DS7 Crossback, el lujo francés llega al automóvil
  1. Motor
PRUEBA DS7 CROSSBACK 180 CV automático

DS7 Crossback, el lujo francés llega al automóvil

Este primer modelo de la marca francesa demuestra que se pueden combinar perfectamente el máximo lujo en los detalles con la mejor tecnología

Aunque la marca DS como tal funciona desde el año 2015, es ahora cuando realmente se puede hablar de una marca independiente. Y es que el DS7 Crossback es el primer modelo 100% desarrollado por la nueva marca. Se integra en el segmento del todocamino compacto, pero se posiciona en la parte más alta, para poder competir con rivales como el Audi Q5, el BMW X3 o incluso el Range Rover Evoque.

Para competir, ofrece dos argumentos importantes, como son su cuidado por el detalle, por el lujo entendido a la francesa, asociado con la mejor tecnología en cuanto a seguridad y confort de marcha. Y el resultado es un coche muy interesante, que representa una alternativa a los modelos de los fabricantes alemanes que llevan años dominando este mercado. En cuanto a su precio de partida, es de 31.000 euros y se ofrece con una amplia gama de motores, cinco opciones diferentes, de entre 130 y 225 caballos.

Es un vehículo prémium, y como tal una de sus principales virtudes es el confort de marcha. En este sentido, los técnicos de la marca han hecho un gran trabajo, con unas suspensiones muy bien estudiadas. Y es que, como parte de su avanzada tecnología, incorpora una suspensión activa capaz de detectar baches e irregularidades en la carretera para poder ajustar la suspensión de forma inmediata antes de llegar a ese bache para que los ocupantes no sufran.

placeholder Pincha para ver las mejores imágenes del DS7 Crossback.
Pincha para ver las mejores imágenes del DS7 Crossback.

Otro aspecto clave para el confort es el del sonido. La versión que hemos probado en esta ocasión era la que equipa el motor BlueHDi de 180 caballos. Un motor diésel que no es excesivamente ruidoso, pero que en el caso de este DS tiene tal nivel de insonorización que es difícil, por el sonido interior, saber si es un gasolina o uno de gasóleo.

Y por supuesto los detalles de acabado lujoso, con un estilo tan diferente a lo que ofrecen los fabricantes alemanes. Por ejemplo, el detalle del reloj analógico, una bonita pieza de la marca BRM Cronographes que cuando el coche está apagado queda escondido, pero que al poner en marcha el motor, el reloj gira 180 grados y queda visible. Y también la calidad de su terminación, de alcatara y piel, con los asientos ventilados y calefactados y con un amplio y generoso habitáculo.

El otro aspecto que yo destacaría de este modelo es su tecnología en cuanto a sistemas de seguridad y de ayudas a la conducción. A los habituales se suman elementos como el control de crucero activo, que llega a detener el vehículo y vuelve a arrancarlo por sí solo, el asistente de mantenimiento de carril o el freno de emergencia. El control de crucero activo lo he probado en combinación con el asistente de carril en un viaje largo y funciona con una gran precisión, lo que permite viajar bastante más relajado.

A ellos se suma un elemento casi único en este segmento, la visión nocturna. Gracias a una cámara de infrarrojos frontal, el conductor puede ver en la pantalla del cuadro de instrumentos, completamente digital y configurable, lo que graba esa cámara. Cuando hay alguna persona o animal detectado, este elemento se encuadra y destaca con unas rayas de color amarillo muy visibles.

Otro detalle importante es el DS Park Pilot, un sistema que aparca el coche completamente solo. Solo hay que indicarle que queremos aparcar, cuando detecta la plaza, hay que señalar que queremos aparcar allí, y el propio vehículo gestiona acelerador y volante, además del cambio, si se trata de un vehículo equipado con el cambio automático como nuestra unidad de pruebas. Y también la suspensión activa con el sistema que permite reducir al máximo las irregularidades del terreno, como explicaba antes.

placeholder El detalle de las levas en el volante del DS7 Crossback.
El detalle de las levas en el volante del DS7 Crossback.

Motor muy poco ruidoso

La versión que hemos probado, el BlueHDI 180 CV, incorpora un buen equipo motriz que combina un motor de gasóleo muy bueno, que en el interior prácticamente no hace ruido, asociado con un cambio automático de los clásicos con convertidor de par de ocho marchas. Funciona muy bien en el modo automático, pero gracias a las levas del volante permite un uso mucho más preciso, casi como un manual, pero sin tener que pisar el embrague. Las levas son quizás un poco pequeñas, pero van muy bien posicionadas, en la columna de la dirección.

Este motor de última generación es muy limpio porque emplea Adblue para eliminar los peligrosos óxidos nitrosos. Su consumo es también muy ajustado, con un valor homologado de 4,9 litros, una cifra muy buena para los 180 caballos que ofrece, su peso y sus prestaciones.

El DS7 Crossback supone una interesante renovación para el segmento todocamino prémium, que hasta ahora tenía la opción de las marcas alemanas, los modelos de estilo británico de Land Rover o de Range Rover y los de estilo japonés, con los Lexus, Infiniti o Subaru. Ahora también hay otra forma de entender el lujo, a la francesa, con detalles muy cuidados, con una terminación esmerada, pero sin renunciar a la máxima tecnología. Eso es la nueva marca DS.

Ficha técnica

  • Motor: cuatro cilindros en línea.
  • Potencia máxima: 180 CV a 3.750 rpm.
  • Par máximo: 400 Nm desde 2.000 rpm.
  • Cilindrada: 1.997 cc.
  • Combustible: gasóleo.
  • Velocidad máxima: 215 km/h.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,4 segundos.
  • Tracción: delantera.
  • Cambio: automático de ocho marchas.
  • Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 6,1/ 4,2/ 4,9 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,57 x 1,90 x 1,62.
  • Capacidad maletero: 555 litros.
  • Peso en vacío: 1.600 kg.
  • Precio: 40.600 euros.
PSA Peugeot-Citroen Todocamino
El redactor recomienda