NUEVO SISTEMA DISPONIBLE DESDE YA

Así son los nuevos drones de la DGT: cómo funcionan y cómo te 'multan'

Once pequeños vehículos voladores ayudaran a las autoridades a controlar nuestras carreteras y poder observar todo tipo de infracciones desde la distancia

Foto: Estos son los drones que utiliza la DGT. (FOTO: DGT)
Estos son los drones que utiliza la DGT. (FOTO: DGT)

La Dirección General de Tráfico está dispuesta a acabar con las infracciones y, para ello, está poniendo a funcionar todo tipo de tecnologías que les puedan ayudar a detectar a los conductores menos amables con las normas de circulación. Por ello, este 2019 será el año en el que se ponga en marcha el nuevo 'vehículo' sancionador de la DGT: el dron. Hasta once de estas pequeñas naves surcarán nuestras carreteras a partir de ahora.

Si hace unas semanas se anunciaba la puesta en funcionamiento de los Veloláser, los nuevos radares indetectables de la DGT, en los próximos meses tendremos más noticias de los drones que está utilizando para vigilar nuestras carreteras y, en algunos casos, dar la información necesaria para poder castigar a ciertos conductores. Y es que tras probarlos con éxito durante varias operaciones con mucho tráfico, será ahora cuando sean una realidad.

La DGT cuenta con once de estos pequeños aparatos, que tienen varias ventajas con respecto al resto de sistemas de detección de infracciones con los que cuentan. La principal es que son de pequeño tamaño, pueden utilizarse en cualquier tipo de vía y no cuentan con la limitación de vuelo nocturno, como sí ocurre con los Pegasus, que no pueden operar una vez se ha producido la puesta de sol. Todo ello permite que sean difíciles de localizar para los conductores.

Cuentan con una autonomía de dos horas de vuelo y un radio de acción de unos 500 metros. Sin embargo, este tipo de dispositivos no pueden multar por exceso de velocidad, pues estos drones no cuentan con cinemómetros capaces de medir la velocidad a la que circulan los vehículos. Por ello, su principal labor tiene que ver con la vigilancia del tráfico, pudiendo analizar otra serie de infracciones que sí pueden ser captadas por la cámara de 13 megapíxeles con la que cuenta.

A través de este tipo de sistemas, se pueden analizar infracciones como adelantamientos en línea continua, giros proihibidos o no respetar la distancia de seguridad, entre otros, permitiendo la identificación del infractor. A través del sistema de seguimiento automático con el que cuentan, puede localizar y fijar al conductor que ha llevado a cabo una determinada infracción de tráfico y dar el pertinente aviso a una patrulla que pueda comunicar al usuario de la multa correspondiente.

En varias ocasiones durante el pasado año, la DGT puso en funcionamiento los drones para comprobar cómo de útil sería ponerlos a vigilar las carreteras y las sensaciones percibidas han sido positivas. De hecho, la última prueba que se llevó a cabo con ellos tuvo lugar durante la Operación Salida de Navidad de 2018, donde la DGT pudo comprobar su efectividad. Por ello, desde 2019 será ya un sistema completamente activo para ayudar a la vigilancia de las carreteras.

El principal problema ante el que se encuentran las autoridades con este tipo de sistemas tiene que ver con las imágenes. Y es que será fundamental que las grabaciones que se obtengan no ofrezcan lugar a la duda y no permitan interpretaciones, sino que se vea claro que la infracción se está produciendo y que el conductor debe de ser multado por ello. Si no fuera así, Tráfico podría dar validez a la multa, pero los tribunales podrían decir lo contrario.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios