CON UN MOTOR BITURBO DE 238 CABALLOS

El todocamino más grande y lujoso de Ford o el paso hacia adelante con el novedoso Edge

Ford, con el nuevo Edge, ha dado un notable paso adelante por su equipamiento y su comportamiento dinámico que hemos conducido en una primera toma de contacto en carreteras suecas

Ford lanza al mercado europeo su nuevo Edge, un todocamino compacto amplio y muy bien equipado, que destaca por importantes mejoras en su equipamiento, por una estética renovada pero sobre todo por la llegada de un nuevo motor biturbo de 238 caballos que está asociado con un cambio automático de ocho marchas. Hemos podido hacer una primera toma de contacto en carreteras nevadas suecas con el nuevo Edge, un modelo que ya está a la venta y cuyas primeras entregas comenzarán en febrero en el mercado español.

Ford es un gran especialista en el mercado del vehículo todocamino y todoterreno, ofreciendo una amplia gama de modelos. En el mercado europeo la apuesta se basa en tres modelos todocamino, EcoSport, el más pequeño de la gama, el Kuga pensado para competir en el segmento compacto, y por encima cuenta con el Edge, un modelo que ofrece un habitáculo muy amplio y confortable y un gran maletero. A ellos se suma el modelo todoterreno Ranger, un pick up con tracción 4x4 y marchas reductoras.

El Nuevo Ford Edge se posiciona en la parte más alta del mercado con unos completos equipamientos y con acabados que le permiten competir con los vehículos premium. En este sentido, el nuevo Edge se ofrecerá en el mercado español con cuatro acabados diferentes. Como acceso el Trend y por encima el Titanium, con un completo equipamiento, y por encima dos opciones muy diferentes como son el ST Line y el Vignale.

Interior de una versión Vignale con  tapicería de piel.
Interior de una versión Vignale con tapicería de piel.

El acabado ST Line es una novedad para esta gama renovada del Edge, ya que hasta ahora no estaba disponible esta versión. Supone una terminación más deportiva en su aspecto estético. En cuanto al Vignale, que ya estaba disponible en la gama que todavía está a la venta, cuenta con una terminación más lujosa, un acabado muy cuidado hasta en los detalles más pequeños, y un servicio de atención al cliente exclusivo para esta versión.

Estéticamente, los cambios más notables corresponden al frontal, a su nueva parrilla y a los grupos ópticos que ahora incluyen la tecnología LED con el sistema automático de cambio de luces de carretera a las de cruce. Este sistema funciona a la perfección como pudimos comprobar en esta primera toma de contacto, haciendo los cambios muy rápido y sin errores. En las versiones ST Line la parrilla está acabada en negro, lo que unido a las llantas de 20 pulgadas, y opcionalmente de 21”, le proporcionan un aspecto bastante más deportivo.

Sistemas de ayuda

Otro aspecto en el que el nuevo Edge mejora mucho respecto a su antecesor es en cuanto a los sistemas de ayuda. Para este nuevo modelo llegan sistemas importantes como la frenada automática tras un accidente, que evita nuevos choques, el sistema de prevención de accidentes que ahora incluye también la maniobra de esquiva o el control de crucero adaptativo con función parada, en las versiones con cambio automático. Igualmente cuenta con el asistente de mantenimiento de trayectoria que mantiene el vehículo en el centro del carril, lo que permite una conducción más relajada.

A nivel mecánico el nuevo Edge se va a ofrecer con dos motorizaciones diferentes en ambos casos diesel. Se trata de un propulsor de 190 caballos y por encima la variante biturbo de 238 caballos en ambos casos mecánicas muy potentes con las que se consigue un gran comportamiento dinámico. Ambos motores cumplen la normativa Euro 6-2, y en lo que se refiere a sus consumos, el valor homologado para el de 190 CV es de 6,0 litros, mientras que el equipado con el motor biturbo aumenta hasta los 6,7 litros a los 100 km.

Acabado ST Line, con un toque más deportivo.
Acabado ST Line, con un toque más deportivo.

Por lo que respecta a su sistema de tracción, todas las versiones comercializadas en el mercado español incorporarán la tracción 4x4. Un sistema inteligente que permite desconectar la tracción trasera cuando no es necesaria para reducir consumos y rozamientos. Y en cuanto a sus cajas de cambio, las versiones equipadas con el motor de 190 caballos van asociadas con el manual de seis marchas, mientras que el de 238 CV siempre está combinado con el automático de 8 marchas.

Con este nuevo modelo hemos realizado una primera toma de contacto sobre carreteras nevadas y heladas en Suecia. Este modelo sorprende por su buen comportamiento dinámico en todo tipo de trazados y la gran sorpresa es su capacidad motriz. Rodando sobre pistas y carreteras con nieve y hielo su capacidad de tracción es excelente, apoyada también con unos neumáticos de invierno adaptados a estas circunstancias.

En estas condiciones tan extremas de adherencia destaca el buen funcionamiento de los sistemas de ayuda a la conducción que permiten un control total del vehículo, con la máxima seguridad en las condiciones más exigentes. Incluso rodando con los sistemas de ayuda a la conducción como el control de estabilidad desconectado, el vehículo se mueve con la máxima seguridad. Aunque conviene tener en cuenta que esta desconexión no es total y se activa cuando la situación se llega a poner peligrosa.

En cuanto a sus precios, la gama se escalona en base a cuatro tipos de acabado, Trend, Titanium, ST Line y Vignale. La diferencia de precios entre estos acabados es el siguiente: de Trend a Titanium: + 3.000 euros, de Titanium a ST Line: +3.200 euros y de ST Line a Vignale: +5.000 euros. Y por lo que respecta a las dos versiones de motor y caja de cambios, la diferencia entre el de 190 CV con cambio manual y el de 238 CV con el automático es de 5.700 euros. Y quizá el dato más importante, el precio de partida, con el acabado Trend y el motor de 190 caballos, es de 46.125 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios