BERLINA CON ETIQUETA ECO DE LA DGT

Nuevo Audi A6 con sistema híbrido de 48 voltios para reducir el consumo

El nuevo Audi A6 es un vehículo más confortable y eficiente e incluye completos sistemas de ayuda a la conducción. Es una berlina que tiene la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico

Audi pone a la venta una nueva generación de su berlina A6 que incorpora una nueva plataforma, con la tecnología más avanzada en sistemas de ayuda a la conducción y que incluye en toda su gama un sistema de hibridación con 48 voltios. El nuevo modelo es más ancho pero mantiene una estética similar a la de su antecesor y tendrá motores de 4 y 6 cilindros en gasolina y diésel. Ya está a la venta.

En el nuevo Audi A6 casi todo cambia pero mantiene una estética muy similar a la de su antecesor, con una parte trasera muy característica. Pero incluye nuevas líneas tensas, con bordes más afilados y aristas más destacadas que le proporcionan un estilo bastante más moderno que su antecesor. Se inscribe en la línea de los cambios ya introducidos en sus dos hermanos mayores, el A8 y el A7.

Como ellos, también incorpora la nueva plataforma MLB que se basa en el empleo de motores en posición longitudinal. Con ello consigue posicionarse en lo más alto del mercado en cuanto a tecnología, al permitir ofrecer hasta 39 sistemas de ayuda a la conducción, entre los que están los más habituales, como el control de crucero adaptativo o el asistente de cambio de carril. Pero también otros mucho más sofisticados como el sistema de hibridación con la tecnología mild-hybrid o la dirección a las cuatro ruedas.

Elegante y eficaz.
Elegante y eficaz.

Esta tecnología mild-hybrid dispone de un motor eléctrico accionado por correa que hace de alternador, pero que puede funcionar también como motor de arranque. En combinación con los motores V6, se utiliza un sistema mild-hybrid de 48 V, con una batería adicional de 48 voltios (solo en las versiones V6). Esta combinación permite circular en modo de marcha por inercia entre 55 y 160 km/h con el motor apagado. También el sistema start-stop puede activarse desde los 22 km/h y no requiere que el coche se pare.

Durante la deceleración, el motor eléctrico recupera hasta 12 kW de energía. Todo ello permite una reducción del consumo real en unos 0,7 litros por cada 100 kilómetros. Lo más importante es que gracias a esta tecnología, los nuevos Audi A6 tienen la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, lo que permite circular en ciudades como Madrid en los protocolos de alta contaminación.

Otro aspecto importante que ha permitido esta nueva plataforma MLB es la inclusión de un sistema de dirección a las cuatro ruedas. La nueva berlina cuenta con un sistema que gira las ruedas traseras en sentido contrario a las delanteras hasta una velocidad de 60 km/h. Por encima de este valor, las ruedas se mueven en el mismo sentido que las delanteras. Esto hace que sea mucho más manejable en la ciudad, en maniobras, mientras que en carretera proporciona más dinamismo y seguridad a alta velocidad.

Gama inicial

La gama disponible en el mercado inicialmente está formada por las dos motorizaciones más potentes, en ambos casos con configuración de seis cilindros en V. Se trata de un diésel, el A6 50 TDI con una potencia de 286 CV y en cuanto a gasolina es el propulsor de 340 CV que corresponde a la versión A6 55 TFSi. Esta gama se ampliará después del verano con otras dos versiones más pequeñas diésel, el V6 de 231 caballos que corresponde a la versión 45 TDi y por debajo una versión de 4 cilindros, el 40 TDI de 204 CV. Para el año que viene se ampliará nuevamente la gama con una variante de gasolina de acceso con 245 CV.

Cuadro de instrumentos digital.
Cuadro de instrumentos digital.

Toda la gama del nuevo Audi A6 se ofrece con cambios automáticos, aunque hay una gran diferencia entre ellos. Mientras que las versiones TDI de 231 y 286 CV llevan un Tiptronic de convertidor de par de ocho marchas, tanto el gasolina como el TDI de acceso cuenta con un S-tronic de 7 marchas, es decir uno de doble embrague. Más adelante también se ofrecerá una versión de acceso a la gama con el cambio manual asociado con la versión TDI de 4 cilindros, que también podrá llevar solo tracción delantera.

Como en todos los nuevos modelos que se lanzan al mercado, el nuevo A6 destaca por su elevada tecnología en los que a sistemas de ayuda a la conducción se refiere. Cuenta con hasta 39 sistemas de asistencia, lo que le posiciona como una nueva referencia. El más destacado es el asistente de conducción adaptativo, que además del control de velocidad de crucero adaptativo y el asistente predictivo de eficiencia, también añade un sistema que ayuda al conductor en zonas en obras. También cuenta con asistente en atascos, para que el coche conduzca solo en condiciones concretas de mucho tráfico o el asistente de mantenimiento de carril que nos mantendrá en el carril sin esfuerzo.

En el nuevo Audi los sistemas de ayuda se agrupan en tres paquetes: Tour, que incluye todos los mencionados anteriormente; Aparcamiento; y City, en el que destaca el nuevo asistente de cruce, el Audi crossing assist. Detrás de todos estos sistemas está el módulo controlador central de asistencia al conductor (zFAS), que calcula continuamente un modelo detallado del entorno a partir de una fusión de datos de distintos sensores. Estos pueden llegar en la versión más completa, hasta cinco sensores de radar, cinco cámaras, una cámara adicional de infrarrojos para el asistente de visión nocturna, doce sensores ultrasónicos y un escáner láser.

Con el nuevo Audi A6 en sus diferentes versiones hemos podido hacer una primera toma de contacto por las proximidades de la localidad portuguesa de Oporto. Allí, rondando tanto por buenas autopistas con poco tráfico como por carreteras de segundo orden hemos podido comprobar que el nuevo A6 es uno de los vehículos más confortables del mercado. Sobre todo hay un detalle importante en el gran silencio que acompaña a su conducción. Casi no hay ruidos aerodinámicos, pero sobre todo sus motores son muy silenciosos.

Hemos conducido dos versiones diésel, el pequeño de 204 CV que hace algo más de ruido, y sobre todo el V6 de 286 CV, o el gasolina más potente. Todos ellos son realmente silenciosos, lo que aporta un gran confort. A ello también contribuye el poder rodar en modo de inercia con bastante frecuencia. Sobre todo cuando rodamos por la autopista, cuando a poco que levantemos el pie del acelerador, y sea la velocidad que sea por encima de los 55 km/h, veremos la aguja del cuentavueltas bajar a cero.

Eliminación de botones.
Eliminación de botones.

Tres pantallas

Otro aspecto clave es su puesto de conducción muy digital. El coche ofrece tres grandes pantallas con las que se gestiona todo en el coche. Ya se han eliminado prácticamente todos los botones para que todo se gestione con las pantallas o con la voz. El cuadro de instrumentos es una pantalla de 12,3 pulgadas y en la consola central encontramos otra pantalla de 10,1 pulgadas en la parte alta. Esta se puede configurar para utilizarse exactamente igual que la de un Smartphone. Y debajo de ésta otra más pequeña, de 8,3 pulgadas, que se utiliza para controlar la climatización y otras funciones de confort del vehículo.

Las suspensiones han sido completamente reajustadas a la nueva plataforma y al modelo, y ofrecen un comportamiento muy bueno, a lo que contribuye sin duda su tracción a las cuatro ruedas. La dirección ofrece unan gran precisión en su guiado incluso en carreteras viradas en las que hemos podido conducir el nuevo modelo. Y el sistema de dirección a las cuatro ruedas ofrece un gran dinamismo al vehículo.

Audi ha utilizado dos tipos de cajas de cambio automáticas y también dos esquemas de tracción a las cuatro ruedas, pero las diferencias son realmente pequeñas entre ambos sistemas. Solo un conductor experto y haciendo una conducción muy rápida lo notará. El cambio de convertidor, el Tiptronic, es en principio menos eficaz, menos rápido, que uno de doble embrague. Sin embargo, los técnicos de Audi han optimizado tanto el funcionamiento del convertidor que hay pocas diferencias en su utilización entre ambos.

De las versiones que he podido conducir, les diría que el de 204 CV es ligeramente más ruidoso, pero mueve con suficiente soltura este modelo alemán. Y del V6 TFSi de 340 caballos de gasolina creo que para lo que hay en las carreteras españolas y los límites de velocidad me parece exagerado. Creo que las mejores opciones deberían ser el TDI de 231 CV y cuando llegue el TFSI de 245 CV. Y conviene no escatimar ni en ayudas a la conducción ni en elementos de confort a la hora de configurar nuestro coche.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios