PRUEBA SEAT ARONA TDI 95 CABALLOS

Las claves del nuevo Arona o por qué es el as en la manga de Seat

La versión diésel del Seat Arona de 95 CV ofrece una gran agilidad y un consumo muy ajustado, en torno a los cinco litros. Su precio parte de los 17.000 euros

Seat logró en 2018 el mejor año de su historia por volumen de ventas al superar la barrera de los 500.000 coches, y uno de los responsables de ese éxito es el Arona. Este modelo representa el concepto del todocamino de dimensiones ajustadas, moderno y con una estética juvenil, muy bien equipado, pero pensado solo para circular por asfalto. De hecho, pese a que su altura libre al suelo es de 19 cm, un valor bastante aceptable, en realidad ni siquiera ofrece la opción de la tracción a las cuatro ruedas, ni ningún sistema de optimización de la tracción, como ofrecen algunos de sus rivales. Y es que su entorno de utilización es básicamente urbano.

Podemos decir que el Arona es un Seat Ibiza en su versión sobreelevada o, por definirlo de una manera más habitual, un todocamino. Emplea la misma plataforma MQB-A0 del Ibiza y comparte con este muchos sistemas de suspensiones, de motores, cajas de cambio y, lo más importante, sistemas de ayuda a la conducción. Es un coche ideal para esas personas jóvenes que buscan algo diferente en el mundo del automóvil, pero también para usuarios de más edad a los que ya les cuesta trabajo entrar o salir de un coche muy bajo. Con el Arona, el acceso es bastante más fácil.

A nivel mecánico, se ofrece con cinco variantes de motor diferentes, tres de gasolina de 95, 115 o 150 caballos y el diésel en dos opciones, 95 y 115. Además, la gama se ha completado desde principios de año con una interesante variante de gas natural. En este caso, se trata de una versión de gasolina de las denominadas bifuel. Esto significa que normalmente emplea gas natural en su utilización, mientras que cuando se agota este carburante empieza a utilizar gasolina. Esto permite al Arona contar con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico y eso hace que sea un coche ideal para moverse en ciudades como Madrid, con limitaciones a los vehículos más contaminantes.

La versión que hemos probado en esta ocasión incorpora un interesante motor diésel de 95 caballos que está asociado con un sistema de catalizador para reducir al máximo las emisiones de óxidos nitrosos. Esto, unido al filtro de partículas, hace que sus emisiones contaminantes, tanto de los mencionados óxidos nitrosos como de partículas no quemadas, sean mínimas y comparables perfectamente con las de un vehículo de gasolina.

Pero lo mejor, sin duda, es su consumo. El valor homologado es de solo cuatro litros. Es un valor difícil de conseguir, la verdad, pero sí es muy fácil estar en cinco litros o por debajo de esta cifra. En el acumulado de nuestro coche de pruebas, y tras 4.000 kilómetros recorridos por varios compañeros, y sin tener demasiado cuidado con el acelerador, el valor real de uso era de 5,7 litros.

Manual cinco marchas

Un detalle muy importante en este modelo es que tiene una caja de cambios manual de cinco marchas. Es un cambio que tiene unos desarrollos muy cortos en las tres primeras marchas y un poco más largos en las dos siguientes. Esto hace que se mueva con una gran agilidad cuando vamos a velocidades de hasta 70 o incluso 80 km/h. Cuando superamos esta velocidad, y gracias a los desarrollos de cuarta y quinta más largos, el motor va más desahogado.

Aun así, no es un coche pensado para hacer carretera a 140 o 150 km/h, algo que por cierto es ilegal, sino que está más pensado para hacer una conducción muy dinámica en ciudad y moverse con agilidad fuera de los centros urbanos. Pero sin buscar una deportividad para la que no está pensado.

A nivel de equipamiento, y dependiendo de las versiones, ofrece un equipamiento muy completo tanto en los aspectos de conectividad, tan buscados por la gente joven, como sobre todo en los de ayuda a la conducción. En este sentido, es muy destacable que un coche pequeño como este ofrezca de serie, o como opción, según la versión, sistemas tan importantes como el control de crucero adaptativo que permite una conducción más segura y relajada, frenada de emergencia, asistente de mantenimiento de carril o aviso de ángulo. Todos ellos sistemas muy importantes para luchar contra la siniestralidad vial.

En cuanto a su precio, parte de los 17.000 euros, lo que lo posiciona entre los modelos más baratos de este segmento pese a ofrecer un buen equipamiento y contar con una estética muy llamativa. Esta incluye la posibilidad de un acabado bitono en el techo aún más llamativo y que ofrece sobre todo un coche muy fácil de utilizar en el día a día y con un gran maletero.

Ficha técnica

  • Motor: cuatro cilindros en línea.
  • Potencia máxima: 95 CV a 2.7500 rpm.
  • Par máximo: 250 Nm desde 1.500 rpm.
  • Cilindrada: 1.598 cc.
  • Combustible: gasóleo.
  • Velocidad máxima: 172 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 11,9 segundos.
  • Caja de cambios: manual de cinco marchas.
  • Tracción: delantera.
  • Consumos homologados (urbano/extraurbano/mixto): 4,6/ 3,7/ 4,0 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,13 x 1,78 x 1,55.
  • Capacidad maletero: desde 400 litros.
  • Peso en vacío: 1.270 kg.
  • Precio: dese 20.500 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios