PRUEBA DE CONDUCCION 'OFF-ROAD'

Por qué el Suzuki Jimny es imbatible: todoterreno de verdad, divertido y barato

Como sus antecesores, el nuevo Suzuki Jimny es un todoterreno de verdad con marchas reductoras, muy compacto y ligero. Su precio es de 17.500 euros

En unas pocas semanas estará disponible en los concesionarios de Suzuki en España el nuevo Jimny. Es un vehículo que viene a relanzar el concepto del vehículo todoterreno de verdad, con marchas reductoras, al que añade sus dimensiones muy compactas y su peso ligero, lo que le hace imparable fuera del asfalto. Es el renacimiento del todoterreno, con un vehículo que además es accesible, con un precio que parte de los 17.500 euros.

Es un vehículo que tiene tras de sí una larga historia de casi 50 años. Este vehículo se lanzó en Japón en 1970 y desde entonces ha gozado de una exitosa vida comercial. Desde su lanzamiento hasta nuestros días, la marca japonesa ha vendido 2.854.000 unidades y lo ha comercializado en 194 países. En España también ha sido un modelo muy importante, se comenzó a comercializar en la década de los 80 del siglo pasado bajo la denominación SJ 410 y SJ 413, un vehículo que se vendió también con la denominación de Samurái y que se fabricó en la planta de Santana en Linares (Jaén).

Además, sus pequeñas dimensiones y su gran ligereza de peso le permitían pasar por donde otros TT no podían. En 1998 llegó la tercera generación de este simpático y divertido todoterreno, pero ya en España por primera vez con la denominación Jimny y veinte años después irrumpe esta cuarta generación del Jimny.

Su cuadro es similar al de su antecesor.
Su cuadro es similar al de su antecesor.

Centrándonos en el presente, Suzuki acaba de comenzar la comercialización del nuevo Jimny, para completar su amplia gama de vehículos de tipo todocamino menos camperos, como el Suzuki Gran Vitara. El nuevo Jimny es un vehículo que mantiene intacto su ADN aventurero, pero la incorporación de un buen número de asistentes electrónicos a la conducción, algunos de ellos inéditos en otros modelos de la marca, no solo lo actualizan, además le permiten ser, en todos los aspectos, aun mucho más eficaz que sus predecesores. Además, debido a lo competido que está el mercado en todos los segmentos, Suzuki ha acertado de lleno con la imagen de este nuevo Jimny, tanto que muchos clientes lo han adquirido sin siquiera haberlo visto al natural. Eso ha propiciado que la marca tenga, antes de que el coche salga a la venta, una impresionante carpeta de pedidos.

Estéticamente, el Suzuki Jimny es un coche muy llamativo, la carrocería muestra unas líneas cuadradas y rectilíneas, un diseño que recuerda mucho a los legendarios SJ y Samurai, con detalles que son un auténtico guiño a aquellos modelos. Este es el caso de la rueda colgada en la portón trasero, los faros esféricos y con los intermitentes separados, los faros antiniebla delanteros y los grupos ópticos traseros encastrados en los parachoques, las aberturas horizontales en los laterales del capó o las llantas de chapa (son de aleación en la versión más equipada) con unos neumáticos con un perfil alto. Una estética que completa con unos pasos de rueda ensanchados con unas protecciones de plástico y unos estribos laterales, que le dan un toque muy aventurero.

El interior del Jimny tampoco defrauda. Tiene un diseño divertido y moderno, en el que podemos también apreciar algunos detalles que recuerdan a sus ilustres predecesores. Este es el caso del asidero en la parte derecha del salpicadero y el cuadro de instrumentos, con un diseño que una vez más nos retrotrae al Samurai, pero a la vez con una pantalla digital en el centro que le da un toque muy moderno. Lo bueno de este nuevo Jimny es que está equipado con una tecnología muy superior, propia de coches de segmentos superiores al suyo.

Palanca selectora del modo de transmisión.
Palanca selectora del modo de transmisión.

Entre su dotación destacan un buen número de asistentes electrónicos de seguridad y de ayuda a la conducción, todos ellos de serie en toda la gama, como es el caso de aviso de cambio de carril, la alerta de colisión delantera, el sistema activo de luces de carretera o el sistema de reconocimiento de señales, este último inédito en los otros modelos de la marca, que lo estrenaran en sus próximas actualizaciones. También como un buen coche de su tiempo, el Jimny estrena un completo sistema multimedia y de conectividad compatible con Apple CarPlay y con Android Auto. Una dotación de serie bastante completa que redondea con el climatizador automático y el navegador en las versiones mejor dotadas de su gama.

Comparado con su antecesor, mantiene unas dimensiones muy parecidas. Su longitud es de 3,48 metros y su distancia entre ejes es de 2,25 metros, pero debido a sus formas más cuadradas, ofrece un espacio más voluminoso y mejor aprovechado, con más sitio para cuatro pasajeros, con un espacio muy aceptable en los asientos traseros. Su capacidad de maletero, debido también al diseño de su carrocería, mejora con respecto al de su antecesor y ahora se dispone de 85 litros, que aumentan hasta los 377 si abatimos el respaldo de los asientos traseros, quedando en este caso un fondo de carga plano, que permite cargar objetos muy voluminosos.

Motor de 102 caballos

El Suzuki Jimny esconde ahora bajo su capó un motor atmosférico de gasolina de cuatro cilindros de 1.5 litros con una potencia de 102 CV. Un propulsor que cumple con las exigentes normas medioambientales actuales y que muestra la suficiente fuerza para mover con una gran soltura a este divertido todoterreno que tiene un peso de solo 1.090 kilos. Este novedoso 1.5 se ofrece con una caja de cambios manual de cinco velocidades y en opción, en la versión mejor dotada de la gama, se puede disponer de una caja automática de cuatro velocidades. Unas cajas de cambios en las que se han optimizado los desarrollos con el objetivo de lograr una mayor eficacia y eficiencia al conjunto. Con todo esto, el Jimny anuncia un consumo medio homologado de 6,8 l/100 km con la caja de cambios manual, en la caso de la automática el gasto de combustible es un poco superior.

Ya hemos comentado anteriormente que el Suzuki Jimny es un todoterreno de verdad y nos reafirmamos en ello. Este modelo dispone, como sus antecesores, de un chasis de largueros y travesaños, que proporciona mucha robustez al vehículo, tracción a las cuatro ruedas y reductora. Un eficaz sistema de tracción que ahora se ve mejorado con la dotación de un asistente de arranque en pendiente y con control de descenso. Se completa con el sistema de control de tracción SLD que frena de manera automática las ruedas que pierden tracción, pasando el par a las que si tienen buen agarre, lo que permite que el coche avance sin problemas en las condiciones más adversas de adherencia. A todo esto se une una altura libre al suelo de 21 centímetros y unas cotas TT realmente favorables, con voladizos muy cortos.

Qué mejor para comprobar las aptitudes del nuevo Suzuki Jimny que ponernos a sus mandos, algo que pudimos hacer en la primera presentación dinámica de este modelo, en la que tuvimos ocasión de conducir el coche por todo tipo de carreteras por los alrededores de Fráncfort y también en un exigente recorrido off-road por un bosque cercano a la ciudad alemana. En carretera, comparado con su antecesor, muestra un mayor confort de marcha y suavidad de funcionamiento. Los desarrollos del cambio están mejor adaptados y no es ruidoso, incluso transitando por autopistas en las que la velocidad es libre y pudimos conducirlo a tope, a casi 150 km/h, que es su velocidad máxima.

Marchas reductoras

Lejos del asfalto es donde demuestra de lo que es capaz. Pudimos probarlo con la reductora engranada en pendientes muy pronunciadas, en las que el asistente de ascenso, que mantiene el coche sin caerse hacia atrás una vez que soltamos el freno siete segundos, resulta de gran ayuda y facilita mucho la conducción del Jimny, como también lo hace el control de descenso. También tuvimos ocasión de probarlo superando obstáculos realmente abruptos y en zonas embarradas, de los que salió airoso este pequeño TT, que además de demostrar que es muy eficaz también ahora resulta mucho más fácil de conducir y, en consecuencia, también más divertido.

Este nuevo Suzuki Jimny, del que la marca tiene ya una buena cartera de pedidos, llegará a los concesionarios españoles el próximo mes de octubre. Su gama estará articulada en torno a tres niveles de acabado: Ranger, ideada para una utilización más campera y dotada con bola de remolque, JXL y Mode 3. Aunque la marca aun no ha definido del todo los precios para nuestro mercado hemos podido saber que estará disponible desde los 17.500 euros de la versión más básica, Ranger, hasta los 20.900 euros que podría costar el Jimny con el nivel de acabado Mode 3.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios