Ford Mustang, el deportivo de leyenda asequible: nadie da 425 CV por este dinero
  1. Motor
PRUEBA DEL FORD MUSTANG GT 5.0 V8

Ford Mustang, el deportivo de leyenda asequible: nadie da 425 CV por este dinero

El Ford Mustang se ofrece con un interesante motor de cuatro cilindros de la familia Ecoboost y con el espectacular motor V8 de 425 CV

Pocos coches tienen en el mercado la imagen y la historia de este Ford Mustang, un verdadero icono del mundo del automóvil. Ha sido protagonista en muchas películas de Hollywood, aunque sin duda la más famosa es 'Bullitt', protagonizada por Steve McQueen. Pero sobre todo representa el concepto del coche deportivo y muy divertido de conducir, con un precio asequible: menos de 50.000 euros.

Las dos versiones del Mustang son interesantes. La variante con el motor de cuatro cilindros Ecoboost es más racional y permite unos consumos más ajustados, más acordes con las necesidades de un usuario europeo. Y los 290 caballos proporcionan unas buenas prestaciones. Por el contrario, el motor V8, que es el que hemos probado en esta ocasión, es un modelo mucho más espectacular y más divertido, pero también bastante más consumidor. Es más divertido de conducir, pero menos razonable.

Pese a que lleva más de 50 años en el mercado, en realidad a Europa ha llegado hace solo tres años, comercializado a través de la red de concesionarios de Ford. Antes había que recurrir a importadores paralelos, y pese a ello se han visto bastantes unidades rodando. Pero desde que se comercializa en Europa ha captado más de 33.000 clientes, y de ellos, 1.100 en España. Sin duda son unas cifras muy buenas que demuestran que el mito Mustang también 'vende' en España.

placeholder Pincha para ver más imágenes del nuevo Ford Mustang.
Pincha para ver más imágenes del nuevo Ford Mustang.

Qué hacen 'accesibles' los 47.350 euros

Es un deportivo bastante barato y es el coche más potente que se puede comprar por este precio, 47.350 euros. Nadie ofrece por este dinero 425 caballos. A cambio, tendremos un modelo de configuración 2+2, pero con unas plazas traseras razonables para niños y un maletero de 380 litros. Para un deportivo, creo que está bastante bien. Lo que lo hace diferente con respecto a toda la oferta de deportivos es su motor.

Se trata de un V8 al más puro estilo americano, con un par motor de 540 Nm. Esto hace que haya que coger muy fuerte el volante si es que decidimos acelerar un poco fuerte simplemente saliendo en un semáforo. Y la situación se complica aún más si lo hacemos con el suelo mojado. Entonces sí hay que tener mucho cuidado y analizar lo que realmente llevamos bajo el pedal del acelerador.

No es un coche peligroso, el vehículo cuenta con todos los sistemas de ayuda a la conducción, pero requiere saber un poco lo que llevamos entre manos. Y lo que tenemos es ese propulsor que sube muy rápido de vueltas y con mucho par, que mueve las ruedas traseras. Si somos capaces de dosificar bien la presión del acelerador, tendremos un vehículo realmente divertido de conducir, en el que es muy fácil tener sensaciones al volante muy agradables sin tener que rodar a velocidades peligrosas.

placeholder El maletero del Mustang es bastante grande para tratarse de un deportivo.
El maletero del Mustang es bastante grande para tratarse de un deportivo.

Cupé o Cabrio

Aunque se ofrece por supuesto con un cambio automático, nuestra unidad de pruebas contaba con un manual de seis marchas, con un cambio muy bueno, bastante rápido. Y una palanca de movimientos muy cortos y en una buena posición. Parece mentira que un fabricante como Ford ponga una caja manual así de buena para un coche del que la mayor parte de sus ventas corresponden a la versión automática.

Su motor es un verdadero escándalo, tanto por la forma de funcionar como por el sonido que produce. Es un motor V8 de cinco litros de capacidad que sube de vuelta como solo un propulsor de ocho cilindros puede hacer. Pero sobre todo es muy elástico. Se puede rodar en sexta a partir de 80 km/h y solo con tocar el acelerador el coche sale disparado. Eso sí, el consumo digamos que no es su principal virtud, aunque no creo que un usuario de un Mustang como este quiera usarlo a diario para ir trabajar. Más bien es un coche de capricho para salir a dar un paseo los fines de semana. Aunque su valor homologado es de 12,4 litros, si le damos un poco de alegría con el acelerador, y es lo que va pidiendo a gritos, no bajaremos de 16 o 17 litros. En un recorrido manteniendo los límites legales, hemos marcado un consumo de 12,6 litros después de hacer casi 300 kilómetros, algo que creo razonable para lo que es este coche.

Nuestro vehículo de pruebas correspondía a la versión de carrocería cerrada, pero la marca del óvalo ofrece este mismo modelo en su versión descapotable con un sobrecoste de 3.000 euros respecto al de carrocería cerrada. No quería dejar de destacar una vez más su precio de venta. Esta versión V8, con sus 425 caballos, cuesta 47.350 euros, un valor realmente bueno si analizamos su competencia más directa. No se puede comprar un coche tan potente como este por un precio más bajo y, por supuesto, en ningún caso podremos adquirir por ese valor un coche tan legendario como este Mustang, con 54 años de tradición.

Ficha técnica

  • Motor: ocho cilindros en V.
  • Potencia máxima: 425 CV a 6.500 rpm.
  • Par máximo: 540 Nm a 4.250 rpm.
  • Cilindrada: 4.951 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Velocidad máxima: 250 km/h.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h, 5,5 segundos.
  • Tracción: trasera.
  • Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 15,7/ 9,4/ 12,4 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,78 x 1,92 x 1,38.
  • Capacidad maletero: 380 litros.
  • Peso en vacío: 1.680 kg.
  • Precio: 47.350 euros (versión cupé).
Ford
El redactor recomienda