LA FABRICA GALLEGA CUMPLE 60 AÑOS

Esta es la furgoneta del año en Europa, un vehículo 100% español (y 60 años de edad)

El Citroën Berlingo y sus hermanos Peugeot Rifter, Opel y Vauxhall Combo se fabrican en exclusiva en la planta que PSA tiene en Vigo

El Citröen Berlingo y sus modelos hermanos, Peugeot Rifter, Opel Combo y su variante con la marca Vauxhall, han logrado hacerse con el título de furgoneta del año en Europa. Estos cuatro vehículos se fabrican en exclusiva en la planta del grupo PSA en Vigo que cumple 60 años de existencia, una factoría que acumula 13,5 millones de vehículos fabricados desde 1958 de un total de 35 modelos diferentes.

El premio de furgoneta del año en Europa es un galardón importante que destaca la relevancia de estos vehículos, que cambiaron la manera de entender el concepto del vehículo comercial pequeño hace ya 20 años. Estos modelos, los de las cuatro marcas, se fabrican de manera exclusiva en la planta de Vigo, una de las factorías referentes dentro del entramado industrial español del automóvil. Desde su apertura, en 1958, ya se han producido 13,5 millones de vehículos, básicamente comerciales y turismos pequeños, de los que la mayor parte han sido exportados hacia otros mercados.

Ya queda muy lejos aquel año 1958 cuando comenzó la producción en una pequeña nave de un vehículo comercial denominado AZU que básicamente era la versión de tipo furgoneta, o de lo que entonces se llamaba derivado comercial, del Citröen dos caballos. Un 2 CV con la parte trasera cortada y con un gran cajón añadido en su lugar.

La producción comenzó en 1958 con el Citroën AZU
La producción comenzó en 1958 con el Citroën AZU

Desde entonces esta fábrica ha estado en constante evolución fabricando modelos de todo tipo, vehículos como el Visa, el Dyane o el GS dentro de la marca Citroën o como el Peugeot 504. Pero sobretodo se ha centrado en dos tipos de vehículos, turismos y comerciales. En el caso de los comerciales pequeños, como el AZU con el que empezó su producción, y que luego tuvo su continuidad en un modelo mítico del reparto en España, el Citröen C15. Con la llegada del primer Berlingo en el año 1998, la planta se especializó en este tipo de vehículos.

Vigo también producía turismos, como el Dyane, o el GS, pero en los años noventa se especializó en otro producto importante, el monovolumen compacto. Con este vehículo, primero como Xsara Picasso, más tarde como el Citroen C4 Picasso hasta llegar al actual C4 SpaceTourer, la planta de Vigo también se ha convertido en la gran especialista europea de este tipo de vehículos. De hecho este modelo con sus distintas denominaciones y con sus dos variantes de carrocería de cinco o siete plazas lleva años liderando el mercado de los monovolúmenes compactos en el mercado europeo.

La planta de Vigo se ha convertido en una referencia dentro del entorno del grupo PSA por su eficiencia y su gran capacidad de producción Y tiene una característica que marca diferencias: puede fabricar modelos en dos líneas separadas, vehículos muy diferentes uno de otro. Así, fábrica por un lado vehículos de tipo low-cost, como el Peugeot 301 o el Citröen C-Elysée, y al mismo tiempo en el segundo sistema fabrica los mencionados Citroën Berlingo, Peugeot Rifter, Opel Combo y los monovolúmenes C4 SpaceTourer.

El Citroën Berlingo y sus hermanos, furgoneta del año
El Citroën Berlingo y sus hermanos, furgoneta del año

La fábrica de Vigo la sitúa entre las más eficaces en España. El ritmo de producción previsto para este año es de 1.825 unidades diarias, lo que supondría fabricar unos 435.000 vehículos este año. Esta fábrica ha sufrido en años pasados la crisis que ha vivido el mercado español y europeo del automóvil y llegó a bajar su cadencia de producción hasta las 1.530 unidades diarias en el año 2012. Sin embargo, su mejor momento fue antes de comenzar la crisis, en el año 2007, cuando se fabricaban 2.300 unidades diarias, una cifra que se prevé recuperar en los próximos dos o tres años.

Ahora, la planta de Vigo está implementando todos los cambios necesarios para fabricar esta nueva gama de vehículos comerciales ligeros, los Berlingo, Richter y Combo. A partir de ahora se lanzarán las versiones de tipo furgoneta de estos modelos, ya que hasta la fecha se han lanzado solo las variantes combi y para uso de personas.

Vigo también se prepara para la llegada de un nuevo modelo, el denominado con nombre de código V-20 que empleará una nueva plataforma del grupo PSA, la CMP por sus siglas de compact modular platform. Para ello, Vigo se ha adaptado a la nueva fabricación 4.0 y ha puesto en marcha nuevos sistemas de logística. Destacable es la puesta en marcha de un nuevo almacén de piezas totalmente informatizado y gestionado directamente por máquinas y carretillas controladas a distancia.

Otra novedad es el denominado sistema Fukllkiting, basado en el funcionamiento mediante preparación de kits completos para cada coche a fabricar. En un carro un operario sitúa todas y cada una de las piezas necesarias para la fabricación de un vehículo en cada una de sus fases. Con ello, los trabajadores que están en la cadena de montaje no tienen que pensar y adaptarse a cada modelo que llega, sino que tienen un trabajo menos estresante al tener ya todas las piezas necesarias seleccionadas.

El otro aspecto clave de este cambio industrial 4.0 es el denominado Cobot. Este sistema combina el trabajo de un robot con el de las personas implicadas en la cadena. Es un trabajo en colaboración entre ambos, que permite ahorrar las tareas más duras e incómodas en la línea de producción pero sin eliminar el trabajo manual de las personas. Una colaboración que resulta llamativa cuando se visita la cadena de montaje del Citroën Berlingo o del C4 SpaceTourer.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios