PARTE DE LOS 16.350 EUROS CON EL MOTOR DE 80 CV

Seat amplía su gama Ibiza con las versiones diésel y de gas natural

Tres variantes de gasóleo con potencias de 80, 95 y 115 caballos además de una interesante versión de GNC que permite un ahorro de un 50% en consumo respecto a un gasolina

Foto: Tras el lanzamiento del Nuevo Ibiza en junio, ahora llegan las variantes diésel y de gas natural.
Tras el lanzamiento del Nuevo Ibiza en junio, ahora llegan las variantes diésel y de gas natural.

Con la llegada del 2018, Seat amplia la gama del Ibiza con las nuevas versiones diesel, con el mismo bloque motor de 1,6 litros de cilindrada pero disponible con tres niveles de potencia, 80, 95 y 115 caballos. Pese a que en el mercado español poco a poco las versiones diesel pierden peso frente a las de gasolina, estas nuevas versiones son importantes para la marca española.

Desde que se pusiera a la venta el pasado mes de junio y hasta finales del pasado mes de octubre, el nuevo Seat Ibiza ya había vendido más de 7.000 unidades. Esta es la quinta generación de un modelo que revolucionó el segmento de los compactos en el mercado español y del que de sus cuatro anteriores generaciones se han vendido 5,5 millones de coches. Además, el Seat Ibiza ha sido nombrado Mejor Coche del Año 2018 de 'ABC' por un grupo de periodistas especializados.

Este nuevo modelo, que se fabrica en Martorell, incorpora cambios sustanciales con respecto al anterior gracias a su nueva plataforma, la MQB A0 del Grupo Volkswagen. Esta es una base mecánica que permite que este modelo pueda acceder a las tecnologías de vanguardia, sobre todo en lo que a ayudas a la conducciòn se refiere, con sistemas como el control de crucero activo o el frenado de emergencia.

Hemos tenido la oportunidad de conducir estas variantes diésel en su presentación en la isla de Ibiza, que da nombre al modelo. Se trata de una gama que destaca por ser muy silenciosa, gracias a un buen aislamiento del habitáculo y a que los motores son poco ruidosos. Como las versiones de gasolina, también los nuevos motores diésel disponen de sistema start&stop y cumplen con la normativa de emisiones Euro 6.

Los Ibiza diésel emplean AdBlue.
Los Ibiza diésel emplean AdBlue.

Mayor eficiencia

Esta nueva gama incorpora el sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) de segunda generación, para conseguir una mayor eficiencia, reduciendo y transformando las partículas de los peligrosos óxidos nitrosos (NOx) en sustancias inocuas para el medio ambiente. Para ello, el Ibiza incorpora un depósito de AdBlue, ubicado en la parte posterior del vehículo, con boca de llenado junto a la del combustible. Se trata de una solución de urea que se inyecta en la parte final del escape para reducir drásticamente las emisiones de óxidos nitrosos.

Y al mismo tiempo que llegan las variantes diesel, Seat también lanza al mercado una interesante versión de gas natural comprimido del Ibiza. Se trata del 1.0 TGi, un propulsor de 3 cilindros de tecnología híbrida que emplea gasolina o Gas Natural Comprimido (GNC). El coche funciona con GNC en condiciones normales y solo cuando se agota dicho combustible se pasa a utilizar la gasolina sin que su conductor tenga que hacer absolutamente nada.

Lo mejor es que con este sistema híbrido el coche se califica 'Eco', por lo que puede entrar en el centro de las ciudades cuando se activan los protocolos anticontaminación. Y lo más importante, el ahorro en su coste de utilización es de un 50% respecto a un coche de gasolina similar o de un 30% se si compara con un vehículo diesel de la misma potencia.

Los motores diésel del nuevo Ibiza comparten cilindrada, 1.598 cc, son de cuatro cilindros con 16 válvulas y van turboalimentados. Desarrollan 80, 95 y 115 CV. En nuestra prueba por las carreteras de Ibiza pudimos comprobar que los nuevos Ibiza diésel ofrecen una buena respuesta desde bajas revoluciones, tanto en la variante de 95 como en la de 115 caballos que fueron las que probamos allí. Lo mejor es que se mueven con suavidad y con pocas vibraciones para tratarse de un diesel.

Interior muy depurado.
Interior muy depurado.

Los propulsores

La variante de acceso a esta gama diésel es la del 1.6 TDI con 80 CV que va asistida con caja de cambios de 5 velocidades. El Ibiza con este propulsor ha homologado un consumo medio de 3,8 litros/100 km, con 99 gramos de CO2 por km.

El siguiente propulsor diésel disponible es el 1.6 TDI de 95 CV y puede ir asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades o una automática de doble embrague DSG de siete relaciones. Esta última no llegará hasta principios de 2018. En la variante con cambio manual el consumo medio homologado es similar al de la versión de 80 CV, 3,8 litros.

El alto de gama en la oferta diésel dispone de la misma cilindrada con 115 CV y va asociado a una caja manual de 6 velocidades. Los consumos y emisiones homologados son de 3,9 l/100 km y 102 g/km de CO2, respectivamente. Esta versión no ofrece ni como opción el cambio DSG.

Estas nuevas incorporaciones en lo que a propulsores se refiere completan la gama de gasolina, ya en el mercado desde el lanzamiento del nuevo Ibiza. Entre estos últimos se puede elegir tres alternativas con un motor de tres cilindros, el 1.0 MPI de 75 CV y dos con turbocompresor de la familia TSI con potencias de 95 y 115 CV, en ambos casos también con un litro de cilindrada. Por su parte, la versión más deportiva del nuevo Ibiza por el momento equipa un propulsor 1.5 Evo TSI de cuatro cilindros con 150 CV de potencia.

El nuevo Ibiza solo está disponible con carrocería de 5 puertas y ofrece buena habitabilidad ya que es más ancho que el anterior y dispone de una distancia entre ejes también mayor. Para conseguir esta mejora en la habitabilidad también se ha reducido la altura de los asientos posteriores, con lo que se genera más espacio para las cabezas. Por su parte, el maletero también ha crecido hasta 355 litros y se ha rebajado el plano de carga para un acceso más cómodo.

El maletero crece hasta los 355 litros.
El maletero crece hasta los 355 litros.

Los precios

La quinta generación del Seat Ibiza ofrece un modelo completamente nuevo con tecnología moderna y ayudas a la conducción de última generación. Cuenta con cuatro niveles de acabado: Reference, Style, FR y Xcellence. Con el FR se puede acceder a un coche con detalles deportivos como la suspensión adaptativa con dos modos de conducción, mientras que con la terminación Xcellence se ofrece un mayor refinamiento.

En cuanto a las ayudas a la conducción, se ofrecen tecnologías como: control de velocidad de crucero adaptativo con radar de proximidad (ACC), sistemas de ayuda de aparcamiento con sensores acústicos, visualización en pantalla, asistente de marcha atrás con cámara trasera de gran definición y líneas orientativas para dirigir el vehículo. Además, también se puede incluir el selector de los modos de conducción Seat Drive Profile, suspensión adaptativa con dos posiciones de firmeza: Normal y Sport, techo panorámico retráctil, cargador del teléfono inalámbrico con amplificador de señal, sistema de sonido BeatsAudio...

Los precios de la gama diésel arrancan en los 16.530 euros. En total, con esta motorización hay 10 versiones para elegir.

- 1.6 TDI CR 80 CV Reference: 16.530 euros.
- 1.6 TDI CR 80 CV Reference Plus: 17.430 euros.
- 1.6 TDI CR 95 CV Reference: 16.990 euros.
- 1.6 TDI CR 95 CV Reference Plus: 17.890 euros.
- 1.6 TDI CR 95 CV Style: 19.230 euros.
- 1.6 TDI CR 115 CV Style: 19.840 euros.
- 1.6 TDI CR 95 CV Xcellence: 20.710 euros.
- 1.6 TDI CR 115 CV Xcellence: 21.320 euros.
- 1.6 TDI CR 95 CV FR: 20.710 euros.
- 1.6 TDI CR 115 CV FR: 21.320 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios