así lo asegura javier varela, uno de sus directivos

Volvo tiene un objetivo: alcanzar una producción de 800.000 unidades en 2020

El ingeniero industrial español Javier Varela es el máximo responsable de producción, logística y política industrial de Volvo Cars a nivel mundial

Foto: A las dos plantas europeas y las tres chinas de Volvo se unirá pronto una en Estados Unidos.
A las dos plantas europeas y las tres chinas de Volvo se unirá pronto una en Estados Unidos.

Volvo va a duplicar sus ventas en solo cinco años, pasando de 400.000 unidades vendidas en el entorno de 2015 a alcanzar los 800.000 vehículos en el 2020. Una evolución que ha sido posible gracias al lanzamiento de una gama completamente nueva de vehículos, que comenzó con el XC90 en 2015 y que ahora vive su tercera etapa con el XC40 recién lanzado al mercado y que ahora comienza su producción.

Los cambios que han permitido esta verdadera revolución en la marca sueca comenzaron mucho antes del lanzamiento del XC90, cuando en el año 2010 la compañía china Geely compró la marca sueca a Ford. Desde entonces la nueva propietaria ha invertido 11.000 millones de dólares en la puesta en marcha de una nueva gama de productos, basada en plataformas modulares.

En concreto la plataforma SPA para los modelos grandes, como el XC90 y sus variantes berlina y familiar, y también el XC60 y las versiones berlina y familiar que llegarán algo más adelante. Por su parte el nuevo XC40, cuyas ventas comenzarán el próximo mes de febrero en España, estrena la nueva plataforma CMA, la compacta.

Javier Varela, responsable de producción y logística de Volvo Cars.
Javier Varela, responsable de producción y logística de Volvo Cars.

La filosofía de Geely, desde la compra de Volvo, ha sido la de mantener la independencia absoluta de la marca y de sus gestores, invertir en el desarrollo de una gama completamente nueva de vehículos y en la puesta en marcha de nuevas factorías que permitan duplicar su producción en solo unos años. La producción es un tema clave para el futuro de la marca sueca y el máximo responsable de producción y de logística de la marca a nivel mundial es un directivo español, Javier Varela.

Cuando se habla de los grandes ejecutivos españoles dentro de la industria del automóvil, los nombres que más se recuerdan son los de Francisco Javier García Sanz, máximo responsable mundial de compras del grupo Volkswagen y vicepresidente del consorcio; o el de José Vicente de los Mozos, responsable de producción del grupo Renault. Pero Javier Varela, es otro de los directivos más importantes de la industria de la automoción a nivel mundial.

Varela, es ingeniero industrial por la Universidad de Vigo y en la actualidad es el vicepresidente mundial de producción y logística de Volvo Cars. Toda su carrera profesional se había desarrollado en el grupo PSA, donde comenzó trabajando en el departamento de producción de la planta de Vigo en el año 1990. Desde entonces ha ocupado diferentes puestos en el grupo, todos ellos relacionados con la producción, hasta convertirse en director industrial de la planta de Sochaux (Francia) y más tarde en vicepresidente ejecutivo de la alianza Toyota-PSA para la producción de vehículos comerciales.

En su cargo actual en Volvo Cars, como responsable de producción, logística y política industrial, tiene bajo su mando a más de 25.000 personas encargadas de los procesos de producción, de los 34.000 con los que cuenta la plantilla global de Volvo. El objetivo que se ha impuesto la compañía es vender 800.000 unidades anuales en el año 2020. Y para ello cuentan con un completo plan industrial.

Varela aseguró en un encuentro con la prensa española que la marca sueca tiene como reto aumentar su producción global en las tres áreas geográficas en las que opera (Europa, Estados Unidos y Asia-Pacífico), subrayando que la compañía está preparada para alcanzar un volumen de fabricación de 800.000 unidades por año, aunque podría llegar a un millón de unidades anuales en caso de que la demanda lo hiciera necesario.

Comienza la producción del XC40.
Comienza la producción del XC40.

Y para ello cuenta con centros de producción en estas tres áreas. En Europa cuenta en estos momentos con la factoría de Gotemburgo (Suecia) en la que fabrica modelos con la plataforma SPA, los XC90 y V90 además del recién lanzado XC60. También dispone de la planta de Gante (Bélgica), especializada en la producción de vehículos con plataforma CMA. De momento ha comenzado la fabricación del nuevo XC40 y más adelante también se construirá allí el V40. Y completa sus instalaciones en Europa la planta de motores de Skorde y la de estampación de Olfstrom.

En cuanto a las instalaciones asiáticas, dispone de tres plantas de producción que están terminando de ponerse en marcha en estos momentos. En Daqing se fabrica el S90 tanto en la versión con carrocería más larga exclusiva para el mercado chino como la versión que se vende en Europa, además de la variante Excellence tope de gama. En Chengdu se va a fabricar para el mercado chino el nuevo XC60. Y también hay otra factoría, la de Luqiao, que además de hacer modelos de Volvo, y al ser compartida con Geely, también fabrica los modelos de la marca Link & go. También cuenta con una planta de motores en territorio chino.

Por lo que respecta a Estados Unidos, la planta se encuentra en Charlestone. De momento está en fase de terminación y está previsto que en la semana 35 del año 2018 comience la producción del modelo S60 con plataforma SPA para el mercado americano. Y unos años más adelante, en 2021, con la llegada del nuevo XC90, este todocamino grande también se fabricará en la planta norteamericana para atender al mercado local.

A todo esto hay que añadir una planta que la marca está poniendo en marcha en la localidad china de Chengdou para fabricar en ella los modelos de la marca Polestar, la que englobará a los vehículos eléctricos de Volvo.

Polestar 1, el primer modelo de la marca eléctrica.
Polestar 1, el primer modelo de la marca eléctrica.

Varela ha indicado que Volvo es el fabricante más comprometido con la electrificación de los vehículos (toda su gama tendrá una versión electrificada a partir de 2019). El directivo ha explicado que Volvo Cars trabaja con suministradores externos de baterías en cada región en la que opera. En este sentido Varela ha destacado que no solo se nutre de suministradores chinos debido a las dificultades que plantearía el transporte de éstas hasta las diferentes fábricas de la compañía. No obstante, Volvo sí ensambla de manera interna las baterías en sus vehículos electrificados.

En su encuentro con la prensa española, Varela destacó que España es el duodécimo mercado para la corporación automovilística escandinava en lo que se refiere a volumen comercial, aunque asciende hasta el Top 5 en términos de rentabilidad. El directivo vigués también señaló que Volvo tiene en estos momentos una capacidad de financiación muy fuerte. "La compañía es autosuficiente a nivel financiero”, aseguró Varela.

Sin duda Varela es uno de los protagonistas de la nueva Volvo, de que se cumplan los ambiciosos proyectos que llevarán a la marca sueca a fabricar 800.000 unidades anuales a partir del año 2020. Este plan se basa en una gama completamente nueva basada en tres modelos, la familia 90 con sus modelos XC, S y V, la familia 60 con los XC60 y V60 y la del modelo compacto, el XC40 y sus versiones de carrocería compacta y familiar.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios