ANFAC demanda un plan estratégico para el automóvil
  1. Motor
PARA ASEGURAR LA COMPETITIVIDAD ESPAÑOLA

ANFAC demanda un plan estratégico para el automóvil

Este sector industrial supone un 10% del PIB español, cuenta con 17 plantas de producción de coches y más de mil factorías de componentes

Foto: La planta de PSA en Villaverde ya tiene asignada la producción de un nuevo modelo en 2021.
La planta de PSA en Villaverde ya tiene asignada la producción de un nuevo modelo en 2021.

El automóvil está cambiando muy rápido en los últimos años, nuevas tecnologías, también tendencias innovadoras, nuevas necesidades del mercado. Esto unido al hecho de que el automóvil afecta a diferentes sectores de la sociedad son las razones por las que requiere la puesta en marcha de un plan estratégico. Los fabricantes piden este plan para aglutinar el trabajo de todos los sectores implicados y para ganar en agilidad de cara a la toma de decisiones. Todo ello para mantener la competitividad del sector en el futuro.

Las marcas fabricantes van a seguir haciendo sus coches en un sitio u otro, no se van a parar. Y si en España no encuentran lo que necesitan se irán a otros sitios del mundo a fabricar sus coches. Y con ello se pondrán en peligro muchos puestos de trabajo y una industria que ahora es muy competitiva. España es el octavo fabricante mundial de automóviles, y segundo en Europa, gracias a los 2,8 millones de vehículos producidos en 2017.

Pero la competitividad demostrada durante años por este sector industrial español se enfrenta ahora a nuevos retos con la llegada de las nuevas tecnologías. El coche eléctrico, autónomo o conectado, lo que la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) define como el coche inteligente, supone otra forma de entender el sector, requiere de nuevas tecnologías, nuevos suministradores e infraestructuras, y por ello necesita decisiones rápidas.

La logística es uno de los puntos críticos de la productividad española.
La logística es uno de los puntos críticos de la productividad española.

En este sentido, en un encuentro con los medios de comunicación, el presidente de ANFAC, José Vicente de los Mozos, destacó la importancia de esta actividad. El sector industrial del automóvil supone el 10% del PIB español y existen en nuestro país 17 fábricas de coches y más de mil factorías de componentes.Por eso es un sector importante. Pero si se quiere mantener esa posición de España a nivel mundial hay que tomar decisiones de manera ágil. Y para ello, ANFAC pide la puesta en marcha de un plan estratégico.

Los cinco bloques de trabajo que marcan la hoja de ruta de ANFAC en esta etapa se centran en lograr una nueva fiscalidad para los vehículos, más moderna e integrada, la mejora de la competitividad industrial y los estímulos a las inversiones productivas. Asimismo, se hace hincapié en la movilidad sostenible y en la potenciación, dentro de las grandes áreas metropolitanas de nuestro país, de una movilidad más respetuosa con el medio ambiente para crear grandes 'green cities'.

De los Mozos, presidente de ANFAC, destacó que estos cinco ejes de trabajo son básicos si queremos seguir manteniendo "una industria puntera que hoy es esencial en el tejido productivo y en la economía española. "Nuestro sector enfrenta una evolución tecnológica sin precedentes: digitalización, conectividad, electrificación, conducción autónoma… Y todo ello con una mayor exigencia medioambiental. Vamos hacia un nuevo modelo de movilidad. España necesita un plan estratégico de la automoción para seguir siendo una referencia a nivel mundial en el sector”, explicó.

Por su parte, Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC, añadió que deben hacer "una transición inteligente, ordenada, planificada y, sobre todo, rentable para España". En este cambio es importante que la Administración nos apoye para que España mantenga la posición de liderazgo europeo y mundial que hoy tiene como fabricante de vehículos", dijo.

En el Plan Estratégico se deberán incluir todos los aspectos relacionados con el sector, con la industria, con logística, con la contaminación ambiental o la fiscalidad. Y también con la comercialización. Entre todos estos aspectos, De Los Mozos puso dos ejemplos muy diferentes. Por un lado la propuesta de un plan de ayudas a la compra del coche eléctrico. Este plan tendría una cuantía de 150 millones de euros. No es una cantidad exagerada, si se compara con los 300 millones de euros del plan de incentivos francés vigente o con los 1.100 millones de euros del plan de Reino Unido. La propuesta inicial del Gobierno con el Plan VEA es de 16,6 millones de euros.

En España hay 17 plantas de producción de coches. (EFE)
En España hay 17 plantas de producción de coches. (EFE)

Logística, 10% del precio del coche

Otro aspecto que señaló De los Mozos fue el de la logística. El 10% del coste de un vehículo nuevo se va en los costes logísticos. Y por ello, cualquier reducción en este sentido supone un gran paso adelante para mejorar la competitividad. En estos momentos, los camiones grandes que circulan por Francia y por toda Europa no pueden circular por España, por una limitación de la altura. Ese simple cambio supondría un gran ahorro para el sector. Y lo mismo ocurre con los trenes que no pueden ser tan largos como los franceses por la normativa española. En conjunto estas medidas podrían suponer un ahorro de 100 millones de euros cada año para la industria.

También clave es la fiscalidad. En este momento se paga más impuestos por la compra y por la tenencia del vehículo que por el uso real, mientras que en otros países lo que se grava más es el uso del vehículo. Recientemente la Unión Europea dejó abierta la posibilidad de aplicar un IVA reducido o incluso eliminar este impuesto en la compra de los coches eléctricos. Algunos países, siguiendo el ejemplo de Noruega, ya están empezando a aplicar estas reducciones.

Hay mucho trabajo por hacer, sin duda, en muchas disciplinas diferentes y por ello el plan estratégico del automóvil es más necesario que nunca. El objetivo es mantener la magnífica competitividad que tiene España en cuanto a la producción de vehículos y de componentes y conseguir acelerar la llegada del coche inteligente.

Industria automóvil ANFAC Coche eléctrico
El redactor recomienda