PROBAMOS LOS SISTEMAS SEMIAUTONOMOS

Mercedes Clase E, muy cerca de la conducción autónoma

Gracias al Distronic Plus, al Intelligent Drive y a las cámaras y sensores exteriores permite cambiar de carril en autopista con solo accionar el intermitente y de forma segura

Foto: El Mercedes Clase E frena solo de manera automática al detectar un obstáculo.
El Mercedes Clase E frena solo de manera automática al detectar un obstáculo.

Con el Clase E, Mercedes quiere demostrar que está muy cerca de la conducción autónoma. Para ello se estrenan en este modelo una importante gama de innovaciones que se han lanzado hace ya unos meses. Sistemas como la frenada de emergencia, el asistente de cambio de carril o el aparcamiento gestionado mediante un teléfono móvil desde el exterior son algunas de las funciones más espectaculares.

Por ello, para demostrar la funcionalidad de todos estos sistemas, la marca alemana está mostrando el funcionamiento de cada una de estas tecnologías ante periodistas de todo el mundo. Así, nosotros también pudimos ver de primera mano cómo actúan dichas ayudas a la conducción en una sesión específica celebrada en el Circuito del Jarama y también por las carreteras del norte de la Comunidad de Madrid.

Todos estos nuevos sistemas de asistencia se basan en nuevos sensores de radar instalados en la parrilla del radiador y bajo el paragolpes trasero, además de en una cámara estereoscópica multiuso, la clave del sistema. Esta cámara, hasta 130 km/h, no necesita seguir las líneas de la calzada y puede intervenir incluso cuando no hay marcas viales en la carretera.

Aparcar con el móvil
Aparcar con el móvil

El nuevo Drive Pilot

El Clase E equipa de serie un servofreno de emergencia activo. Este dispositivo mide la distancia y velocidad de los coches que circulan delante. Cuando detecta un peligro de colisión, la presencia de un peatón o vehículos detenidos delante, el sistema avisa al conductor y, si es necesario, llega a frenar el vehículo por sí solo.

En nuestras pruebas en el trazado madrileño, el test se hizo con un falso peatón que simulaba cruzar una calle mirando el móvil. La idea era que nosotros, al volante del Clase E, no realizásemos ninguna acción y dejáramos al vehículo actuar. En todas las pruebas realizadas, más de 10, el modelo que conducíamos frenó automáticamente siempre antes de atropellar al supuesto peatón de prueba, sin ni siquiera llegar a tocarle. Asimismo probamos su eficacia cuando un vehículo se cruza en perpendicular. El Clase E se detuvo por sí solo en todas las pruebas que efectuamos.

Sin embargo, una de las grandes innovaciones del nuevo Clase E es el nuevo Drive Pilot. Una tecnología opcional en esta gama que engloba el nuevo paquete de asistencia a la conducción Intelligent Drive next Level, que incluye la conducción semiautomatizada en autopista. Este sistema, que también utiliza la cámara estereoscópica y los nuevos sensores de radar, pudimos probarlo por la autovía A1 y en la M104, una carretera virada que une San Agustín de Guadalix y Colmenar Viejo, al norte de la comunidad madrileña.

Detector de peatones
Detector de peatones

Asistencia de maniobra evasiva

Cuando se circula con el asistente activo para cambio de carril solo hay que accionar el intermitente para que el coche haga la maniobra de cambio de carril. Si el vehículo percibe que es segura la maniobra, cambiará de carril por sí solo y volverá a su carril una vez terminada la maniobra. Si el Clase E ‘cree’ que no hay seguridad para hacer el adelantamiento, no ejecuta la acción. Y espera a que llegue el momento apropiado para realizarla de manera segura. Incluso si intentamos hacer la maniobra cuando hay una raya continua a la izquierda, el vehículo no hará la maniobra.

Todos estos sistemas que posibilitan una conducción semiautónoma, requieren que el conductor sujete el volante con las manos. Entre otras cosas porque aún no hay un marco jurídico para la conducción autónoma. Y si un agente de Tráfico o las nuevas cámaras detección del uso del cinturón comprueban que vamos con las manos separadas del volante, nos multarán.

Otra de las novedades del nuevo Clase E es la asistencia de maniobra evasiva. Una función que asiste al conductor en situaciones de peligro, por ejemplo al esquivar a un peatón. Cuando el conductor inicia la maniobra, el sistema le asiste aplicando precisión al volante para esquivar al peatón de forma controlada y con el menor peligro posible para todos.

También gracias al piloto automático de distancia, el Distronic Plus, el vehículo mantendrá la distancia correcta respecto al coche que va por delante. Frena y acelera por sí solo según las condiciones del tráfico. La función parcial de piloto automático de dirección mantiene el coche dentro del carril sin que el conductor tenga que pisar el acelerador o frenar, moviendo incluso el volante en las curvas.

Aparcamiento automatizado
Aparcamiento automatizado

Asistente para viento lateral

El Drive Pilot puede incluso reconocer las señales de limitación de velocidad y regularla automáticamente mediante el Distronic. Esta innovación puede ser muy recomendable para circular en grandes autopistas con una señalización muy precisa como son las vías alemanas, pero no tanto en carreteras como las españolas donde las señales no están colocadas con exactitud y una señal mal puesta, o una señal de obras abandonada puede poner nuestra vida en peligro.

Entre estas innovaciones del nuevo Clase E es muy destacable el piloto automático para aparcar a distancia. Se puede activar desde dentro o desde fuera del vehículo. El Clase E, gracias a una aplicación que debe estar instalada en el Smartphone del conductor, se puede aparcar sin que haya nadie dentro. También pudimos probar en nuestra jornada de pruebas este sistema y es ‘mágico’ observar cómo con solo una orden en el móvil, el coche se desliza suavemente para aparcar en batería o en paralelo. Una tecnología muy útil cuando el hueco es estrecho, por ejemplo.

Otro sistema que es de serie y que es bastante útil es el asistente para viento lateral, que actúa sobre el ESP para evitar la influencia negativa de las rachas de viento laterales. También el de alerta por cansancio, que advierte al conductor cuándo debe parar a descansar por la menor atención en la conducción.

La gama completa del nuevo Clase E lleva pocos meses en el mercado. Ofrece una amplia gama de versiones formada nada menos que cinco carrocerías, la berlina, el Estate, el AllTerrain, el Coupé y el Cabrio, además de un sinfín de motorizaciones que conforman una gama muy completa, moderna y muy bien estructurada.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios