AVISA DE PEATONES Y CICLISTAS EN LA CARRETERA

Nuevo Peugeot 508, una avanzada berlina con visión nocturna por infrarrojos

Además de bonito y muy confortable, el nuevo Peugeot 508 ofrece los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción, como su visión nocturna por infrarrojos

Foto: Los sistemas de ayuda a la conducción y de visión nocturna del Peugeot 508 a prueba en el circuito del Jarama.
Los sistemas de ayuda a la conducción y de visión nocturna del Peugeot 508 a prueba en el circuito del Jarama.

Peugeot lanza al mercado un nuevo 508, disponible primero en versión berlina y en los próximos meses también con carrocería familiar, un modelo que ofrece un magnífico comportamiento dinámico y un llamativo aspecto exterior con su parte trasera en caída, que le proporciona una estética elegante y deportiva. También ofrece una amplia gama de motores que llegan hasta los 225 caballos de potencia, lo que le hace un gran coche para viajar.

Pero si hay un aspecto destacado, en el que sobresale respecto a sus rivales más directos, es en lo que se refiere a los sistemas de ayuda a la conducción. Además de otros sistemas ya frecuentes entre las berlinas mejor equipadas, como el asistente de atascos, el asistente de mantenimiento de carril o el control de crucero adaptativo, dispone del sistema de visión nocturna, que solo las grandes berlinas prémium ofrecen en su equipamiento como una opción.

Para poder comprobar en las mejores condiciones y con la máxima seguridad este nuevo sistema de ayuda a la conducción, capaz de detectar y avisar de la presencia de peatones y ciclistas en la oscuridad, realizamos una prueba nocturna en el circuito del Jarama. Y también pudimos comprobar en esta prueba la eficacia del sistema automático de cambio de luces, el aparcamiento completamente automático o el control de crucero adaptativo. Todos ellos sistemas disponibles en la gama del nuevo Peugeot 508.

En la pantalla del cuadro de instrumentos se remarcan los peatones y ciclistas.
En la pantalla del cuadro de instrumentos se remarcan los peatones y ciclistas.

La prueba la hicimos en unas condiciones que son las que nos encontramos de manera habitual en invierno, con muchas horas de noche, con vías poco iluminadas y con una visibilidad bastante limitada. A ello se añadió la lluvia, que complicaba aún más la visibilidad. Para empezar, rodamos en el trazado madrileño para comprobar la eficacia de la tecnología de visión nocturna y de la conmutación de luces.

La tecnología de visión nocturna se basa en infrarrojos mediante los cuales el conductor puede ver, en una pantalla colocada justo delante de él, hasta 250 metros delante del vehículo. Es una distancia mayor que lo que se ve a través del parabrisas normalmente. Todo el centro del cuadro de instrumentos, una pantalla digital, se transforma al activar la visión nocturna en la pantalla en la que se ve la imagen captada por la cámara de infrarrojos del frontal. Con esta tecnología se recuadra, primero en color verde y luego en rojo, cuando un peatón, un ciclista, o un animal grande se cruzan en el camino. Así, posibilita que la reacción del conductor sea más temprana y precisa para evitar un choque o un atropello.

La prueba consistió en dar una vuelta al circuito con las luces casi tapadas para emular condiciones de muy baja visibilidad, como lluvia intensa, nieve, niebla… En estas circunstancias difíciles de conducción, el conductor se ayuda en la visión a través de la pantalla del cuadro donde se destaca cualquier obstáculo móvil que se encuentre el vehículo por delante. Esta es una tecnología que ya equipan modelos de alta gama de los fabricantes Premium, que ahora Peugeot ha implementado en su 508, su nueva berlina recién estrenada.

El sistema también funciona con lluvia.
El sistema también funciona con lluvia.

Para probar la eficacia del detector de peatones y ciclistas en estas circunstancias de baja visibilidad, una serie de peatones iban apareciendo delante del 508 mientras dábamos vueltas al circuito de noche. La tecnología de detección avisaba de su presencia y gracias a los sistemas de alerta, como el freno automático de emergencia, el coche reaccionaba al no hacerlo el conductor. Este sistema funciona tanto de día como de noche y a velocidades de hasta 140 km/h.

Otro sistema que pudimos probar en el trazado madrileño fue el de la conmutación de luces. Una innovación que cambia de luces de cruce a largas y viceversa de manera automática, sin que el conductor tenga que actuar. El sistema detecta cuando puede llegar a deslumbrar, si viene un coche de frente o entra en una zona iluminada, y automáticamente cambia a luz de cruce.

Luces automáticas de LED

La iluminación del nuevo Peugeot 508 está compuesta por luces de LED en la parte delantera con tecnología Smart Beam, que enciende automáticamente las luces de carretera o las de cruce en función de las circunstancias. En la parte posterior, equipa también grupos ópticos de LED que permanecen iluminados tanto de día como de noche con una intensidad que se adapta automáticamente a la luminosidad del entorno.

La jornada tecnológica de pruebas de Peugeot se completó con un recorrido por carretera, también de noche, fuera de las pistas del circuito, para probar otros sistemas: el Lane Position Assist, que mantiene la posición del vehículo en el centro del carril y evita una salida de la carretera si el conductor se despista, y el Control de Crucero Adaptativo, que regula la velocidad del 508.

Este sistema tiene en cuenta la distancia de seguridad respecto al automóvil que circula por delante. Sin la intervención del conductor, este sistema puede llegar a parar el vehículo si el de delante se detiene, y luego arrancar nuevamente por si solo si la retención no dura más de tres segundos. Todos estos sistemas se integran en el nivel 2 de conducción autónoma, el máximo que es legal en estos momentos, y funcionan tanto de día como de noche.

Puesto de conducción muy moderno con el i-cockpit.
Puesto de conducción muy moderno con el i-cockpit.

Por último, en esta jornada de pruebas con la última tecnología del Peugeot 508 pudimos probar el Visionpark, un sistema que aparca automáticamente el vehículo con solo apretar un botón. El coche se aparca solo sin que el conductor tenga que hacer ninguna maniobra, ni con el volante ni con el acelerador o el freno. Para estas pruebas, se estableció una zona de aparcamiento tanto en batería como en línea donde pudimos aparcar de manera automática.

Solo hay que presionar el botón para indicarle al vehículo que queremos aparcar. El coche busca y detecta automáticamente un hueco libre. Entonces el conductor le da la orden de querer aparcar ahí, y automáticamente hace todas las maniobras necesarias para aparcar el vehículo. Este sistema es posible gracias a sensores y cámaras colocados por todo el vehículo. La verdad es que esta tecnología es realmente útil para el día a día.

Todos estos sistemas incorporados al nuevo Peugeot 508 suponen un gran salto cualitativo y posicionan al modelo francés un escalón por encima de sus rivales en el segmento de las berlinas. Con ello, el nuevo 508 se posiciona junto a modelos del segmento Premium, con dos rivales claros como son el Volkswagen Arteon o el Volkswagen Passat y también las alternativas de los fabricantes premium alemanes, Mercedes, Audi o BMW. Calidad, estilo, comportamiento dinámico y cualidades técnicas avanzadas no le faltan, sin duda.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios