¿El primer Ferrari racional? El nuevo Portofino, un deportivo para disfrutar
  1. Motor
PRUEBA DEL FERRARI PORTOFINO DE 600 CV

¿El primer Ferrari racional? El nuevo Portofino, un deportivo para disfrutar

Con motor V8 Turbo de 600 caballos, este nuevo Ferrari descapotable permite rodar tranquilo en una carretera de montaña o al límite en un circuito

Esta semana hemos probado el último gran lanzamiento de la marca Ferrari, un modelo que destaca, como todos los vehículos de la firma de Maranello, por sus elevadas prestaciones. Pero al mismo tiempo se trata de un vehículo más tranquilo y civilizado que el resto de la gama de la marca italiana, pensado para poder disfrutar de la carretera y del entorno, al ser un coche algo más normal que sus hermanos. Además, y gracias a su techo descapotable, también permite disfrutar del paisaje y del entorno por el que se circula. Es un Ferrari muy completo, espectacular en su diseño y su comportamiento, pero con un precio de partida de 216.000 euros con sus impuestos incluidos.

Dentro de la gama actual de Ferrari, sin duda este es el modelo más tranquilo y más fácil de conducir, siempre y cuando no queramos buscarle los límites, que son muy altos. Incluye, como todos los modelos actuales de Ferrari, lo que en la marca se denomina 'manettinno'. Se trata de un interruptor con varias posiciones, situado en el volante, con el que su conductor puede decidir en todo momento cómo quiere conducir. Y puede optar entre modos más tranquilos o más radicales.

Pero en este caso del Portofino, el 'manettinno' solo ofrece tres posiciones, un modo Confort, un modo Sport bastante más deportivo y la alternativa más radical que permite desconectar el control de estabilidad, ESC. Este es un modo pensado para rodar en un circuito, y siempre que se tengan buenas manos para poder controlar toda la caballería disponible.

placeholder Pinche para ver la galería completa.
Pinche para ver la galería completa.

Eso de tener un modo Confort, uno Sport y un tercero más radical, que puede parecer lo más normal en cualquier otro coche, no es así en el caso de los Ferrari. Tanto el 458 como el 812 son dos modelos en los que el punto de partida del 'manettinno' empieza en el modo Sport, por encima el Sport plus y el Race para uso en circuito. Y por supuesto esa última opción con todos los sistemas de ayuda desconectados, que parece algo obligado en un Ferrari y pensado solo para los más expertos.

Pero eso no significa que este coche no corra, porque es un Ferrari de verdad, construido en las legendarias instalaciones de Maranello. Su motor es un V8 con doble turbo que proporciona 600 caballos. Con ello, su velocidad máxima es de 320 km/h, mientras que su capacidad de aceleración permite pasar de cero a 100 km/h en solo 3,5 segundos. Un motor que empieza rugir a partir de las 3.000 vueltas y que parece que no se acaba, al menos hasta llegar a las 7.500 vueltas, porque tampoco lo he forzado más.

El Portofino es el sucesor del California T y representa el concepto del vehículo descapotable con una configuración interior del habitáculo de tipo 2 + 2. Lógicamente, sus plazas traseras no son excesivamente amplias, pero sí permiten en un momento determinado poder llevar a dos personas más pequeñas en un recorrido corto, sobre todo si circulamos con el techo abierto, con lo que se ofrece algo más de espacio detrás.

Estéticamente, el Portofino llama poderosamente la atención y no es un coche con el que se pueda pasar desapercibido. Sobre todo si hay que salir de un semáforo y su motor empieza a rugir. Su línea de cintura es muy baja y tiene un gran capó delantero en el que se aloja un motor brillante. Por lo que respecta a su caja de cambios, es automática, de siete marchas y de doble embrague. Es un cambio muy rápido, derivado de los utilizados en la Fórmula 1, en el que destacan sus levas en el volante, como ya es una tradición en todos los últimos modelos de Ferrari. Unas levas muy grandes, que están ancladas en la columna de la dirección y que permiten una utilización en modo manual rapidísimo, pero sin necesidad de usar el embrague. Y sin posibilidad de errores por el tamaño y su posiciòn fija.

placeholder 290 litros de maletero.
290 litros de maletero.

Es un Ferrari tranquilo y racional, como les decía, pero al mismo tiempo mantiene todo lo que hace de un Ferrari un vehículo único. Por primera vez, se ha adaptado en este tipo de modelos el diferencial trasero electrónico de tercera generación Con ello se puede conducir mucho más al límite y de manera algo más fácil que con sus antecesores, modelos como el California T, al que el nuevo Portofino supera en 40 caballos. Lógicamente, este tipo de conducción al límite solo se puede hacer en un circuito cerrado porque en las carreteras no hay ningún tramo previsto que permita rodar como se puede hacer con este Ferrari en modo tranquilo.

Cuando el conductor se sienta al volante de esta joya, que puede adquirir a partir de 216.000 euros, se encuentra con un volante pequeño y bastante grueso, con un tacto perfecto, en el que es casi imposible perder el control. El puesto de conducción, con un asiento que sujeta completamente el cuerpo, y la buena visibilidad que ofrece sobre la carretera permiten la postura ideal para empezar a rodar en un circuito… o para viajar por una carretera de montaña en una mañana de primavera.

El volante tiene un tacto muy bueno e incorpora el 'manettinno' en el lado derecho con las tres posiciones que les comentaba inicialmente, Comfort, Sport y ESC off. En el lado izquierdo del volante, encontramos un botón para poder ajustar rápidamente la dureza de las suspensiones. El otro botón del volante, en color rojo, es el de encender o apagar el motor. En cuanto al cuadro de instrumentos, incorpora el ya mítico reloj central con el cuentavueltas en color amarillo y a ambos lados encontramos dos pantallas más pequeñas, configurables por el conductor con diferentes informaciones, incluidos los datos del navegador.

La caja de cambios también es diferente a todo lo que hay en el mercado. Para ponerlo en marcha, solo hay que arrancar el motor con el botón del volante y luego presionar la leva derecha, con lo que seleccionaremos la primera velocidad. No hay una palanca de cambios, y en su lugar solo encontramos dos botones, uno de marcha atrás R y otro Auto, para activar el modo automático. En el momento en que tocamos una de las levas, se activa el modo manual. El otro botón junto a los del cambio es el de Launch, que permite una arrancada al límite.

placeholder 'Manettinno' con tres posiciones.
'Manettinno' con tres posiciones.

Ya he podido conducir unos cuantos Ferrari, y la sensación que he sacado de este modelo es que es un vehículo bastante más racional, civilizado, con el que también se puede rodar muy rápido, pero que está más pensado para circular un poco más tranquilo y disfrutar no solo de la conducción al límite, sino de hacerlo con el techo descapotado, y disfrutar del sonido del motor, una auténtica sinfonía mecánica, o de sentirse el centro de todas las miradas, algo asegurado. Es la última joya de Ferrari.

Ficha técnica

  • Motor: ocho cilindros en V.
  • Potencia máxima: 600 CV a 7.500 rpm.
  • Par máximo: 760 Nm entre 3.000 y 5.250 rpm.
  • Cilindrada: 3.855 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Velocidad máxima: 320 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 3,5 segundos.
  • Tracción: trasera.
  • Consumo mixto homologado: 10,5 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,59 x 1,94 x 1,32.
  • Capacidad maletero: 290 litros.
  • Peso en vacío: 1.750 kg.
  • Precio: desde 216.000 euros.
Ferrari Tecnología California Fórmula 1
El redactor recomienda