HASTA 394 KILÓMETROS POR 12,67 EUROS

Seat Ibiza TGi, una opción insuperable por economía y ecología

Seat será la encargada de desarrollar para todas las marcas del grupo Volkswagen la tecnología del gas natural comprimido que permite reducir costes de uso y contaminación

Con la llegada al mercado del Seat Ibiza TGI la marca española inicia una verdadera ofensiva dentro del vehículo movido por gas natural comprimido (GNC). Esta importante tecnología por su bajo nivel de emisiones, que ya está presente en la gama de Seat desde hace años con los modelos Mii y León, llega ahora al Ibiza y antes de final de año estará también disponible en el nuevo Arona.

Este es solo el principio de la gran ofensiva del gas natural en Seat. Y es que la marca española, a través de su centro técnico de Martorell (Barcelona), será la encargada de desarrollar esta tecnología para todos los modelos del grupo Volkswagen, no solo de la marca Seat sino también de Audi, de la propia marca Volkswagen y su división de vehículos comerciales o de Škoda.

El Ibiza TGi es un coche híbrido que puede utilizar tanto gasolina como gas natural comprimido para funcionar. Y es una solución definitiva. El vehículo incorpora un depósito de gasolina y otros dos depósitos de gas natural para en conjunto poder ofrecer más de 1.100 km de autonomía. Lo bueno es que ni tenemos un punto de suministro de GNC siempre podremos utilizar el vehículo con gasolina y seguir adelante sin problema. Los depósitos de GNC se sitúan en la posición de la rueda de repuesto y prácticamente no quitan espacio en el maletero.

El gran interés que tiene este modelo es que utilizando gas natural como combustible y así es como funciona normalmente cuando se pone en marcha y siempre que tengamos lógicamente gas en nuestro depósito, el coste de utilización del vehículo se reduce radicalmente frente a la gasolina o al gasóleo.

Utilizando los valores homologados, y teniendo en cuenta que el coste total para rellenar el depósito de gas del Ibiza TGi es de 12,67 euros, con el coche en modo gas natural se pueden recorrer 394 kilómetros por ese dinero. Con un vehículo de gasolina de la misma potencia haremos 214 km con ese mismo importe de carburante, 271 km con un diesel de 90 caballos, mientras que con un vehículo híbrido de similares características podremos recorrer 305 km. Por último, con un coche de GLP, otra alternativa disponible en el mercado, se recorren 327 kilómetros.

Por si todo esto fuera poco, además y gracias al hecho de que el gas natural básicamente no es más que metano que es el compuesto más sencillo de la química orgánica, todas las emisiones se reducen drásticamente. En concreto, las de los peligrosos óxidos nitrosos se reducen en más de un 85% y quedan prácticamente en cero, mientras que las emisiones de partículas no quemadas, también muy peligrosas para el medio ambiente y la salud, son cero, lo mismo que las de compuestos sulfurosos.

Como consecuencia de esta reducción de emisiones, el Ibiza TGi se inscribe en el segmento Eco. Al llevar esta etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico, esto significa que puede acceder al interior de la ciudad en los protocolos de alta contaminación y tiene numerosas ventajas que dependen de la Comunidad Autónoma en la que estemos circulando. En Madrid, por ejemplo, tiene un 50% de reducción en el precio del aparcamiento en la zona SER, también hay reducciones en el impuesto IVTM y otra deducciones fiscales.

Es decir, que el empleo de gas natural que lleva años haciéndose en algunos países europeos como es el caso de Italia o Alemania, permite lo mejor en dos aspectos muy importantes como son el ahorro para el usuario en la utilización y también la reducción de las emisiones. La flota de vehículos movidos por GNC supera los 22 millones de vehículos en todo el mundo, siendo Italia y Alemania los más importantes a nivel europeo.

Manguera de GNC.
Manguera de GNC.

Hay otro aspecto muy importante que hay que destacar y es que las reservas de gas natural ya confirmadas garantizan el suministro en todo el mundo durante más de 60 años mientras que las estimadas llegan hasta los 200 años. Y por si todo esto fuera poco, además es posible producir gas metano a partir de las basuras, lo que se conoce como biometano. Si se utiliza este tipo de gas natural las emisiones de CO2 son prácticamente cero.

En principio, y siempre que tengamos suficiente gas en el depósito, el coche funciona con gas natural. El conductor no puede cambiar esta circunstancia. Y solo cuando se agota el gas, entonces empieza a funcionar con gasolina. Uno de los cambios entre una versión normal de gasolina y otra de gas es que este último lleva en cada uno de los relojes del cuadro de instrumentos el medidor de un depósito de combustible. En el de la izquierda llevamos el del gas y en el de la derecha el de gasolina.

En condiciones normales el coche funciona con gas y lleva en el reloj de cuentavueltas un testigo verde en el centro con el indicativo de GNC en verde para indicarnos que está funcionando en este modo. Durante la presentación de la nueva estrategia del gas natural pudimos hacer un largo recorrido por carretera con el Ibiza TGI. Su funcionamiento es idéntico al de su hermano con un motor de gasolina convencional, el 1.0 TSi. El coche funciona igual, sube de vueltas con la misma eficacia y tampoco requiere una forma de conducir especial. Pero permite un ahorro de hasta el 50% de combustible en su coste.

El motor de gasolina del Ibiza TGI es un 1.0 TSi de 3 cilindros pero diferente al que emplea el Ibiza normal de gasolina. Es la misma tecnología, pero en el caso del TGi su potencia es de 90 CV, mientras que en el caso del que solo usa gasolina es de 95 CV. Pero su funcionamiento es idéntico, sube de vueltas con la misma eficacia y, si cabe, es aún algo menos ruidoso en el caso del TGI.

Motor con pequeñas modificaciones.
Motor con pequeñas modificaciones.

Campaña en febrero y marzo

Para el lanzamiento de este modelo tan importante para la marca española, Seat ha puesto en marcha una ambiciosa campaña de lanzamiento que solo estará operativa durante los meses de febrero y marzo. Su precio de partida según la lista oficial de precios es de 17.410 euros en el acabado Reference Plus. Pero además de las campañas de financiación y otras acumulables, durante los meses de febrero y marzo se hace un descuento adicional de otros 2.000 euros, con lo que se iguala el precio de un coche de gasolina y uno de gas.

Con ello se iguala el precio del gasolina con el del TGI. De esta forma, el precio de partida para un Ibiza TGI Reference Plus es de 10.650 euros. Y también se ofrece una versión más completa, con el acabado FR Eco Plus y con el máximo equipamiento de seguridad, como el control de crucero activo, por 14.900 euros. Pero ojo, solo para enero y febrero.

La gama del nuevo modelo de gas incluye los cuatro acabados disponibles en la gama del Ibiza, desde el Reference de acceso hasta el Style, y también ofrece las terminaciones más equipadas, la versión FR con un enfoque más deportivo y el Excellence que apuesta más por el lujo. Estos son los precios oficiales recomendados para la gama Ibiza TGI:

  • Seat Ibiza 1.0 TGi Reference: 17.110 euros
  • Seat Ibiza 1.0 TGi Reference Plus: 17.410 euros
  • Seat Ibiza 1.0 TGi Style: 18.800 euros
  • Seat Ibiza 1.0 TGi Style Plus: 19.250 euros
  • Seat Ibiza 1.0 TGi FR Eco Plus: 20.730 euros
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios