo de usuarios vulnerables (peatón, ciclista, motociclista), a pesar del incremento en el número de matriculaciones se ha reducido el de víctimas motociclistas.

Anesdor se ha marcado una líneas de trabajo que pasan por mantener una estrecha colaboración con la DGT, velando por la seguridad de los motoristas, También hacer un trabajo permanente de colaboración con los ayuntamientos, para que reconozcan los beneficios de la moto en materia de movilidad Igualmente han querido destacar el hecho de que a pesar de las dificultades crecientes en las grandes ciudades, en Madrid una moto con etiqueta B o C puede acceder a Madrid Central, cosa que no pueden hacer los automóviles

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios