Prueba DEL Volkswagen e-Golf

Por qué el Volkswagen e-Golf (eléctrico) tiene un presente complicado... y un gran futuro

El Volkswagen e-Gol cuesta 38.580 euros, un precio elevado sin ayudas a la compra, lo que hace que sea una opción muy limitada… de momento, porque el futuro es prometedor

El modelo compacto más vendido, el Volkswagen Golf, que lleva en el mercado desde el año 1975, se transforma en este caso en una versión 100% eléctrica, lo que lo convierte en la variante más ecológica del modelo. Tiene una autonomía de 240 km en una conducción real, lo que hace que sea un vehículo realmente utilizable en el día a día, y no solo en un entorno urbano, puesto que se mueve muy bien también por carretera. Pero tiene limitaciones para la mayoría de los clientes, por su precio elevado y por la necesidad de tener una plaza de aparcamiento en propiedad en la que poder recargar cada día. Y también por su autonomía, todavía bastante limitada.

Volkswagen fabrica esta versión en la misma línea de montaje del resto de los Golf. Por ello, mantiene exactamente las mismas cotas que el Golf normal y en su maletero encontramos una capacidad ligeramente inferior a la del resto de la gama, 40 litros menos, hasta los 341 litros. Eso sí, no tiene rueda de repuesto, algo que ya ocurre en la mayor parte de los vehículos, y tiene un maletero con dos niveles: en la parte inferior es donde guardamos los cables para poder enchufar el coche y el kit antipinchazos, y por encima tiene una segunda tapa que ya es el suelo real del maletero. Tienen más información en el vídeo que acompaña esta prueba.

Los datos básicos de este modelo son de 240 km de autonomía en conducción real (la autonomía homologada es de 300 kilómetros) y una velocidad máxima autolimitada en 150 km/h. No es un coche pensado para hacer excesos deportivos y esta es una cifra bastante razonable. Además, acelera muy rápido y permite hacer una conducción urbana realmente ágil y sin emisiones en su utilización. Su conducción también es muy agradable.

El conductor tiene la opción de elegir tres modos de conducción, el normal, con su velocidad limitada a 150 km/h, un modo eco, en el que la velocidad se reduce hasta 115 km/h pero la autonomía aumenta aproximadamente un 10% con respecto al valor en el modo normal, y por último encontramos el modo eco+, que aporta otro 10% adicional de autonomía a costa de perder algo más de velocidad punta, limitada a 90 km/h. Además, el sistema de climatización se activa en el modo eco y se reajustan algunos sistemas del vehículo para ahorrar al máximo.

Es un coche caro, porque cuesta 38.580 euros y, como no hay ayudas a la compra de este tipo de vehículos ecológicos en España por el momento, este es un hándicap para el modelo alemán. Por el contrario, el coste para recorrer 100 km se sitúa en torno a 1,5 euros con una tarifa normal, pero puede reducirse hasta solo 0,50 euros según una oferta de Iberdrola para usuarios de vehículos eléctricos.

Y, además, tenemos la ventaja de la etiqueta 'cero emisiones', que permite entrar en el centro de la ciudad en protocolos de alta contaminación. En el caso de Madrid, con este modelo tampoco hay que pagar por aparcar ni en zonas verdes ni azules, y tampoco tiene limitaciones por el tiempo de aparcamiento en dichas zonas. Si tiene un punto de recarga accesible en su casa o su oficina, puede que esta sea su opción más interesante para moverse por ciudad.

Como todos los eléctricos, este e-Golf no tiene marchas y solo se puede conducir hacia delante o hacia atrás. La conducción es muy agradable, porque se puede conducir más tranquilo para ahorrar energía y mejorar la autonomía, pero también se puede hacer una conducción muy rápida en ciudad gracias a su capacidad de aceleración magnífica. También se puede ajustar el nivel de retención de su motor eléctrico para adaptarse a nuestra situación en cada momento.

En cuanto a las baterías, hay que tener en cuenta un detalle importante. Cuando Volkswagen lanzó al mercado el primer e-Golf en el año 2014, su autonomía homologada era de 190 kilómetros, y fue el año pasado cuando lanzó esta segunda generación, con un motor 20 caballos más potente y por ello también más rápido. Sin embargo, su autonomía ha aumentado hasta los 300 km. El espacio que ocupan las baterías es el mismo en la primera y en la segunda generación, pero el nuevo tiene una mayor densidad energética. Esta es la evolución que viven los coches eléctricos, ligada a la evolución de las baterías.

Ficha técnica

  • Motor: eléctrico.
  • Potencia máxima: 136 CV a 12.000 rpm.
  • Par máximo: 290 Nm a 3.000 rpm.
  • Combustible: electricidad.
  • Velocidad máxima: 150 km/h (autolimitada).
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 9,6 segundos.
  • Tracción: delantera.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,27 x 1,80 x 1,48.
  • Capacidad maletero: desde 341 litros.
  • Batería: 35,8 kWh.
  • Peso en vacío: 1.610 kg.
  • Precio: 38.580 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios