Audi S4 Avant, un coche familiar, útil... y terriblemente rápido
  1. Motor
PRUEBA AUDI S4 AVANT

Audi S4 Avant, un coche familiar, útil... y terriblemente rápido

Las buenas prestaciones del nuevo Audi S4 Avant no están reñidas con una gran suavidad de marcha y con una conducción tranquila y eficiente

Audi tiene una amplia gama de modelos en la que hay muchos vehículos todocamino, también berlinas y modelos familiares de todos los tamaños y hasta un deportivo más radical, el R8. Pero tiene además dos líneas de acabados que dan un carácter diferente a cada uno de sus modelos. Se trata de las líneas S y RS, disponibles en la mayor parte de la gama. Y ambas son completamente diferentes.

Mientras que las terminaciones S corresponden a vehículos pensados para el día a día, cómodos y sencillos de usar, pero con unas prestaciones elevadas, en el caso de los RS son mucho más radicales, más deportivos, requieren una mayor concentración en la conducción si se quiere ir realmente deprisa con ellos. Coches con los que en un circuito se puede rodar casi como si fueran un coche de carreras.

El coche que probamos en esta ocasión, el S4, es el mejor ejemplo de lo que representa la gama S de Audi. Su aspecto deja claro que se trata de un coche pensado para ser utilizado a diario. Un vehículo con carrocería familiar que ofrece una mayor versatilidad de uso y que cuenta con diversas opciones para conseguir que el maletero sea aún más útil, con varios sistemas de sujeción para la carga. En cualquier caso, ofrece 480 litros que son más que razonables y la apertura eléctrica del portón. Además, con un umbral de carga muy bajo, las operaciones de carga y descarga resultan realmente sencillas.

El puesto de conducción es muy elegante y discreto, y llama la atención el magnífico cuadro de instrumentos, una gran pantalla de 12,3 pulgadas perfectamente configurable. Sin duda, me quedo con la posibilidad de llevar dos relojes pequeños, con el cuentavueltas y el velocímetro y el resto de la pantalla llena con un mapa de la zona por la que circulamos, o mejor aún, con una imagen de Google Streetview de la zona. Es espectacular poder estar circulando por una urbanización y estar viendo desde arriba las casas, las piscinas o sus instalaciones.

En el interior, encontramos algunos detalles de personalización de la versión S4, en el volante achatado o en los asientos que tienen una tapicería de piel con una costura en blanco en forma de rombos, realmente vistosa. Pero hay poca diferencia entre el resto de la gama A4 y este S4, que resulta un coche muy discreto.

Motor V6 Turbo

Donde encontramos las mayores diferencias es en el aspecto mecánico. El S4 está movido por un propulsor V6 de gasolina con un turbocompresor de doble salida, con lo que consigue una potencia de 354 caballos. Sin duda, esta es la clave de esta versión tan particular del Audi Avant. Es un motor que, puestos a acelerar, permite correr mucho. Conviene no olvidar que por ejemplo un Porsche 911 Carrera tiene 370 caballos, muy poca diferencia con el S4.

Lo sorprendente en el motor del Audi es que ofrece el par máximo, nada menos que 500 Nm desde solo 1.370 rpm. O dicho de otra forma, que casi desde el ralentí tenemos un motor que ofrece el máximo rendimiento. Eso convierte al Audi S4 en un coche delicioso para el uso diario, para poder viajar tranquilo haciendo muchos kilómetros o para poder estar en un atasco, pero al mismo tiempo, cuando se presenta una oportunidad, poder acelerar con fuerza.

Este motor ofrece un funcionamiento casi como el de un coche eléctrico, porque salvo en el momento de su arrancada, siempre ofrece el máximo empuje. Y la combinación con el cambio automático de ocho marchas no puede ser más eficaz. Si circulamos tranquilos por una carretera, veremos cómo a partir de 70 u 80 km/h, el vehículo ya funciona en una marcha muy alta, séptima u octava, pero ante el más mínimo intento de pisar el acelerador cambiará dos o tres marchas, o las que sea necesario, para que el coche salga disparado. Y si estamos rodando por la ciudad, siempre va en cuarta o quinta. Eso supone un ahorro de carburante, pero sobre todo una mayor tranquilidad en el uso diario. Otro aspecto destacable es la posibilidad de rodar en modo inercia. Cuando dejamos de pisar el acelerador, o lo hacemos con suavidad o en una cuesta abajo, el coche se pone en modo inercia y también reduce el consumo. Este sistema de ahorro funciona entre 50 y 180 km/h.

Este Audi S4 solo tiene un problema, su precio. El valor recomendado apunta algo más de 75.000 euros, una cantidad sin duda muy elevada. Pero para las personas que se pueden permitir el lujo de adquirir un vehículo de estas características, esta pueda ser una muy buena opción. Es un vehículo discreto, con pocos detalles que indiquen que es una versión 'cara' del Audi A4. También es un modelo versátil, con un buen maletero y con unas plazas traseras razonablemente buenas, aunque con un espacio para las piernas algo justo.

Pero, sobre todo, el S4 destaca por ofrecer la mejor duplicidad del mercado al ser un modelo muy confortable con el que poder hacer una conducción muy suave y relajada, pero que esconde la posibilidad de salir de una situación apurada con un simple pisotón en el acelerador. O de rodar muy deprisa si se presenta la situación adecuada.

Ficha técnica

Motor: seis cilindros en v.

Potencia máxima: 354 CV a 5.400 rpm.

Par máximo: 500 Nm desde 1.370 rpm.

Cilindrada: 2.995 cc.

Combustible: gasolina.

Velocidad máxima: 250 km/h.

Aceleración de cero a 100 km/h, 4,7 segundos.

Tracción: 4X4

Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 9,9/ 6,1/ 7,5 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,74 x 1,84 x 1,40.

Capacidad maletero: 480 litros.

Peso en vacío: 1.705 kg.

Precio: 75.300 euros.

Audi Tecnología
El redactor recomienda