MATRICULÓ EN ESPAÑA 206.000 VEHÍCULOS EN 2018

Volkswagen pide al Gobierno una transición "ordenada" en el coche eléctrico

La transición hacia el coche eléctrico no será fácil. Requiere grandes inversiones y tiempo para que maduren las tecnologías. De ahí que VW pida al Gobierno una transición ordenada

Foto: Un Volkswagen e-Golf. (Reuters)
Un Volkswagen e-Golf. (Reuters)

Las tecnologías “tienen que madurar”. Esta es la filosofía de grupo Volkswagen España, que este jueves reclamó al Gobierno que haga todo lo posible para que la transición hacia el coche eléctrico se haga de forma “ordenada”. O lo que es lo mismo, que la transformación hacia una industria automovilística menos contaminante se haga al paso que marcan los avances tecnológicos y no al revés. Es decir, “utilizar más la ciencia y menos la cienciología”, como sostiene de forma irónica Francisco Pérez Botello, presidente de VW España. Entre cosas porque “nadie sabe hoy cuál será la tecnología de referencia dentro de 20 años”, lo cual añade gran incertidumbre a las inversiones que debe hacer el sector para adaptarse al nuevo entorno medioambiental.

En su opinión, la trasformación de la industria automovilística es un proceso que exige cuantiosas inversiones, y España lo que no puede hacer es poner en peligro un sector que representa el 10% del PIB. “Muchos países nos envidian”, asegura Pérez Botello, para quien lo más importante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es retirar de la circulación los vehículos más contaminantes. Según sus datos, con sólo dar de baja unos 400.000 vehículos en Madrid con más de 17 años, la contaminación de la capital de España se reduciría a la mitad.

Según Pérez Botello, existen todavía muchas dificultades para que el coche eléctrico se generalice, en particular por la producción de baterías, que requieren una enorme inversión y la búsqueda de minerales que están hoy en zonas geoestratégicas muy conflictivas. De ahí que sugiera que, imitando el modo en que nació Airbus, la Unión Europea lidere un proyecto para instalar una fábrica de baterías en el viejo continente. De esa manera, podría competir con países como China, Corea o Japón que llevan la delantera en este terreno.

Más de 200.000 matriculaciones

El grupo VW España sumó el año pasado 206.000 matriculaciones, lo que supone el segundo mejor registro de su historia tras el año 2007, en plena burbuja económica. Ello supone un crecimiento del 11% respecto del ejercicio anterior, y lo que es más relevante, ese avance se produjo pese a las dificultades derivadas de las nuevas normas de emisiones, WLTP, que han distorsionado el mercado del automóvil a lo largo del ejercicio.

Por marcas, las ventas de VW ascendieron el año pasado a la segunda posición del mercado español, y superaron las 102.954 matriculaciones, lo que representa un incremento del 15%. Además, Volkswagen fue líder en el canal de empresas y en el de renting de turismos. Audi, por su parte, matriculó 55.000 unidades, lo que supone un 0,5% más, lo que le ha permitido seguir siendo líder en el segmento premium por vigésimo quinto año consecutivo. Skoda, por su parte, matriculó 29.640 automóviles, lo que significa una progresión del 18,5%.

La marca alemana prevé que sus concesionarios superen este año una rentabilidad sobre facturación del 2,5%, y con ese objetivo buscarán un incremento del volumen comercial, así como mayor presencia en el negocio de vehículos de ocasión y en la calidad de las ventas.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios